Nuestra princesa Myriam Sofía ayudando a niños con cáncer

Nuestra princesa Myriam Sofía
ayudando a niños con cáncer

 

POR ANA PATRICIA VALAY

 

No es fácil ponerse en los zapatos de quienes han perdido un hijo o una hija, a consecuencia del cáncer. Se rompe de manera dolorosa e incomprensible, con una ley no escrita de la vida misma. Primero nos vamos nosotros, ¡después ellos! Un padre o una madre, ¡no deberían sepultar a sus hijos! pero la vida a veces nos sorprende con lo inimaginable, y nos arrebata aquello que más amamos… y es ahí cuando en medio de la pérdida y del vacío que queda, transformar aquello doloroso en ayuda y apoyo a quienes más lo necesitan, es verdaderamente loable.

Hoy les quiero platicar de Nuestra princesa Myriam Sofía, un grupo de ayuda que crearon Myriam Barcena y Óscar Foglio en memoria de su pequeñita Myriam Sofía, quien trascendió hace cinco años a consecuencia del cáncer que padecía, y cuyo único propósito es el de ayudar a otros pequeñitos que pasan por lo mismo.

 

Aferrándose a la vida

Durante sus primeros cinco años de vida, Miryam Sofía, la primogénita del matrimonio Foglio Bárcena, fue una niña plena, feliz, y sobre todo completamente sana, hasta que el escenario cambió por una noticia inesperada, de esas que uno quisiera jamás recibir, que vino a cimbrar la estabilidad, pero sobre todo el corazón de sus padres.

“Tardaron mucho en diagnosticarle su cáncer por ser un tipo de tumor sumamente raro y agresivo. Empezamos su tratamiento y cirugías en Children’s Hospital, donde nos internamos gran parte del siguiente año y medio”, nos platica Myriam Bárcena, su mamá. “Vivimos en carne propia lo que batallan estos niños, no sólo con la enfermedad, sino también con los tratamientos que son horribles, y el desgaste familiar, emocional y económico que conlleva todo esto”.

Y en medio de lo que ellos estaban viviendo, no podían abstenerse del dolor ajeno. “El saber que había más niñ@s sufriendo esta enfermedad, cuyas familias no contaban con seguro médico, ni con transporte para llevarlos a consultas, o de un lugar donde hospedarse durante su tratamiento, entre muchas otras cosas, ello nos tocaba el corazón enormemente, y estamos convencidos de que todo niño tiene derecho a la vida y a una oportunidad de tratamiento, independientemente de su estado económico”, añade.

Fueron momentos muy difíciles para los tres, y específicamente para Myriam Sofía, quien le decía a su mamá: “A mí me duele, pero me dejo porque sé que es por mi bien”.

Finalmente, Dios se llevó a esta pequeñita ante su presencia a la edad de seis años, donde ya no iba a tener más dolor, sin embargo, en medio de su pérdida, sus padres encontraron cómo honrar su memoria, haciendo un bien para otros.

“Me preguntas de dónde sacamos la fuerza para superar esto”, me dice Myriam, “y la respuesta sencilla es que no lo hemos y no lo vamos a superar. Nos quebró, nos dejó destrozados, pero con el apoyo de nuestra familia y amigos, y buscando lo mejor para nuestra hija menor, es como hemos seguido adelante, no por fuertes, más bien porque no tenemos de otra, más que seguir adelante”, concluye.

 

Nace formalmente el compromiso de ayudar

 “Nos enteramos de los más de 70 niños que están en tratamiento de cáncer en el Hospital General de Tijuana, y nos unimos al Patronato del HGT para apoyar. Ellos nos platicaron de todas las carencias que tenían, y de cómo había ocasiones en que niños no podían recibir tratamiento, por la sencilla razón de que no había medicinas, o de que no había dinero para sus estudios, o de que los niños y sus familias no tenían dónde hospedarse. Así nos dimos cuenta de que había una gran necesidad, y de que teníamos que apoyar a estos pequeñitos con cáncer”.

“Nuestro involucramiento en el Patronato fue inmediato. Poco a poco se iban dando eventos que incluso Myriam Sofía apoyaba. Ella siempre quería apoyar y ayudar a otros pequeños. Y yo creo que su espíritu es el que nos mueve a seguir ayudando. Ella es la que nos está constantemente moviendo el tapete o recordándonos que hay que ayudar, porque hay muchos niños que necesitan esta ayuda”.

Mi Estancia es el albergue donde las familias, permanecen durante el tratamiento de los niños con cáncer, que, aunque viven en la ciudad, se encuentran en zonas lejanas al Hospital, o inclusive viven en otros municipios del estado.

¿Cómo ayudar?

NuestraPrincesaMyriamSofia, cuya página encontrarás en Facebook, apoya a niños y niñas que están recibiendo tratamiento contra la terrible enfermedad de cáncer de diversos tipos.

 

El cáncer es la primera causa de muerte en niños de entre 5 y 14 años, tu donación ayudará para:

  • Medicamentos e insumos que no cubre Seguro Popular.
  • El alojamiento en Mi Estancia, un hogar ‘mientras regresa mi sonrisa’.
  • Nutrición y suplementación.
  • Estudios de laboratorios especializados.
  • Cuidados 24 horas.
  • Visas humanitarias.
  • Gastos funerarios.

Para quienes deseen colaborar “en especie”, se requiere de artículos de limpieza y aseo personal, pediasure, ensure, suero oral, oral B Gingivitis, y parches Emla.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta