Paloma Aguirre, regidora de Imperial Beach, en la lucha por una playa limpia

Paloma Aguirre, regidora de Imperial Beach, en la lucha por una playa limpia

 

POR OLIVIA MALDONADO

 

Hoy les contaré la historia de Paloma Aguirre, la primer latina en llegar a ocupa un escaño en el cabildo de Imperial Beach, en San diego CA.

 

De raíces mexicanas

Paloma, de origen mexicano, nació en San Francisco CA. Su familia conformada por dos hermanos y sus papás, trabajaban en una cadena de restaurantes de un familiar en esa ciudad, pero cuando ella tenia 8 años, se mudaron a Tepic, Nayarit, MX, donde continuó sus estudios. Posteriormente en su adolescencia, se mudaron a Puerto Vallarta de donde era su mamá y su abuelita; ahí estudio la preparatoria y la carrera de psicología en el centro universitario de la costa, aunque siempre tuvo la inquietud de regresar a EU para ir a la Universidad.

 

Su pasión por el surf, clave en su vida

Durante su estancia en Puerto Vallarta, practicaba surfeo con un grupo de amigos. Fue de las primeras mujeres que surfeaban, y siempre batallaba para que sus papás la dejaran hacerlo. No era fácil convencerlos de que ésta era una pasión en su vida; nunca pensó lo que en el futuro le depararía: estar defendiendo una playa limpia.

Paloma competía ya en circuito nacional de surfeo, y sus amigos la animaron a regresar a EU, ya que habría una competencia de surfeo en San Diego, CA.

Fue así que en el 2001, unos meses después de los atentados del 9/11, que empezó para ella una nueva vida. Compró su boleto sólo de ida, y llegó a la vibrante Tijuana, y de ahí se traslado a San Diego conocida como “la mejor ciudad” (the finest city), donde le esperaba un mundo lleno de oportunidades.

 

Su deleite: Imperial Beach

En 2005, Paloma se graduó de psicología de la Universidad de SD, época en la que ya disfrutaba de vivir en imperial Beach: “donde se rompen las olas y se vive un clima espectacular”. En esa playa, sin esperárselo, empezaría su carrera política.

Un día después de surfear, al caminar por la playa, vio a un señor poniendo un letrero que decía ¡agua limpia ya! Ahí fue la primera vez que escuchó del gran problema de la contaminación proveniente del río Tijuana. Recordó haberse percatado que el agua, se veía negra.

“Yo había estado involucrada en limpieza de ríos en voluntariado en Vallarta, pero esto era algo grande”, nos platica. Nunca imaginó que desde ese momento, empezaría a alzar la voz a favor de playas limpias.

Así se involucró como voluntaria en Costa Salvaje, y fue escalando en posiciones: de coordinadora a gerente durante 6 años continuos, en pro de la restauración del río, y luchando por soluciones. Asistía a reuniones de la CESPT en Tijuana, y muchas veces le pedían que se retirara. ¡No la dejaban expresarse!, y ella salía con más ganas de gritar, pero con un grito de argumentos, con respeto y con sabiduría, todo por tener logros a cuenta gotas.

Sin respaldo de las autoridades locales de San Diego, todo cambió cuando fue electo como alcalde un activista: el Hon, Serge Dedina, quien dirigía Costa Salvaje, y ahí fue que tuvieron la apertura de hablar del tema de la conservación de las playas involucrando a autoridades de otras ciudades y del condado de San Diego.

 

El sueño de involucrarse en la política

Ella tenia el sueño de participar en la vida política. Estudió una maestría en conservación, trabajó en el senado en Washington, DC, participó en comités ambientales, aprobándose varias iniciativas que impulsaba, que tenían que ver con basura marina y conservación de tiburones; siempre tenia en mente participar en una posición política, pero lo postergaba. “Las mujeres siempre tratamos de prepararnos demasiado, nos esforzamos para hacer el trabajo bien”, y “siento que muchas veces subestimamos nuestro potencial”.

Cuando Trump ganó las elecciones, dijo: “ya no había tiempo que esperar”, ya que justo coincidió con el derrame mas grande que ha habido en la cuenca del río Tijuana  en el 2017, el famoso derrame de más de 300 millones de galones de aguas negras que impactaron toda la costa y por el que hubo muchos tiburones que fallecieron en la boca del río, así que tomó la decisión de regresar a San Diego a trabajar por su ciudad Imperial Beach. Así se convirtió en el primer latino en ser electo al cabildo. Rompió esa barrera, y resultó con la mayoría de votos, quedando en primer lugar, “terminas siendo un ejemplo para otras personas, el camino no ha sido fácil”.

 

¿Cual ha sido el mayor reto?

— Ahorita con la crisis de COVID, ha habido dos cosas que a veces no me dejan dormir:

1) Que las personas ya no pueden pagar sus rentas porque perdieron sus trabajos, y el 70% de los residentes de Imperial Beach rentan casas, además están en 3er lugar en casos positivos, y el impacto mayor de casos con COVID han sido entre los hispanos ya que son la fuerza laboral del condado de San Diego.

 

2) La otra problemática es que se dé una reforma policial:  en Imperial Beach han estado en un proceso de auditoría en el departamento de policía, hay mucho racismo y muchas personas han tenido experiencias muy traumáticas. Estamos hablando de las minorías, gente que está a favor de los alguaciles pero hay personas que han reportado situaciones de abuso de poder, intimidación, sobre todo con personas indocumentadas, o afroamericanos.

Ella y otro regidor de la ciudad, encabezan un comité de auditoria.

 

¿Ya se arregló la problemática del río Tijuana?

No, no se arregló. Sigue la contaminación, sobre todo en tiempos de lluvia. Son 18 millones de galones por día, y en tiempos de lluvia se derrama hasta 1 billón de galones por día, esa es la verdad.

 

—¿Qué pasó con los 300 millones de dólares destinados para arreglar la problemática de río Tijuana?

Aun se encuentra en proceso; la EPA es la encargada de administrar estos fondos federales de EU, se pretende iniciar con la construcción de una nueva planta de tratamiento del lado de Estados Unidos con el fin de contar con mayor poder de ejecución y control; recordemos que estos fondos se aseguraron a través de T-Mec, se espera que inicien pronto con este proyecto.

 

Se puede visitar Imperial Beach?

Actualmente se acaba de emitir una apertura de restaurantes, salones de belleza; en restaurantes se permite el servicio al aire libre solamente, se tiene acceso a la playa con cubrebocas y manteniendo distancia; pueden sentarse asolearse pero con distancia con otros grupos, no es permitido juegos en la playa como voleiball, futbol etc

 

Pueden visitar el sitio web https://www.imperialbeachca.gov/

 

Por ultimo, cuales mujeres de la región admiras?

-Denice Ducheny ex senadora de Estados Unidos representante de San Diego,

-La Alcalsa de National City, Alejandra Sotelo-Solis, genuina, orgullosa de su identidad,

-Y Mónica Montgomery, regidora de la Ciudad de San Diego, quien representa un distrito de bajo ingreso de clase trabajadora, su motivación es beneficiar a su comunidad.

 

!!!Nuestra playa binacional Tijuana e Imperial beach, es para quererla y luchar por cero desechos de aguas negras!!!

 

*La autora es Consultora Binacional México- Estados Unidos

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta