“No soy héroe; soy un profesional de la salud”: Óscar Daniel Castro Padilla

“No soy héroe; soy un profesional de la salud”: Óscar Daniel Castro Padilla

El “inhalo” le dicen en el Hospital General de Tijuana

 

Por Mari Carmen Flores

 

Recuerdo sus manos sobre las mías tomando una sonda sobre un maniquí. Era un domingo de junio allá por el 2008. En el patio del Colegio México se llevaba a cabo la academia para Técnico en Urgencias Médicas del grupo de Rescate Halcones; yo fui alumna.  Oscar Castro inició el módulo primero teórico, luego práctico. ¡qué miedo! pensé cuando explicó lo exacto que deben ser los movimientos al intubar a una persona. Así lo conocí, experto en ese tema.

Es Terapeuta respiratorio certificado (inhaloterapeuta); egresado del instituto nacional de enfermedades respiratorias. ¿Cómo has vivido la pandemia? — “allá por el mes de marzo del año pasado empezaron a llegar pacientes al hospital general de una enfermedad que no conocíamos nada, era más alarmante de lo que nos podríamos imaginar”.  Miedo y desesperación; pocos querían atenderlos. El equipo de protección era muy poco. Entonces a planear. Ufff -suspira profundamente-, hubo una reunión de trabajo y a los dos días informaron que uno de los médicos tenía Covid, el mismo que Óscar saludó; estuvo a su lado; por fortuna, dice que no se contagió.

En abril su nieto de tan sólo 16 años fue ingresado a cuidados intensivos pediátricos. “se siente terror. Tomografías, laboratorios y -como toda la población-, a conseguir medicamentos que no hay. A los 6 días su nieto regresó a su casa, mientras el también Coordinador de Terapia Respiratoria en la Cruz Roja de Tijuana, Óscar, “vivía” en un hotel que el Club Empresarial les proporcionó. “No querías llegar a casa por todo lo que veías y sentías al salir del hospital”.

“Cada mañana pido a Dios no enfermarme para poder ayudar a más gente”

Los profesionales de la salud nunca dejan de aprender; pero el COVID los obligó a compartir experiencias, a saber qué hacían para sacar adelante a los pacientes.  “Fue en la Cruz Roja de Tijuana donde tomé el primer curso de manejo de vía aérea en paciente Covid; uso de filtros en ambu, la mica de protección, uso de video laríngeo y mucho más”. En octubre Óscar Castro fue uno de los 8 mexicanos invitados a participar en el Congreso Internacional de Terapia Respiratoria.

¿En algún momento presentaste ansiedad o depresión? – “Las primeras semanas no pude dormir. Era preocupación aunada a las decenas de llamadas, mensajes “necesitamos oxígeno; ventiladores en urgencias, en piso. Fueron varias semanas así. El gran equipo -dijo-, es enfermería; se la rifa, cada día llegaban más enfermos y para ellos es más riesgo. “Es bien difícil ver morir a tanta gente; entrar a urgencias era como entrar a una zona de guerra, más de 100 pacientes; no sabías por dónde empezar, era alarmante”. “Cada mañana sentía dolor en el cuerpo y me asustaba, decía no tengo nada. Meditaba y oraba como lo hago cada día. Sólo le pido a Dios me proteja y me de salud para ayudar a más gente”.

 

Los ciudadanos ¡qué ejemplo! Son el verdadero movimiento de apoyo

El equipo de protección ha sido un reto. Su primera careta “Fullface” se la dio un bombero. El cardiólogo Juan José Parcero le regaló una de buceo con filtro respiratorio. Buscaban la forma de no contagiarse. “Me mande a hacer lentes especiales para mi vista”. Se ponen lo que les dan; lo que haya. La enorme lección: cómo un llamado de apoyo dejó en claro que el verdadero movimiento está en los ciudadanos. Sus donaciones “wuauuu” revelan que en Tijuana hay personas buenas y que, desde un taco, hasta equipo siempre han estado con los trabajadores del sector salud. Recordó que las autoridades del estado dijeron que a partir del 10 de mayo comenzarán a bajar los ingresos al hospital “¡qué equivocados estábamos; nunca han bajado! No hay culpables sólo responsables; lo que haga siempre repercutirá en los demás. Por mucho tiempo tendremos que seguir usando cubre boca N95 y saber vivir con ello”.

Inhaloterapia y Acondicionamiento Respiratorio “IAR” en el centro de Tijuana

Óscar, es Técnico en Urgencias Médicas nivel intermedio por la UABC y Rescate Halcones y es instructor de “BLS” (Basic Life Support) y “ACLS” (Advanced Cardiovascular Life Support) de la American Heart Association.  “Soy un “inhalo” como nos dicen en el hospital. Nuestra labor ha sido clave para el manejo de estos pacientes, somos los que tenemos listos y manejamos los ventiladores mecánicos que se usan para pacientes intubados.

Se echó el reto “challenger” 21 días de ejercicio y nos convocó. Una forma de sacar el estrés. Se ríe con ganas cuando recuerda que tuve miedo al intentar poner una sonda en el maniquí, por cierto debes retomar el curso -me recomendó-. Es tranquilo pero ameno. Le gusta ayudar; enseñar y aprender. “Finalmente te puedo decir que no me considero héroe, soy un profesional de la salud comprometido y agradecido con la vida y con Dios por todas las bendiciones que me regaló como la de estar sano y vivo”.

 

Enfermería; se la rifa, cada día llegaban más enfermos y para ellos es más riesgo. “Es bien difícil ver morir a tanta gente

 

La fuerza y el movimiento de ayuda surge de los ciudadanos, ha sido permanente sin ellos sería más difícil

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta