¡Cuidado con las dietas extremas!

¡Cuidado con las dietas extremas!

 

POR RAYMUNDO AGUILERA

 

Con el comienzo del año, uno de los propósitos más comunes es hacer ejercicio y bajar de peso, lo cual es muy bueno para nuestra salud, pero lo recomendable es primero visitar a nuestro médico, para verificar cómo andamos, y posteriormente acudir a un nutriólogo, quien nos dará los mejores consejos para nuestra alimentación de acuerdo al ritmo de vida, estatura y edad que tengamos.

 

Ningún extremo es bueno

Recordemos que cada ser humano es distinto, todos tenemos diferente metabolismo, distintas actividades y dependiendo de nuestra edad, además del género, nuestro organismo reaccionará de forma distinta a los grupos de alimentos como carbohidratos, proteínas, granos, cereales, así como a las rutinas de ejercicio.

Por ello no se trata de comer sólo lechuga durante dos semanas para bajar de peso, pues esto podría traernos graves afectaciones a nuestra salud. Tampoco debemos tratar de correr 20 kilómetros en nuestra primera semana de ejercicio, primero debemos verificar mediante exámenes de laboratorio cómo se encuentra nuestro nivel de glucosa y trigliceridos, los cuales debe revisar un profesional de salud para indicarnos si podemos iniciar con una rutina de ejercicio.

Es importante mencionar que con las dietas no se trata de eliminar alimentos, sólo de adecuar las porciones a nuestra edad y rutina, pues una persona de entre 18 a 29 años ocupa mucha más energía que alguien de 50 a 65 años, por ello los niveles de proteína y azucares deberán ser distintos.

 

Las recomendaciones

  • Ahora, una mujer requiere de ciertos nutrientes, y su metabolismo es un poco más lento que el de los hombres, por ello debemos consultar con un nutriólogo, sobre cuáles alimentos nos ayudan a mejorar la digestión, además de los cereales, las porciones y el horario para consumirlos.
  • Las recomendaciones generales para cualquier persona, y en cualquier edad, es tomar agua de preferencia con cualquier alimento, dormir 8 horas, para poder contar con lo básico al momento de iniciar con nuestro propósito de año, y en cuanto al ejercicio, no exceder más de 30 minutos en las rutinas, pues realizar un esfuerzo mayor al inicio, podría ocasionarnos lesiones musculares como desgarres o contracturas que pueden mermar nuestra salud.

 

En el caso de las personas que tengan algún padecimiento como diabetes, hipertensión o aquellas mujeres que estén embarazadas, la dieta y ejercicio es obligatorio para mantener un buen estado de salud, pues ambos juegan un papel fundamental para mantener un equilibrio adecuado en sus niveles.

En muchos de los gimnasios nos ofrecen los servicios de un entrenador, lo único que debemos verificar es que esté certificado, saber qué tipo de especialidad tiene y procurar que los pesos utilizados para tonificar nuestro cuerpo, piernas, espalda, brazo o pecho, sean los adecuados, para evitar lesionarnos.

También es importante que los aparatos estén en buenas condiciones para evitar que se lleguen a romper, además de que tengan buenas condiciones de higiene. Lo recomendable es llevar unas sandalias al gimnasio, para utilizarlas al momento de usar las regaderas y toallas personales para evitar contagios.

 

*El autor es Coordinador de Comunicación Social y Relaciones Publicas 

de la Jurisdicción de Servicios de Salud de Tijuana, Tecate y Rosarito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta