Humanidad

Por Alejandrina Seaman

¨Estamos iniciando un nuevo año lleno de metas y expectativas para nuestras vidas; sin embargo, a veces pasamos por alto la razón por la cual estamos en este mundo: ayudar a aligerar la carga del otro, venimos a servir y a dejar un legado de amor a quienes nos rodean. No olvidemos este 2017: sé más humano.¨

El expresidente uruguayo, José Mujica en su pasada visita a la ciudad de Tijuana, compartió con los jóvenes universitarios su gran filosofía de vida. Siendo él un hombre lleno de sabiduría por sus experiencias profesionales, y las propias que le ha dado la vida, nos hizo reflexionar sobre el paso del hombre en esta tierra.

Una de sus mayores recomendaciones fue: ¨Debemos servir para el desarrollo, no para el egoísmo.¨ Nuestra vida se nos va, queriendo obtener lo mejor; el mejor auto, la mejor casa, el mejor celular, y en esa avaricia se nos pasa el tiempo, y nos olvidamos de mirar a nuestro alrededor y ver que hay mucha gente en necesidad.

Mujica afirmaba que nuestra felicidad está asociada al nivel de ayuda que ofrezcamos, cuando ayudamos a alguien justificamos nuestra propia existencia, o sea; dejamos de vivir egoístamente.

 

SOMOS SERES HUMANOS

Este nuevo año requiere que como sociedad reflexionemos y llevemos nuestra conciencia a un nivel más alto. Ya basta de vivir como animales salvajes, sin razón, sin sentido común. Es hora de tomar nuestra posición como humanidad que somos. Dejemos de pasar por encima de la gente con el único objetivo de complacer a nuestro ego. Dejemos de mirar al otro como alguien ajeno a mí. Dejemos de alimentar un sistema capitalista que lo único que desea es mantenerte enajenado con las cosas materiales, esas que no dan felicidad.

Vivimos en un mundo de humanos, y por ende debemos ejercer la humanidad, entendida como el uso de la bondad; la sensibilidad al tratar con los otros. Que este nuevo año no se te olvide incluirla en tus propósitos, y verás que cuando se actúa con humanidad, la vida es más ligera, más plena y más feliz.

Pepe Mujica afirmaba que para vivir esta filosofía de vida habría que tener coraje, y tú ¿crees tenerlo?.

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta