Denif Cervantes

Denif Cervantes

Continúa orgullosa legado Fenner

 

“Decidí dedicarme por completo a esto principalmente porque yo vi el amor y la pasión que mi padre le tiene a su empresa; desde que yo tengo uso de razón siempre ha trabajado en el rubro de alimentos y, ahora, me enorgullece el saber que junto con él estoy haciendo cumplir metas y sueños que también se han hecho míos”

 

Por Mónica Márquez

Con una meta fija y el propósito de ser feliz y plena, la tijuanense DenifAiled Cervantes Ruelas, de tan solo 30 años, es directora ejecutiva de Fenner Foods, una empresa familiar en la que ha demostrado que con trabajo, esfuerzo, compromiso y dedicación se puede triunfar.

La vida profesional de DenifAiled inició desde muy joven, a los 18 años, cuando decidió integrarse al negocio familiar fundado por su papá Carlos Cervantes Fenner, a la par que estudiaba para desempeñarse como docente.

“Durante tres años estuve como guía Montessori durante las mañanas y en las tardes entraba al negocio de mi papá… Estuve como recepcionista, capturista, asistente y desde hace casi cuatro años estoy como directora ejecutiva”, explicó.

Motivada por su padre
Después de desempeñarse como docente y ser sombra de algunos niños autistas, decidió integrarse de tiempo completo a la empresa familiar, motivada por la entrega y el amor con el que su padre trabaja día a día.

“Decidí dedicarme por completo a esto principalmente porque yo vi el amor y la pasión que mi padre le tiene a su empresa; desde que yo tengo uso de razón siempre ha trabajado en el rubro de alimentos y, ahora, me enorgullece el saber que junto con él estoy haciendo cumplir metas y sueños que también se han hecho míos”, explicó orgullosa.

Dijo que su meta a corto plazo es que Fenner Foods, fundada desde hace más de 25 años y dedicada a la venta de alimentos y bebidas, sea una empresa reconocida a nivel regional, objetivo que sin duda logrará, dada su entrega.

Lo cierto que cuando Fenner Foods abrió sus puertas fue bajo otro nombre, pero hace unos años Denif y su padre decidieron cambiárselo, entre otros aspectos, y usar el apellido de su abuela como un tributo.

“Al principio no sabíamos qué nombre ponerle, estuvimos piense y piense y le dije: Fenner, porque es tu apellido, es tu sello, es algo que tú has creado. En ese tiempo mi abuelita, su madre, estaba enferma y lo hizo como una manera de que quedara como recuerdo”, explicó.

La enfermedad, su mayor desafío
Como en toda carrera o negocio es necesario superar retos o desafíos, que finalmente dejan algún aprendizaje en la vida, para DenifAiled, el mayor ha sido enfrentarse a una difícil enfermedad: artritis reactiva.

“En marzo de 2020, tuve un problema de salud muy grande, estuve tres meses sin poder caminar, ya que fui diagnosticada con artritis reactiva, mis articulaciones se inflamaban de tal manera que no podía mantenerme de pie y estaba sin energía”, compartió.

La enfermedad le llegó a la par de la pandemia, y aunque estaba en casa tratando de recuperarse, fueron meses muy complicados en los que necesitó el apoyo para su cuidado y el de su bebé de solo 6 meses. Afirmó que esto ha sido lo más complicado que ha vivido.

Todo reto deja una enseñanza: “Me volví una mujer más fuerte y segura de mí misma. Definitivamente, este episodio cambió mi vida, porque uno se envuelve demasiado en el trabajo y no aprende a disfrutar la otra parte de la vida personal y esto es un recordatorio que tengo todos los días”.

La directora ejecutiva de Fenner Foods dijo que su mayor fortaleza es ser resiliente, pues se considera una mujer que siempre les ve el lado bueno a las cosas, saca lo mejor de cada situación que se le ha presentado y gracias a esto ha podido salir adelante a pesar de las adversidades.

El ABC del éxito
Por un cuarto de siglo, la empresa familiar ha logrado mantenerse y poco a poco posicionarse en el mercado, esto se lo debe “principalmente a tener un propósito y ser constante en él, lo demás es ir disfrutando el camino”.

Sin duda, han sido 12 años de mucho trabajo, retos, experiencias y aprendizaje, sobre todo en su etapa como directora ejecutiva, en la cual al inicio tuvo algunas dificultades por ser una mujer quien estaría al frente y, aparte, hija del dueño.

“Te topas con personas que no creen que puedes hacer algo bien dentro de la empresa, creen que solo vas a ir un tiempo y te vas a alejar, pero después de algunos años me he ganado el respeto y tengo el apoyo de muchas personas”.

Su constancia y perseverancia es lo que ella considera fue lo que le permitió ser reconocida como directora ejecutiva, afirmó, “vieron que yo era una persona responsable y que a pesar de los comentarios, yo seguía ahí”.

“Lo más importante es fijarte una meta real, ser positiva y controlar nuestras emociones, porque muchas veces las mujeres metemos mucho el corazón en lo que hacemos y, a veces, cuando nos llega a salir algo mal nos tambaleamos emocionalmente, por eso debemos ser constantes y congruentes con lo que hacemos”, concluyó.

En breve…
Artículo indispensable: Su celular
Música favorita: Pop
Mayor debilidad: Soy muy desconfiada
Mayor fortaleza: Muy comprometida
Frase favorita: “Mientras vivas, sigue aprendiendo cómo vivir”

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta