Forjadores por la salud con 55 Años de Historia

Forjadores por la salud con

55 Años de Historia

El del prado, el hospital de los tijuanenses
vocación, humanismo, y calidad en todas las áreas

Por Mari Carmen Flores

Visionaria y decidida la señora María Luisa Riedel Betancourt -con solo 32 años de edad-, no se quedó con los brazos cruzados cuando su esposo, el doctor Gustavo Aubanel Vallejo decidió cerrar la clínica Aubanel -abierta en 1947 en el centro de Tijuana y al servicio de la comunidad 20 años-. “Fue el lugar donde todos los tijuanenses empezaron a nacer. Ese fue el motivo de la clínica para que todas nosotros tuviésemos un lugar digno donde nacer. Ese compromiso, esa dedicación a la salud de los tijuanenses con tanto cariño y con tanta responsabilidad y entrega pues ha hecho que la gente nos tenga confianza. Allí vieron la luz primera los primeros nativos de la ciudad fronteriza”, recordó la doctora Patricia Aubanel Riedel.

Qué bueno que tengas un título, pero ese título tiene que respaldarlo el humanismo, la entrega, la vocación.
MARÍA EUGENIA AUBANEL RIEDEL

El hospital Del Prado fue abierto en 1969. Ha cumplido 55 años. Tres e las cuatros hijas que tuvieron los Aubanel Riedel han estado al frente desde el 2002, año en que falleció su fundadora Maria Eugenia quien estudio Tecnologías Médicas en los Estados Unidos e impulsora del laboratorio clínico y el primer gabinete de Rayos X señalo que las 5 décadas y media han hecho todo para continuar el legado de su madre “Ella siempre estaba interesada en el bienestar de sus empleados. Ese humanismo de ella poseía ha trascendido. Ayudaba a muchas causas y eso se permeó entre su familia”. De empresa familiar están en el proceso de convertirse en un corporativo, trámites que iniciaron el 2004.

“Ningún hospital en Tijuana tiene el volumen de cirugía que nosotros tenemos y eso habla de la confianza que tiene la ciudadanía por los resultados. Contamos con buenas instalaciones, buen servicio; no podemos tener al personal que no tenga sus certificaciones. La competencia nos hizo crecer muchísimo y debo decirle, -sin afán de ser ególatra, dijo el director médico, el ortopedista con postgrado en cirugía de espalda: Juan Manuel Dipp Núnez-, realmente no han sido competencia”.

El Instituto de Ciencias Cardiovasculares “Madre Teresa de Calcutta” cuenta con la sala de hemodinamia y tecnología en imágenes de última generación. El director General ensenadense y especialista en medicina familiar doctor José Tomás Martinez Garza, dijo que el último año ha sido el de mayor avance tecnológico. “De la Cirugía convencional, llegó la cirugía laparoscópica y ahora cirugía robótica. El Del Prado adquirió el Da Vinci para procedimientos donde se combina la laparoscopia con la robótica de alta precisión. No todos los pacientes son candidatos, pero si estamos a la vanguardia”.

Mis padres fueron forjadores y somos hijas de forjadores. Hemos seguido su ejemplo humanismo y servicio de calidad siempre.
PATRICIA AUBANEL RIEDEL

Forjadores de la salud sus padres, Forjadoras de una herencia con vocación que han dado pasos seguros. Son épocas nuevas confió la comunicóloga Carolina Aubanel donde el hospital ha trascendido generaciones y eso nos obliga a no bajar la guardia. 55 años de servicio. Maria Luisa, María Eugenia, Patricia y Carolina Aubanel Riedel, en sus hombros la tarea que inició su padre. Medicina cercana a la población. Compromiso, visión y entrega humanitaria lo que les heredó su madre.

*La autora es Periodista

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta