Elizama Figueroa Sánchez, empatía con enfermos brinda confianza

Elizama Figueroa Sánchez, empatía con enfermos brinda confianza

Ella es una enfermera agradecida con la vida, el llamado a sus compañeras es trabajar con el mejor ánimo posible y enfrentar las dificultades que pudieran presentarse con una actitud de resolverlas

 

Por Marí Carmen Flores

 

Es una mujer agradecida con la vida, el llamado a sus compañeras es trabajar con el mejor ánimo posible y enfrentar las dificultades que pudieran presentarse con una actitud de resolverlas porque “al final quienes se verán beneficiados son los pacientes. En nuestras manos está brindarles momentos de alivio”, dijo Elizama Figueroa Sánchez.

Ya cumplió 15 años de laborar en el Hospital Del Prado, una empresa que, aseguró, apoya sus trabajadores y ejemplificó. “En lo más pesado de la pandemia, cuando mi esposo y hermano se contagiaron de Covid, aquí los estabilizaron y luego los trasladamos al Seguro Social y al Hospital General. Mi marido estuvo 12 días intubado y mi hermano 10, pero lograron salir adelante. Con nada pagas lo que te hacen sentir como parte del equipo”.

 Sin miedo al trabajo

Elizama es bíblico (Dios escucha, Dios nos oye) y de acuerdo al significado, lo llevan mujeres eficientes que nunca tienen miedo de trabajar duro. Igual, cimentado en el origen de su nombre, ha construido su carrera con paciencia de manera metódica para adaptarse a trabajar en equipo.

Así la enfermera, que en sus años mozos abandonó la carrera de maestra normalista, concluyó hace 3 años la maestría en Administración de Hospitales en la Escuela de Negocios del Pacífico. Desde que ingresó al hospital ha estado en el área quirúrgica, pero ha asumido mayor responsabilidad al estar al mando del equipo de enfermería.

Más allá de la vocación, se debe amar la carrera y buscar desempeñarse donde te sientas mejor, porque así se logran mejores resultados. Eligió su carrera por el servicio que se da al ser humano. “Hay una palabra y se llama empatía, que es sentir lo que siente la otra persona en circunstancias de felicidad, tristeza, enojo. Ante cualquier adversidad que presente la vida, debemos estar allí en los momentos en que los requiera la persona”.

 

Una mujer de familia

De carácter afable es una mujer de familia. Tiene 2 hijos Damián y Bastián Espinoza Figueroa de 6 y 4 años. En la entrevista recordó cuál difícil fue que siendo enfermera no pudo estar cerca de su esposo, hermano y su sobrino Juan Antonio, un enfermero intensivista e inhalo terapista, quien estuvo 60 días intubado en el Hospital General. “Fue frustrante ¡claro! Lloré y mucho pero justo allí es cuando te das cuenta de que la familia está contigo en las buenas y en las malas”.

Elizama se siente realizada. Disfruta su vida de familia y anhela ver crecer y formar a sus hijos como hombres de bien. Allá en el puerto de Acapulco vio la luz primera, pero para ella Tijuana es su tierra donde ha crecido y donde brinda sus conocimientos por la salud de los enfermos. “Lo que tengo me hace feliz, carrera, familia, hijos, un trabajo donde eres respetada y reconocida y sabe, si volviera a nacer, elegiría volver a ser enfermera”.

*La autora es periodista.

Fotos: Jeshua Emmanuel García Rosas (@jegrphotography)

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta