La Caja Galería

La Caja Galería

Un oasis para el arte en Tijuana

 

Arturo Rodríguez hace una pausa en medio de su dinámica agenda y nos comparte algunas reflexiones en torno a esta singular empresa de la llamada economía naranja, sector en el que es un ejemplo de éxito

 

Por Jeanette Sánchez

 

A casi 16 años de su apertura, La Caja Galería es un espacio para la promoción, difusión, gestión y profesionalización del arte en Tijuana, con proyección binacional, que ha logrado consolidarse con un concepto híbrido, bien definido, que busca además impulsar el coleccionismo y la compra-venta de obra.

Arturo Rodríguez, director del recinto, ubicado en la colonia 20 de noviembre en Tijuana, afirma que el arte siempre ha sido una de sus pasiones.

“La apreciación y la adquisición de obra me fascina; tengo una colección personal de obra que atesoro, incluso cuando ocurre el siniestro que luego dio paso a lo que hoy es La Caja Galería, lo primero que puse a salvo fue mi obra de arte”.

Como nativo tijuanense y administrador de empresas, reconoce las ventajas de impulsar un proyecto especializado en esta dinámica región fronteriza, donde el talento y las ideas novedosas son bien recibidas y enriquecidas con acciones transversales gracias a la suma de ideas y metas similares y/o complementarias.

Arturo Rodríguez hace una pausa en medio de su dinámica agenda y nos comparte algunas reflexiones en torno a esta singular empresa del sector creativo, de la llamada economía naranja, de la cual es un ejemplo de éxito.

 

¿Cómo se generó la idea de operatividad que distingue a La Caja?

Bueno, La Caja Galería surge primero como un espacio de exposición y representación de obra acercándonos a los coleccionistas de la región, personas con interés y conocimiento desde tiempo de la compra de arte.

Pero La Caja ha consolidado su actividad operativa orientándose a la formación del nuevo coleccionista, al estudiante de artes que tiene esa inquietud de crear una pintura, una cerámica y que aún no sabe que también puede ser un coleccionista, y que, en el camino del aprendizaje, en sus clases, adquiere la habilidad y el gusto por la apreciación del arte y la adquisición de forma casi natural, es esta comunidad en la que depositamos nuestra atención y servicio.

 

¿Qué aspectos creíste que podrían ser una desventaja para echar a andar esta idea?

Puedo pensar en el prejuicio, es decir, tenemos tan clara la idea y el perfil del coleccionista que eso pudo ser una limitante para abrirnos a la idea de que todos, con interés en el arte, pueden comprar obras y así es, todos podemos hacerlo, finalmente es una extensión de nuestros sentires, vemos una obra de arte y nos podemos sentir identificados, y eso es algo que veo todos los días en los salones de arte de La Caja.

 

¿Cuándo descubriste tu pasión por la promoción del arte?

Bueno mira, yo no me sentía capaz de trabajar en la promoción del arte, mi formación es en el ámbito de la administración empresarial, lo veía más bien como un gusto, me apasionaba, pero la primera vez que logré colocar una pieza de arte supe que eso era a lo que me quería dedicar.

 

¿Qué características viste en Tijuana para trabajar la gestión y promoción del arte?

Tijuana es mi casa, me gusta hablar de ella siempre y por todos lados a los que voy, somos punta de lanza en muchos rubros y el arte no es la excepción, creo en esta ciudad que es joven, pero a la vez con la madurez suficiente para impulsar cualquier proyecto bien planteado. Tijuana es grande.

 

¿Cómo ha sido el crecimiento de La Caja en los últimos 5 años?

Nuestro crecimiento ha sido monumental, nuestra vinculación con artistas, coleccionistas y comunidad de estudiantes de artes nos ha motivado mucho, hemos tenido que duplicar la infraestructura, el equipo es más grande porque la actividad así nos lo exige. La Caja es definitivamente un proyecto que tiene mucho para dar a la región.

 

¿Qué aspectos debiste ajustar frente a la pandemia?

Como todos los proyectos, nos volvimos más conscientes del autocuidado y de lo cercano, tuvimos seis meses de trabajo y vinculación online con artistas y estudiantes, eso nos trajo nuevas formas de interacción, nuestra actividad se volvió incluso más práctica, la reducción de los aforos de nuestros cursos, de visitas de coleccionistas, en fin, lo hemos hecho lo mejor posible para todos.

 

¿Cómo vislumbras el futuro cercano para La Caja?

Definitivamente veo un futuro muy activo y creativo, nuestros proyectos de visitas y recorridos impulsan a que más personas conozcan sobre el arte y las diferentes propuestas técnicas de una serie de artistas, eso nos emociona. Niños, jóvenes y adultos formándose un criterio de apreciación junto a experiencias únicas, al venir a La Caja es seguro que te vas encantado y sorprendido, es una de nuestras mayores satisfacciones. Así que ¡los esperamos con mucho gusto!

 

“Tijuana es mi casa, me gusta hablar de ella siempre y por todos lados a los que voy, somos punta de lanza en muchos rubros y el arte no es la excepción”

 

“La Caja ha consolidado su actividad operativa orientándose a la formación del nuevo coleccionista, al estudiante de artes que tiene esa inquietud de crear una pintura, una cerámica y que aún no sabe que también puede ser un coleccionista”

 

La Caja Galería

Director: Arturo Rodríguez

Dirección: Callejón De las Moras #118-B, colonia 20 de noviembre

Facebook: /lacajagaleria

Teléfono: 664-686-6791

Correo electrónico: info@lacajagaleria.com

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta