Galletas de jengibre aprobadas por Santa Claus

Galletas de jengibre aprobadas por Santa Claus

 

POR ANA LAURA MARTÍNEZ

 

El árbol con adornos, los nacimientos, las posadas, las flores de Nochebuena y las galletas navideñas son sin duda símbolos principales de la Navidad. Y entre las galletas, las casitas y los muñecos de jengibre nos hacen vivir esta temporada con sus ricos sabores y aromas.

Cuenta la leyenda que fue la reina Isabel I de Inglaterra, la creadora de las conocidas galletas de jengibre en forma de hombrecito o gingerbread people.

Es delicioso hornear galletas especialmente previo a las fiestas navideñas, ya sea para regalo o para recibir visitas en casa y ofrecer algo con sabor a hogar dulce hogar.

Y para hacer la experiencia más tradicional, sugiero poner villancicos, encender el árbol y disfrutar de estos días tan especiales. Estas galletas especialmente aromatizan la cocina por las especias que llevan y esto es un deleite.

 

Galletas de jengibre

Harina                                    2 ¼ taza

Polvo de hornear                  1 cucharadita

Sal                                          ¼ cucharadita

Jengibre en polvo                 1 cucharadita

Canela en polvo                    1 cucharadita

Clavo molido                         ½ cucharadita

Nuez Moscada                       1/8 cucharadita

Mantequilla sin sal               ¾ taza

Azúcar mascabado               1 taza

Huevo                                    1 pieza

Esencia de vainilla                1 cucharadita

Miel de piloncillo                  ¼ taza

Azúcar                                    Cantidad suficiente para enrollar la masa

 

  1. Precalentar el horno a 350 C. Poner en una bandeja papel para hornear o silpat.
  2. En un bowl, mezclar harina, polvo de hornear, sal y las especias.
  3. Cremar (en batidora), la mantequilla y el azúcar mascabado, hasta que esté esponjosa.
  4. Añadir el huevo, la vainilla y mezclar hasta que quede bien incorporado y luego la miel de piloncillo a que quede una mezcla homogénea. Cuidar de no sobre batir.
  5. Formar bolitas con una cuchara y ponerlas sobre el azúcar. Enrollarlas.
  6. Colocar las bolas de masa en la bandeja de horno guardando una separación de unos 5 cm, presionar ligeramente.
  7. Hornear por 6 a 7 minutos. Dejar reposar y enfriar.

 

* Estas galletas se pueden congelar hasta por un mes.

 

SABÍAS QUE…

El hombre de jengibre y caramelo con botones de gomita también llamado “Jengi” (gingerbread) se inmortalizó en la película de Shrek quien después de haber sido ahogado en leche por no delatar a sus amigos, aparece al final de la película con su pierna cosida con merengue, y el bastón de caramelo también tradicional de la época navideña.

La raíz de jengibre es originaria del sur de Asia, y se cree que su cultivo comenzó en la India, apreciado por sus efectos medicinales como digestivo y para el sistema respiratorio, así como para la artritis y tónico para el corazón.

Esta sabrosa especia asiática es utilizada también para preparar dulces y como saborizante del ginger ale.

La tradición de dejarle galletas a Santa se remonta a la mitología nórdica, en donde los niños dejaban comida para Sleipner, el caballo de 8 piernas de Odín, con la esperanza de que el dios pasara por sus hogares y les dejara regalos. Hasta el día de hoy en esos países hay niños que creen que en realidad son caballos, y no renos los que llevan el trineo de Santa Claus.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta