Novena Gala del vino en Culinary: Ojos Negros

Novena Gala del vino en Culinary: Ojos Negros

A 40 kilómetros al oriente de Ensenada se extiende el hermoso y legendario Valle de Ojos Negros. Ahí empiezan a brotar bodegas que hacen vinos tan buenos como los del Valle de Guadalupe. A la experiencia enológica se suman sabrosos quesos producidos en los ranchos ganaderos de la zona

 

Por Ana Laura Martínez Gardoqui

 

Concuerdo con la frase de Luis Pasteur: “Hay más filosofía en una botella de vino que en todos los libros”. Mejor aún sería una buena botella y un buen amigo en la otra.

Reunirnos en comunidad después de tiempos difíciles es un gran evento que celebrar, y es así como Culinary una vez más, celebra la vida con su Novena Gala de vino, en donde sabemos ya que en un esfuerzo compartido este evento pretende realzar a las vinícolas de Baja California, especialmente en esta edición al Valle de Ojos Negros.

En Wine Art School de Culinary, queremos que celebres con nosotros. El vino tiene esa connotación de darnos la oportunidad de celebrar la vida, de tomar vino con amigos brindar por esta tradición que cumple este año 9.

Celebremos la vida, agradezcámosla… tenemos mucho que agradecer y celebrar con un buen vino y mejor compañía que será el maridaje que proponemos para esta GALA.

“Y quiero recordar una conversación con Sir Charles Whitaker, un anciano de 105 años que nunca existió.  Él siempre tomaba, antes de ir a dormir, una copa de su mejor Porto y su despertar era el estallido de una champaña.

“¿Recomendaciones médicas?”, pregunté.

“No. A mi avanzada edad percibí que cometemos un gran e infantil autoengaño.

“Vivimos como si fuésemos inmortales, como si siempre hubiese un mañana, como si la botella contuviera infinitos mililitros. Algún día, una copa será mi última.

“Quiero apenas garantizar que la última sea la mejor. Si no ha de ser la última, es porque habrá otra todavía mejor. ADORO HAPPY ENDINGS!”    Marcelo Copello

 

Un merecido homenaje

En esta edición rendimos homenaje a dos personas muy especiales:

A Jorge Gómez, nuestro querido profe George, quien es una leyenda en la Culinary, y ha visto pasar en sus aulas a cientos de personas que se han formado en esta disciplina del bien beber. Jorge es la enciclopedia del vino y un orgullo para Culinary y para todo Baja California. Gracias George, muchas gracias por tu dedicación al vino.

Y a Ricardo Hussongs, pionero del Valle de Ojos Negros, quien ha puesto en el mapa a esta zona con sus cualidades y diferencias de otros valles vinícolas bajacalifornianos.

 

 

SABIAS QUE…

  • A 40 kilómetros al oriente de Ensenada se extiende el hermoso y legendario Valle de Ojos Negros. Ahí empiezan a brotar bodegas que hacen vinos tan buenos como los del Valle de Guadalupe. A la experiencia enológica se suman sabrosos quesos producidos en los ranchos ganaderos de la zona
  • primera vista parece un desierto inhóspito, pero tiene más agua de la que aparenta. Los misioneros lo llamaron Valle de San Rafael. Su nombre actual, sin embargo, se lo debe a dos manantiales que manchaban la tierra y a la distancia se veían como un par de ojos negros.
  • En el subsuelo se acumula el agua muy pura que proviene del oriente, desde la Sierra de Juárez (dicen que desde la propia Laguna Hanson). Como en otros rumbos del estado, desde hace décadas aquí ha habido cultivos de hortalizas.
  • Se cuenta que fue en estos rumbos cuando en 1870 un gambusino llamado Ambrosio Castillo encontró una pepita de oro y con ella, toda una veta. En seguida, miles de aventureros llegaron al lugar y así nació el Real del Castillo, que con la fiebre del oro se convertiría en capital del entonces territorio de Baja California.
  • La altitud en Ojos Negros es de más de 700 metros sobre el nivel del mar. La oscilación térmica diaria es habitualmente dramática, por ejemplo amanecer a 12 grados  C y tener 40 grados C a  medio día.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta