¿Mi hijo ya desarrollo su estilo?

¿Mi hijo ya desarrollo su estilo?

 

POR HECHO CON CHE CHÉ

 

Si para nosotras es complicado definir en ocasiones nuestro estilo, ¿qué sucede con los chiquitines que están en constante cambio?
La realidad es que estamos en un mundo versátil, tanto como los chicos y grandes, estamos en constante contacto con nuevas tendencias y modas que abundan en nuestra sociedad. Ahora bien, ¿qué pasa cuando nuestros hijos empiezan a opinar acerca de su vestimenta? ¿Qué tanto debemos de apoyar y respetar sus decisiones?
Bueno, por aquí te dejamos algunas formas y maneras de entender sus nuevos deseos.

 

  1. Primero que nada, debemos de empezar a observar a nuestro hij@, y me refiero a ¡observar verdaderamente!, no sólo a ver sus cualidades o sus rastros físicos, sino ver aspectos más internos como su carácter, sus gustos, desde de comida hasta de colores. Debemos tratar de verdaderamente conocer esa esencia que todos los niños transmiten desde muy temprana edad.
  2. Ver si esa toma de decisiones son modas pasajeras, o si en verdad le resulta fascinante seguir esa forma de vestir o de actuar. Lo más probable es que nazca como una moda, pero si permanece su gusto, es que en verdad tu hijo se sintió identificado. Pueden ser grupos musicales, algún estampado, logotipo, marca en específico, estilo, etc.
  3. Apoyar y dirigir. Definitivamente esto te corresponde solo a ti, como madre o padre. El hecho de que a muy temprana edad tu hij@ tenga preferencias específicas de vestimenta, habla de la seguridad que se le ha inculcado:
    Sabe lo que busca, sabe lo que quiere, y te corresponde a ti ayudarlo a escoger la mejor versión de su estilo.

Por ello, te dejamos por aquí 3 de los 7 estilos universales que se ven presentes entre los 6- 12 años de edad.

 

CREATIVO NATURAL TRADICIONAL
Son personalidades activas. Vibran en todo momento, espontáneos y muy seguros. Sus gustos son únicos, así como las combinaciones que puedan idear. No le tienen miedo al color ni a las texturas. Buscan la comodidad y la funcionalidad en todo momento. Son aquellos que dicen: “Este no porque me aprieta”.  Son centrados y tienen opiniones muy específicas, no balbucean, pero al mismo tiempo te querrán dar la razón sólo para no batallar. Son los que en asesoría de imagen se catalogan como
Little men o Little women.

Buscan imitar los looks de papá y mamá. Son serios en la mayoría de los casos, pero cuando tienen un punto lo dejan claro con muy pocas palabras. Les gusta pasar desapercibidos y manifestar madurez.

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta