¿En qué consiste la autosuficiencia emocional?

¿En qué consiste la autosuficiencia emocional?

Por Adriana Reid 

Iniciamos un nuevo año y con él me gustaría invitarte a explorar el desarrollo de un hábito distinto, el de la autosuficiencia emocional. 
Me gustaría comenzar por analizar el término autosuficiencia; aunque puede hacer referencia a aquellas personas que no necesitan de otros para funcionar, la idea de la autosuficiencia en este caso va más allá de la supervivencia del individuo, tiene que ver con el cuidado personal. Puede tratarse de autosuficiencia con relación a una sola persona, un grupo o una institución. 
Si profundizamos un poco más, la palabra autosuficiencia deriva del latín autos = por sí mismo y sufficientia = la facultad de poder conseguir alguna cosa. Si unimos los dos conceptos resultaría en la capacidad que tiene una persona de lograr algo por sí mismo. 
En esta misma línea, cuando analizamos el término “emocional” podemos ver su derivado del latín – exmovere que quiere decir empujar o mover hacia afuera – motio – temblor o estremecimiento. Encontramos también la definición francesa y la primera vez que se utiliza el término emoción como perturbación del equilibrio. No es sino hasta el siglo XVI que la palabra emoción aparece junto a la palabra sentimiento para desaparecer de los escritos por más de un siglo y ser retomado a finales del siglo XVII. Existe un escrito fascinante sobre la historia de la palabra emoción.
Resulta interesante detenernos en lo primero que nos viene a la mente cuando visualizamos la palabra “autosuficiente o autosuficiencia”, para muchos aparece la imagen de alguien que no suele necesitar de nada ni a nadie y que se vale por sus propios medios para sobrevivir. Sin embargo, el concepto que intento compartir contigo en este artículo, no es sinónimo de desprendimiento sino el arte de aprender a confiar en uno mismo. 
En resumen, nuestra autosuficiencia emocional consiste en aprender a acomodar conceptos básicos como la aceptación, la responsabilidad, y la independencia, utilizando como ingrediente esencial nuestras emociones.  
La base de nuestra autosuficiencia emocional es el auto conocimiento. Aprender a gestionar nuestros estados emocionales como instrumento o medio a través del cual nos enteramos qué se siente bien, qué no se siente bien, qué es bueno para nosotros y qué no es bueno para nosotros. Es más fácil decirlo que hacerlo dicen por ahí, en artículos subsecuentes hablaremos más sobre ello, por lo pronto, me gustaría que analizaras los siguientes conceptos:
Toda emoción está compuesta de dos elementos, el contenido y la carga o sensación que provoca en nosotros ya sea a nivel físico, emocional, mental o espiritual.
Por lo tanto, nuestra autosuficiencia emocional implica aprender la habilidad de separarnos del contenido, la carga emocional y nuestra reacción.

La autosuficiencia emocional se practica y se adquiere

Me gustaría hacer una distinción entre estar en el camino hacia nuestra autosuficiencia emocional y alcanzar un estado alterado de consciencia durante una meditación o efecto psicotrópico de alguna substancia. Puedo tener una experiencia increíble durante una meditación lo cual, si no va de la mano de la maestría en el manejo de nuestras emociones, su efecto puede provocar mucha confusión. 
Lo mismo sucede con alguien con un coeficiente intelectual elevado. Me ha pasado que le llaman madurez al conocimiento y manejo de conceptos, sin embargo, la madurez va de la mano de la integración del individuo en los diferentes aspectos y niveles de su existencia -físico, mental, emocional y espiritual.

  
*Especialista en Resolución de Trauma y Autosuficiencia Emocional, Estudios de Género y Discriminación. Estudio la Maestría en Educación en la Universidad Complutense de Madrid con especialidad en Counseling Familiar e Ingeniería en Software Humano.

CONTACTO
Portal: be2be-coaching.com
Correo: adriana@be2be-coaching.com
Teléfono: 858 754 6057
Instagram: be2be_coaching
Twitter: @be2becoaching
In: Adriana Bacelis Sotomayor, M.A
Facebook grupo: Te invito un café

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta