Haz segura tu experiencia en auto

Haz segura tu experiencia en auto

 

POR ANA PATRICIA VALAY

 

Hoy más que nunca, y hasta que las circunstancias nos permitan explorar de nuevo destinos a donde hay que llegar vía área o marítima, hemos decidido aventurarnos a conocer la riqueza de nuestro estado vía terrestre. Nos referimos a todos aquellos sitios más ‘a la mano’ y a donde podemos llegar en nuestro vehículo, para disfrutar de esparcimiento, relajamiento y diversión al aire libre que tanta falta nos hace.

Pero para que nuestra experiencia en auto sea segura, hay varios detalles que tenemos que tomar en cuenta.

 

TIPS…

  1. Lleva tu auto a revisión mecánica

Ya sea en el taller de la agencia porque quieras mantener la garantía o simplemente porque te encanta el servicio que te dan, o con el “doctor general” de tu vehículo que siempre ha sido de todas tus confianzas, pero antes de viajar deberás pedir revisión del motor, de frenos, y del sistema de luces.

También deberás pedir que revisen la presión de las llantas, los niveles de aceite, así como del líquido anticongelante, del aceite de frenos e incluso del líquido para limpiar el parabrisas.

Asegúrate de tener tu llanta de refacción en buenas condiciones y de llevar completo el kit de herramientas.

 

  1. Prepara tu cuerpo con descanso

Antes del viaje, cerciórate de estar completamente descansado; tanto tú cómo quienes te vayan a apoyar con la manejada, deberán procurar el mejor descanso de sus vidas.

A veces, la adrenalina de la salida te mantiene activ@ preparando maletas y dejando impecable cada rincón de la casa: ¿Ah, poco no? tanto así que en ocasiones ni dormimos. Evita cometer ese error y mantén tus cinco sentidos en alerta, así como tu energía ‘al TOP’.

 

  1. ¿Ya tienes lo necesario en la guantera

Revisa muy bien tener a la mano la documentación que acredite la propiedad de tu vehículo o camioneta; tarjeta de circulación vigente, así como los papeles del seguro de auto por cualquier eventualidad que pudiera presentarse. No olvides que es imprescindible también, tener la licencia vigente.

 

  1. Mantén tu itinerario flexible

Es sano y cómodo llevar un plan ya estructurado para tu viaje, pero NO cometas el error de ser inflexible y buscar apegarte al cien por ciento a lo que planeaste porque te puedes frustrar, quitándole espontaneidad y vida a esa aventura.

Por el contrario, sé abierto a las opiniones de tus acompañantes, y, sobre todo: NO te exijas de más. Así que, si te sientes adormilado o cansado, NO te pongas en riesgo ni a quienes te acompañan, y busca un parador turístico para tomar una siesta.

 

  1. Usa SIEMPRE el cinturón de seguridad

Sin excusa ni pretexto, y eso es bueno recordarlo, hay que acatar todas las medidas de seguridad que nos exija la autoridad, siendo muy respetuosos del reglamento de tránsito en la ciudad, así como de las indicaciones al viajar por carretera.

¡Siempre utiliza el cinturón de seguridad! ¡Salva vidas, está garantizado! Expertos en seguridad dicen que la forma correcta de colocarlo es por encima del hombro y sobre la clavícula, y que se debe de presionar ligeramente el esternón. Además, cuando jalemos de la hebilla debemos procurar que la parte inferior del cinturón rodee el abdomen por la pelvis, y que por nada de mundo pasemos el cinturón por debajo del brazo o lo dejemos holgado, porque se pierde TOTALMENTE su efectividad.

 

  1. Protege a los pequeños que viajen contigo

Si te acompañan menores de 12 años o con una estatura menor a 1.35 cm deberán usar asientos especiales, que te recuerdo son exigidos por la autoridad. Es mejor pecar de exagerado, pero la experiencia nos dice que hacer esto es una GRAN protección para nuestros pequeños.

Niñ@s pequeños que no han ido en su asiento especial han salido tristemente disparados contra el tablero o el parabrisas a una velocidad que ha sido imposible de controlar, y ni les quiero platicar lo que ha ocurrido cuando los accidentes han sido terribles. Así que, aunque a veces esto es incómodo para ellos, hagámoslo por su propia seguridad y porque los amamos.

Espero que con todas estas recomendaciones logres llegar sano y salvo a tu destino, para que puedas disfrutar con todo su esplendor y energía, pero sobre todo con salud, de tu aventura al ser turista en tu propio estado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta