(664) 216 1512 y 13 ventas@revistamujeractual.com

Rompe paradigmas y apuesta por la innovación

Egresada de la primera generación de Programador de computadoras en preparatoria y de las primeras licenciaturas de Comercio Exterior, hoy es un referente a nivel nacional en el manejo de tecnologías de la información aplicado a comercio exterior

Por Mónica Márquez

Fotografía La Juguetería TJ

Una mujer analítica a la que le gustan los números, tijuanense, con un chip en tecnología, pero con un corazón de psicóloga, muy humana y alegre, ella es Sandra Maldonado Flores, directora general y fundadora de APCE, un referente a nivel nacional en el sector tecnológico (IT) y comercio exterior (CE).

Egresada de la primera generación de programador de computadoras en la preparatoria y de las primeras licenciaturas de Comercio Exterior por la Universidad Iberoamericana, la vida, Dios, el destino o los astros fueron guiándola hacia el camino que hoy recorre con gran éxito y en el que ha cosechado importantes logros, como es el galardón Empresa del Año TI para el Comercio Exterior 2022, otorgado por la Revista Estrategia Aduanera.

Sandra es una mujer a la que le gusta todo en mucho: trabajar, viajar, leer, bailar, dormir, ser amiguera, compartir con su familia y disfrutar de cada conferencia en la que comparte su profesión y experiencia.    

Soñaba con ser aeromoza

Lo cierto es que teniendo tan solo 17 años y recién egresada de la preparatoria, Sandra no tenía claro qué quería estudiar, en realidad soñaba en convertirse en aeromoza, para ello se inscribió en una escuela en Guadalajara, ni siquiera se imaginaba el rumbo que tomaría su vida.

“Mi mamá falleció cuando yo tenía 15 años, entonces realmente a los 17 lo que quería era escapar, creía que era una manera de irme bien. Me voy a estudiar y cuando me doy cuenta de que las cosas no se me estaban dando, me regreso a Tijuana y me sentía fracasada. Batallé mucho para encontrar trabajo”, relató.
Después de mucho tocar puertas, entró como recepcionista en una oficina en las torres de Agua Caliente, recordó, a una empresa que se dedicaba a la venta de sistemas administrativos y de internet, de los pioneros en este ramo en la ciudad.

Dijo que sin proponérselo la vida la fue llevando hacia la tecnología y le brindó la oportunidad de estudiar Comercio Exterior en la Ibero en 1992, gracias al apoyo de su familia, a su gran esfuerzo y al de la empresa para la que en ese tiempo laboraba.

Pese a que en segundo semestre de la licenciatura le llegó su plaza como aeromoza, la vida le fue mostrando otro camino que la conquistó y que hoy por hoy desempeña con profesionalismo.

El inicio de un gran proyecto

En 1996 concluyó su licenciatura; dos años más tarde, se publicó por primera vez un lineamiento que es una obligación para la industria maquiladora que habla de un sistema automatizado de control de inventarios.

“Para mí, fue como caer dentro de mi profesión, mi trayectoria académica y personal; me considero una mujer que me gustan mucho los números, soy muy analítica, entonces mi perfil con mi carrera y con esa publicación fue como si me la hubieran mandado a hacer. De mi generación, soy la única que se dedica al manejo de tecnologías de la información aplicado a comercio exterior”, explicó. 

Siendo muy joven, se empezó a desenvolver en diferentes empresas programadoras de software, añadió, y se dio cuenta que no importaba qué sistema tenían, al final de cuentas era un requisito legal.

“Me dedico a desarrollar una metodología de administración de este software que consta de 12 pasos; al principio era una metodología que yo redacté y empecé a aplicar con algunas empresas, en ese tiempo trabajaba para alguien más; empiezo a ver que funciona y lo estandarizo con las empresas a las que les daba servicio.
“Era difícil porque nadie estaba obligado a llevarlo y yo traía mis ideas; entonces al ver que ellos estaban persiguiendo otro fin, que era la venta del software y no el cumplimiento de la regulación legal, es cuando decido emprender y perfeccionar mi metodología”, relató.

Es así como en el 2007 crea su empresa APCE S.C. (Automatización de Procesos de Comercio Exterior), aunque en sus inicios contaba con pocos recursos pero a medida que empezó a crecer, compró herramientas y software hasta lograr tener su propia plataforma con la cual hoy desarrolla su metodología. Después, se metió al tema de robots digitales, lo que le permitió crecer aún más. 

Un referente nacional 

¿Qué ha mantenido a APCE S.C. en el liderazgo en el sector tecnología y comercio exterior? “Creemos y confiamos mucho en lo que hacemos; somos creativos, no somos una empresa que sigue un patrón, al contrario, diseñamos, creamos e implementamos. La tecnología ha sido nuestro mejor aliado, seguimos desarrollando herramientas que nos permiten esto.

“Adicional a ello, me he enfocado en ser portavoz de esto, gracias a que mi socia Dinorah Navarro y yo hemos construido un excelente equipo; ella está a cargo de la empresa mientras que yo ahora me puedo dedicar un poco más a dar conferencias, a las relaciones públicas y al posicionamiento de la empresa.

¿Cómo es el mundo empresarial siendo mujer? 

“Nací y crecí en un entorno tradicional: un papá cariñoso con una educación donde él era el proveedor y el patriarca, y una mamá dedicada a su familia, aunque era muy fuerte y linda, pero la perdí cuando tenía 15 años. Mi papá era herrero, así que crecí jugando con fierros, tierra y taladros… crecí como una cabrita en el monte jugando con mis hermanos.  A mí no me dijeron no porque eres mujer o sí porque eres mujer, entonces cuando empiezo a emprender lo único que me intimidaba era mi edad porque estaba muy joven, pero no el género.

“Más adelante me di cuenta que éramos pocas mujeres en el híbrido CE & TI, si no es que era yo la única, pero esto lo vi como una diferenciación que me daba ventaja, era más fácil que se acordaran de mí; lo veo más como que me abrió puertas y no me puso obstáculos. Me considero una mujer valiente y no fue algo que me impidió avanzar. La clave es dejarnos de ver como hombres y mujeres y vernos como seres humanos”.

¿Qué proyectos personales y profesionales vienen para ti?

“Quiero ser una mujer en paz y todos los días trabajo en ello; he aprendido que la felicidad no es un estado de ánimo sino un propósito de vida, estoy en ese camino de ser más plena y no sufrir por cosas que no me tocan.

“En lo profesional, seguir automatizando el comercio exterior, estamos implementando más RPA (procesos de robótica dentro de la metodología) y desarrollando sistemas que permitan llevar mejores controles en las empresas”. 

Mensaje para nuestros lectores

“Hay que conocernos, vernos como seres humanos y olvidarnos de estas diferencias que nosotros mismos nos ponemos. Hay que estar en mejor conexión con uno mismo para poder estar plenos en donde quiera que estemos y lo que hagamos hacerlo con servicio”.

“Creemos y confiamos mucho en lo que hacemos; somos creativos, no somos una empresa que sigue un patrón, al contrario, diseñamos, creamos e implementamos. La tecnología ha sido nuestro mejor aliado, seguimos desarrollando herramientas que nos lo permiten”

“Quiero ser una mujer en paz y todos los días trabajo en ello; he aprendido que la felicidad no es un estado de ánimo sino un propósito de vida, estoy en ese camino de ser más plena y no sufrir por cosas que no me tocan”

.En breve

Artículo indispensable: una pluma y una libreta.
Mayor fortaleza: mi valentía.
Mayor debilidad: mi honestidad rayando en imprudencia.
Música favorita: música de los 80´s.
Frase favorita: No son errores, son experiencias. 

Espera un momento…

0