Escribo sobre lo que me gusta, escribo sobre ti

Escribo sobre lo que me gusta, escribo sobre ti

 

En los días de frío siempre me ha costado mucho salir de la cama, más ahora en esta nueva vida donde he dejado de dormir sola, y por más que intento escapar, sigilosamente siempre me rodean sus brazos que no me dejan ir de nuestro oasis de amor.

—Ya es tarde— me dice, y me acerca un poquito más a él.

Quince minutos más…. de “cinco minutos más” y me levanto, me arreglo, le doy un beso grande de esos que alcanzan para todo el día, y salgo directo a la oficina.

—¿Enamorada?— pregunta mi compañera tras llamarme tres veces por mi nombre y verme perdida entre mi computador y mis pensamientos.

Yo, asiento con una sonrisa y ella me devuelve otra, como si supiera sobre ti, sobre nosotros y los besos que nos damos entre cada capítulo de mi nuevo libro.

Y es que así pasa cuando uno encuentra ese algo que le apasiona, que logra inspirarle; es difícil de ocultar y termina diciendo todo sin decir nada, como un astrónomo escribiendo sobre cuerpos celestes, o un amante del cine sobre la Belle Époque. Porque uno escribe sobre lo que le gusta, yo escribo sobre ti.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta