Enamorada del vino mexicano y de la vida, Yaya González

Enamorada del vino mexicano y de la vida, Yaya González

 

“Como cada cosa tiene su tiempo, ya había hecho vino, ya había recorrido todos nuestros valles, conocí personajes importantes del medio, me empape de su sabiduría; entonces, ahora a lo que sigue: me quise meter a fondo al mundo del vino y fue cuando decidí estudiar para sommelier”

 

Por Mónica Márquez

 

Por muchos conocida por su gran alegría y dinamismo, la tijuanense Yadira González Montalvo o Yaya, como le dicen desde pequeña, es una gran apasionada del vino y de la vida que hoy nos comparte sus logros, retos, proyectos y experiencias.

En la actualidad, Yaya González es reconocida por su gran labor como sommelier y su trabajo en Yaha Tours, aunque a decir verdad ella inició a trabajar desde los 17 años, aunque no en el mundo de los vinos sino como comerciante en la tienda Duty Free, ubicada dentro del Aeropuerto de Tijuana.

Gracias a sus excelentes resultados, estuvo como gerente general de la tienda hasta los 33 años, cuando decidió renunciar para iniciar una nueva etapa con Roberto Andrade, con quien contrajo matrimonio y tuvo tres hijos: Roberta, Felipe Rafael y Fernando Lucio.

 

Un giro a su vida

Durante más de 10 años, Yaya se dedicó a su familia, dejando de lado sus proyectos laborales. Hace 5 años, su amiga Consuelo Samaha la invitó a formar parte de un proyecto en el que el principal objetivo era promover y realizar viajes al Valle de Guadalupe, platicó Yaya González.

Con el alma de comerciante aún latente, aceptó la propuesta y juntas iniciaron lo que hoy es Yaha Tour. “Nos aventamos y claro que yo ya traía trayectoria en el medio de los vinos, esto era lo que me faltaba”.

 

Primero hizo vino

Contrario a lo que algunos pudieran pensar, su pasión y amor por el mundo del vino fue mucho antes de convertirse profesionalmente en sommelier.

“Empecé al revés, empecé haciendo vino sin saber de él. Hace 11 años, hice vino con el mejor enólogo: Reynaldo Rodríguez, él nos hizo los mejores vinos”, puntualizó. “Me tomaba el vino que me hacía el enólogo, pero no sabía nada del tema… Me enamoré loca y perdidamente del vino mexicano”.

La sommelier mencionó que su primer vino se llamó Misión de San Antonio y como buena negociante, en cuanto salieron las cajas de vino ella se encargó de darlo a conocer entre sus amistades y de promoverlo en algunos restaurantes.

 

Su labor como sommelier

“Como cada cosa tiene su tiempo, ya había hecho vino, ya había recorrido todos nuestros valles, conocí personajes importantes del medio, me empape de su sabiduría; entonces, ahora a lo que sigue: me quise meter a fondo al mundo del vino y fue cuando decidí estudiar para sommelier”, expuso.

Hace dos años estudió el Diplomado de Sommelier Vitivinicultor en Culinary Art School y a partir de entonces ha realizado diversas catas sensoriales y maridajes.

Lo cierto es que no cualquiera puede ser sommelier, para ello se requieren algunas características, “lo primero es que te guste y te apasione el vino porque la profesión de sommelier no es fácil, hay que dedicarle mucho tiempo, debes tener muy buen olfato, de hecho, debes tener todos los sentidos bien abiertos”.

 

Su pasión, la clave de su éxito

“La clave del éxito es que te guste y ames lo que haces sin pedir nada a cambio; tener tu rutina, tener una disciplina desde que te levantas… hacer ejercicio en cuerpo y alma para que tú puedas hacer lo que tienes que hacer. Relájate, haz ejercicio, escucha música, lee y arriesga, porque el que no arriesga, no gana.

“Mi éxito es transmitir a mis clientes mi pasión por lo que hago, en este caso vino y lugares majestuosos que tenemos en Baja California. Ellos lo sienten tal cual, por lo tanto, quedan encantados”, expresó

Para continuar con sus éxitos, Yaya se encuentra en trámites de su Certificación de Vinos del Mundo para sumarla a su Certificación de Vinos de Rioja.

 

Retos y logros

Qué sería de la vida si no tuviéramos retos a vencer, son parte de nuestro crecimiento, y en el caso de la sommelier, aseguró que su mayor reto es volver al mundo laboral después de haberse dedicado por algunos años a cuidar de su familia.

“El reto más grande que tengo ahorita es que tengo salud, tengo la fuerza y el coraje para ser otra vez la persona que era antes; mi reto es salirme de mi hábitat de casada y con hijos, sin descuidarlos… simplemente, yo volví a nacer y me quiero comer el mundo de nuevo”, manifestó.

En cuanto a sus logros, Yadira González dijo que su logro personal es, sin duda, sus hijos. “El mayor de mis logros soy yo como mujer, realizada en lo que me gusta, estoy bendecida y realizada en todo lo que he hecho. Me siento lograda, rescatada y vuelta a nacer para hacer lo que me gusta”, concluyó.

 

En breve…

Música favorita: Bossa Nova

Artículo indispensable: Su sombrero y lentes

Mayor fortaleza: Sus hijos

Mayor debilidad: la fiesta y el vino

Frase favorita: “No hay nada más agotador en el mundo que la persona que siempre tiene la razón”, de Agatha Christie.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta