MANA, una organización que brinda un futuro a jovencitas

MANA, una organización que brinda un futuro a jovencitas

 

POR OLIVIA MALDONADO

 

Es increíble cómo existen organizaciones que cambian vidas. Esta frontera está llena de oportunidades a nuestro alcance que nos vienen a enriquecer, a brindar de mayor conocimiento y de un camino como el que tomó MANA: el de formar personas más profesionales y comprometidas con su comunidad.

MANA de San Diego es encabezado por Venus Molina, presidenta de uno de los 18 capítulos que se encuentran distribuidos en todo EU: en Texas, Nuevo México, Valle Imperial, Kansas entre otras ciudades, y la representación de SD, considerada la más grande, con 500 miembros activos y participativos;

 

Pero, ¿a qué se dedica MANA?

Todo inició en Washington, D.C. hace más de 30 años, una historia como muchas que hemos escuchado de lucha; de un mundo donde las mujeres buscan las oportunidades de participar, de ser escuchadas e involucrarse en la política y en su comunidad para lograr un cambio en su entorno.

En aquel entonces, un grupo de mujeres quería cambiar la forma en que las latinas se involucraban en la política, en mesas directivas y con su comunidad.

El significado de las siglas en un inicio fue “Mexican American National Association”, pero con el tiempo fue cambiando, y hace 10 años se constituyó sólo como MANA, siendo la terminación de la palabra hermana, pues ahora se incluyen latinos de diferentes países de Latinoamérica, incluyendo también a caballeros.

Su misión es empoderar a la mujer latina con asesoría legal, liderazgo, educación y servicio comunitario.

Venus Molina, nos comenta que: “en lo personal pienso que cuando se educa a una mujer se educa a su casa, su familia, su comunidad. Sólo así podemos hacer un cambio en la comunidad”. Ella considera que la mujer es el centro de la casa, y que llega el momento en que ellas comparten esta misma filosofía con sus familias y amistades, y así es como MANA ayuda a más personas que puedan participar libremente en cargos públicos, y que estén realmente comprometidas con su comunidad, pensando en el bien común.

 

Un poco sobre la vida de Venus Molina

La historia de Venus inició cuando ella tenía 12 años, “si yo no me hubiera involucrado en MANA, no sé cómo hubiera sido mi futuro, mi Vida. Para mí MANA cambió mi vida en todo”. Es ella un claro ejemplo de superación personal y de cómo una organización puede cambiar el futuro de una persona.

Nació en Tijuana, y a los 5 años se mudó a San Diego a pesar de sólo hablar español. Al principio encontró que allá también lo hablaban, pero cuando tenía 8 años la enviaron a una escuela al norte de San Diego, que para ella fue un cambio radical cultural, pues nadie hablaba español. A los 12 años, en la secundaria, fue llamada a la oficina donde le presentaron a dos señoras muy elegantes, educadas y con un gran sentido de apoyar a jovencitas como ella, quienes le hablaron de MANA, esta organización que vendría a cambiar totalmente su vida, “hablaban como nosotros, se veían como nosotros y eso es muy importante, que se sientan identificadas con nosotros”.

De ahí en adelante se enamoró de tantas actividades que involucraban proyectos muy positivos y su mamá fue de gran apoyo. Así, ya en MANA inició el camino de liderazgo, al involucrar a otras jóvenes que en ese tiempo tenían bajo rendimiento escolar, por lo que su primera misión fue identificarlas e impedir que desertaran.

Venus fue apoyada con una de las becas de MANA y ahora ella hace lo mismo con otras jovencitas.

 

¿Cómo trabaja MANA?

Se tienen varias clasificaciones de hermanitas de los 12 a los 18 años, tienen 64 mentoras y también cuentan con el programa de tías, quienes les envían regalos, las motivan, y les llaman sobre todo cuando a las jóvenes las envían fuera a estudiar la universidad.

MANA cuenta con diferentes comités: de salud, abogacía, membresía, mercadotecnia, y todo es voluntario.

La mesa directiva que encabeza Venus es un pilar muy importante para ella, y está integrada por la Dra. Lidia Martínez, su esposo el Dr. Ted Martínez, por Elisa Sánchez quien reclutó a la misma Venus hace casi 30 años y que ahora vive en nuevo México, así como a Mary Salas ahora Alcaldesa de Chula Vista, y Sofía, quien para Venus es casi como su hermana.

 

Su involucramiento con México

Estuvieron trabajando con el consulado de México en San Diego, ya que se cuenta con una comunidad mexicana muy fuerte. Han realizado programas para crear conexión con otras organizaciones y apoyar con becas a jóvenes mexicanas de San Diego. Es muy importante sumar más apoyo y crecer en esta gran relación binacional.

MANA ha estado enfrentando como todos los temas de COVID, ya que es una organización con mucha actividad de eventos, por lo que se ha reinventado realizando conferencias y eventos virtuales. “Tenemos que estar en la mesa donde se toman decisiones de cómo se va a actuar para la nueva normalidad, y estar al tanto de cómo van a proteger a empleados, a nuestra comunidad que es la fuente del empleo latino. Tienen que pensar en la comunidad latina”, afirma Venus, complementando que han apoyado a familias con su renta, con el pago de servicios agua, luz etc. También les ofrecen asesoría legal.

 

*La autora es Publirrelacionista Binacional Consejera Cruz Roja Tijuana

 y Consejera en Mujer Pyme Internacional

 

 

Contacto:

Portal: www.manasd.org

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta