La Sospecha de Sofía

La Sospecha de Sofía  

de Paloma Sánchez-Garnica

“En una Europa dividida por un muro insalvable, dos hombres y una mujer buscan desesperadamente su destino”

 

POR MARITZA GONZÁLEZ

 

Siempre he disfrutado leer novela histórica, aquellas historias que nos dejan algo más que el disfrute de la lectura por sí misma; las que nos permiten viajar a otras épocas, otros mundos, otras circunstancias; que nos permiten aprender y conocer todo aquello a lo que se ha enfrentado la humanidad.

“La Sospecha de Sofía” (2019) es una novela escrita por una historiadora perfectamente documentada, que se sirve de un contexto histórico como excusa para contarnos la historia de tres personajes protagónicos, a la par de que hace cuestionarnos hasta qué punto un gobierno puede llegar a manipular- controlar a sus ciudadanos para preservarlo y hasta dónde llega el ser humano para proteger sus ideales.

“Hay algo más importante que la verdad y eso es la lealtad”

Con Madrid de la España franquista bajo una sociedad conservadora; París y su primavera de 1968; Berlín dividida por su imponente muro como telón de fondo, con personajes sombríos de la temible Stasi; la KGB y los servicios de contraespionaje franquistas, “La Sospecha de Sofía” sigue la historia de tres personajes intensos en busca de su propia identidad.

La novela inicia en la primavera de 1968. Sofía y Daniel son un matrimonio joven que vive en Madrid. Un matrimonio convencional, con una vida rutinaria y resuelta económicamente. Daniel trabaja en el prestigioso bufete de abogados de su padre, fiel seguidor del franquismo. Sofía ha cambiado su sueño de ser investigadora para ser madre y esposa. Una carta anónima que recibe Daniel cambia el curso de su historia. Una carta que le revela un secreto que lo hace viajar a París, y de ahí a una Berlín dividida por un muro.

Lo que descubrirá en ese viaje, cambiará su vida y la de Sofía.

Con una prosa sencilla pero impecable, la autora logra involucrarnos con la historia. Sus personajes poseen personalidades complejas, con distintos matices que llevan al lector a terminar empatizando con todos y cada uno de ellos, a pesar de sus decisiones y circunstancias.

Sánchez-Garnica maneja de una manera increíble la intriga que se va entretejiendo a lo largo de la novela; nos atrapa, nos lleva de un extremo a otro; sin darnos cuenta nos hace partícipes reales de la historia. Contarles más sería quitarle el efecto sorpresa que se va viviendo al leer la novela.

“La Sospecha de Sofía” ha sido una de mis lecturas favoritas del 2020. Es de esos libros que una vez que inicias la lectura te atrapa y no lo puedes dejar de leer. Es una novela fabulosa, especialmente si como yo, disfrutas mucho de la novela histórica.

 

“La gente que lee puede ser muy peligrosa para aquellos que pretenden el pensamiento único. La lectura es el germen de toda revolución”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta