Planea una cena romántica para el 14 de febrero

SABÍAS QUE….

 

POR DIOSA DOMÉSTICA

¿Cómo se planea una cena romántica? Lo más importante es que se salga de lo habitual y rutinario…
Sería maravilloso que alguien cuidara a los hijos, pero de no ser esto posible, espera a que se duerman.
Planea algo distinto de lo que comes a diario, y si sus horarios son complicados, puede ser desayuno, comida o un café…
Alimento que se come con las manos o botanas, funcionan maravillosamente.
Otra cosa muy importante es la escenografía: ¡planea!
Elige ese lugar mágico donde compartirán los alimentos. Puede ser tu jardín o un patio con una chimenea, o tal vez un balcón; una tina caliente llena de burbujas o un parque, o tal vez la playa.
Utiliza la mesa donde cenas a diario como última opción, y si lo haces, utiliza otros manteles, velas, flores, música y algún postre que además de saber delicioso, se vea bonito. Esto puede ser cualquier día del año por supuesto, no sólo el 14 de febrero.
No guardes platos, copas y manteles para una ocasión especial porque: Vivir es una ocasión especial.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta