¿Por qué disfrutar la vida es un problema para muchos?

¿Por qué disfrutar la vida es un problema para muchos?

 

Vivir en plenitud y abundancia es un arte que se debe de querer aprender

 

Por Becky Krinsky – Life Coach

 

Cuando la vida pone a prueba a las personas y los eventos sacuden a la gente, entonces se aprende la lección que en muchos casos ya es demasiado tarde: “Debí de haber hablado, ¿cómo no perdone?, ¿por qué no le dije la verdad?, ¿para qué discutí tanto?, ¿qué gané con tanto orgullo?”

¿Cómo decirle a la persona que se murió todo aquello que en vida no se pudo?  ¿Quién puede hablar cuando ya no hay quién escuche? ¿Dónde quedan las palabras, el cariño y las intenciones que no se pueden expresar? ¿Cómo y a quién se le puede dar explicaciones cuando no se les quiere escuchar?

Solo cuando suceden tragedias o situaciones límites, la vida nos ubica y recuerda que nada es eterno porque vivir es un regalo frágil, delicado y complejo.

Sabemos que la vida pasa demasiado rápido, en un instante todo lo que fue puede dejar de ser o cambiar el rumbo y se transforma en algo que nunca se esperaba.

Los grandes planes pueden desaparecer o cambiar sin previo aviso. Ya sea por una muerte, una enfermedad que no se puede tratar, una guerra o alguna complicación que no se puede controlar.

Obvio que nadie promete una vida rosa sin problemas y sin confrontaciones, por lo que hay que aprender a vivir en el presente y aprovechar lo que nos llega en cada momento.

Retos y bendiciones

Vivimos en un mundo incierto, lleno de intrigas, inseguridades etc., pero al mismo tiempo también es un lugar que ofrece múltiples posibilidades, retos y grandes bendiciones.

Nadie sabe cuándo será la última conversación que se tendrá con un ser querido o con algún conocido. Tampoco se puede asegurar que la oportunidad que hoy no se quiso o no se pudo aprovechar seguirá firme otro día.

Aun así, la mayoría de las personas desaprovecha su vida peleando y discutiendo con su gente,  reprochado de un pasado que no regresa o lamentándose por situaciones que no se pueden controlar.

Cuánto tiempo perdido y que desgaste tan grande son las discusiones intransigentes, que pena vivir con tantos sufrimientos que se pueden resolver, que tristeza el dolor que causa la vida de las personas que la malgastan, las oportunidades desperdiciadas ante el orgullo, la vanidad, el miedo, la culpa y la vergüenza los momentos se pasan y nunca regresan.

Cuando las situaciones golpean nos ubican y nos recuerdan que nada es eterno. Una lágrima derramada, una tristeza injustificada, acorta la vida, quita energía y crea una sensación de vacío y desolación.

Hay que disfrutar la vida que es un regalo. Hay que estar consciente que solo se vive una vez.

La receta

Disfruta la vida
Ingredientes
  • Conciencia- reconocer el momento vivir en el presente, saber aprovechar
  • Fortaleza- valor para hablar, actuar y ser. Validar los sentimientos
  • Espontaneidad- frescura de actuar sin restricciones o complejos
  • Gratitud- reconocer y agradecer lo que hay y lo que no se dio
  • Ganas de vivir- disfrutar y tener el compromiso propio de vivir en plenitud

 

Afirmación personal para disfrutar la vida

  • Tengo una sola vida y la voy a aprovechar.
  • Disfruto los momentos que tengo.
  • Aprovecho las oportunidades que me llegan.
  • Aprendo a vivir en el presente y reconozco que lo que no dije hoy, quizá mañana sea demasiado tarde.
  • Tengo el valor para vivir y lo hago con plena conciencia y determinación.
  • Sé que la vida se va y lo que dejó de hace es una pérdida personal. Vivir en armonía, paz y felicidad es mi elección.

Cómo se disfrutar la vida

  1. La vida es frágil y no hay garantías, en un segundo todo puede cambiar. Las cosas pueden ir de lo mejor a lo peor o viceversa en tan solo un abrir y cerrar de ojos. Posponer lo que se quiere hacer o decir, esperar el momento ideal, es perder la oportunidad de vivir.
  2. Se debe de vivir en el presente como el único momento real que se tiene. Vivir en el hoy, el aquí es una manera de aprovechar la vida. Desperdiciar o sufrir por lo no se puede cambiar o por lo que no se sabe si va a suceder.
  3. Actuar y hablar con sinceridad y prontitud, libera y fortalece los lazos emocionales. No hay mejor momento para hablar que cuando suceden las cosas. Tener el valor de ser vulnerable y exponer los sentimientos fomenta una mejor calidad de vida y relaciones más sostenibles.

 

*La autora es egresada de la Universidad Anáhuac de México con la licenciatura de Ciencias de la Educación, es diplomada en Desarrollo Humano, maestra universitaria y organizadora de simposios. Fundadora en conjunto de Receta para la Vida. *Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente. Copyright © 2005-2014. Recetas para la vida©.  Todos los Derechos Reservados

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta