Hugo Alfredo Hinojosa, hace de sus raíces fronterizas un factor de éxito

Hugo Alfredo Hinojosa, hace de sus raíces fronterizas un factor de éxito

 

Por Jeanette Sánchez

 

Nacer en una ciudad híbrida como Tijuana donde los factores económicos, sociales, políticos, educativos e, incluso, culturales fluyen de forma recíproca entre México y Estados Unidos hizo de Hugo Alfredo Hinojosa, un hombre versátil con una alta capacidad de análisis y una fuerte capacidad de reacción ante situaciones críticas, aunado a una profunda sensibilidad.

Su gusto por el teatro se manifestó a temprana edad. Alrededor de los 16 años tuvo sus primeros ingresos económicos, participando en puestas en escena organizadas por el taller de teatro al que pertenecía, sin mayor conocimiento de sitios o escuelas donde poder recibir una educación formal.

Fue en el hoy desaparecido Centro de Artes Escénicas del Noroeste (CAEN) donde, el colaborador de Contemporary Drama Review de Londres, cursó un diplomado con el aval del Instituto Nacional de Bellas Artes; años más tarde, tras una corta trayectoria como actor, decidió presentar examen para ingresar a la Academia Americana de Artes Dramáticas en Los Ángeles, mismo que aprobó, pero debió declinar ante los altos costos que representaba la vida en California.

Esa misma realidad truncó sus posibilidades de estudiar cine en la Universidad de California de Los Angeles, más aún cuando una carrera en el ramo de las artes no representaba el sueño familiar en un estado del noroeste mexicano donde las ingenierías son sinónimo de éxito económico y profesional.

Sin imaginar lo que el destino le tendría preparado, el dramaturgo y ensayista decidió probar suerte en Ciudad de México hasta donde llegó como becario de la Fundación para las Letras Mexicanas.

De acuerdo con lo que él mismo ha relatado, esa experiencia fue una importante plataforma con la que pudo descubrir múltiples posibilidades para crecer en el teatro, logrando trabajar cerca de figuras como Luis de Tavira y David Olguín, Daniel Giménez Cacho y Lorena Maza. Además de estudiar dirección con el propio Tavira y Margules.

 

Merecedor de galardones

Con importantes galardones que respaldan la calidad de su dramaturgia como el Premio Estatal de Literatura Baja California en la categoría de Periodismo Cultural (2021), el Premio Nacional Bellas Artes de Literatura, en Dramaturgia (2012), el Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo (2009), Hinojosa afirmó que de la experiencia universitaria y de las tablas surgió un aprendizaje que marcó el rumbo en su vida al no ser familiar ni protegido de alguien por lo que, sumado a todos los retos del rubro, él debía remar solo y por momentos a contra corriente para ganarse un lugar en la profesión.

Hinojosa reconoció que a Hugo Salcedo le debe el impulso para publicar su primera obra escrita. Y es que fue en la escritura de sus propias obras donde, este primer bajacaliforniano galardonado con el Premio José Fuentes Mares de Literatura 2021, encontró la manera de aportar a un teatro poco crítico, hecho con mínimos recursos y poco atractivo, al menos desde su percepción personal como espectador.

No es seguidor de modas

Hubo dos obras que llegaron a su vida en el momento ideal e impactaron a Hugo Alfredo: Cuarteto de Heiner Müller, dirigida por Ludwik Margules y Carta al artista adolescente, de James Joyce adaptada por Luis Mario Moncada, ambas lo enamoraron de la escena.

Con obra publicada en antologías como Latinos-Hispanos Joven Dramaturgia de Hispanoamérica (Argentina, 2008), Muestra de Literatura Joven de México (2008) y Teatro de la Gruta IX (2009), Hinojosa afirmó que no es un seguidor de modas y le ha tocado defender esa postura durante años, por ejemplo, cuando en Ciudad de México vivió el auge del teatro argentino y alemán con un posdrama poco lógico, a su parecer, postulados artísticos añejos.

Fueron momentos en los que su influencia fronteriza afloró, su acercamiento temprano con los autores estadounidenses antes que, con los mexicanos, le daba una visión distinta que le permitía analizar obras de Óscar Liera, Juan Tovar, Salvador Novo o Sergio Magaña y reconocer su nivel. Su apuesta ha sido por la estructura aristotélica, por escribir con coherencia.

Ver lo que las compañías teatrales ofrecían al público en los noventa le hizo entender que el ritmo de su obra no podría depender de formas ni temáticas de moda, sino mantenerse fiel a su propio impulso y sensibilidad.

Alumnos también de José Caballero, Jorge Vargas, Rogelio Luévano, Ángel Norzagaray, Jaime Chabaud, Vicente Leñero, David Olguín, Tom Stoppard y David Hare este talento tijuanense se inspira en temas como la vejez, el tiempo, la guerra, la política y la soledad, temas que retratan la naturaleza humana, preocupaciones existencialistas que los ocupan y los explora a partir de la lengua, del lenguaje y no de la forma, ni del espacio, se aleja de las estructuras obligadas

Ex editor del suplemento cultural Confabulario de El Universal, donde ahora publica una columna semanal, y ex director de comunicación social durante la gestión de Karla Ruiz MacFarland como alcaldesa de Tijuana, además de dirigir el mismo departamento para la Fiscalía General del Estado de Baja California, Hinojosa ha incrustado los nombres de su ciudad y de su estado en la historia de la dramaturgia nacional gracias a su pasión por el quehacer escénico a partir del cual trabaja para consolidar su propia compañía productora Calypso, la cual fundó al lado de su amiga y hermana Graciela Cázares.

 

Su ópera prima

Ahora tiene en puerta su ópera prima cinematográfica llamada Deshonra, misma que escribió y dirigió.

Durante su más reciente estancia en su natal Tijuana se le vio en la presentación del libro Migración. El rostro del Siglo XXI, en el cual participa como compilador al lado de Carlos Mora Álvarez, una obra que explora la experiencia de 44 autores respecto al fenómeno de la migración en esta transitada frontera.

A sus 44 años, el filósofo, aconseja a las generaciones más jóvenes que estudien, sean humildes, se cuestionen y se equivoquen, pero principalmente se esfuercen por encontrar su propia voz.

 

A sus 44 años, el filósofo, aconseja a las generaciones más jóvenes que estudien, sean humildes, se cuestionen y se equivoquen, pero principalmente se esfuercen por encontrar su propia voz”

 

EN BREVE…

PORTAL: www.hugoalfredohinojosa.com/

COLUMNAS: www.eluniversal.com.mx/hugo-alfredo-hinojosa/cronografias

TWITTER: @hahinojosa

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta