Copy & Paste

Copy & Paste

¿Cuál es el mejor regalo que le pudiéramos hacer en este mes del niño?  ¡Regálale hábitos! Será la mejor inversión del mundo

Por Maru Lozano

Eso hacen los niños, copian y pegan en su ser todo de ti, de su entorno, de los medios de comunicación, ¡de todos!  Ya habiendo hecho copy & paste viene el arte de plasmarlo, expresarlo y verter por todos lados y con todo el mundo de acuerdo con las consecuencias que pudiera experimentar.

¿Cuál es el mejor regalo que le pudiéramos hacer en este mes del niño?  ¡Regálale hábitos! Será la mejor inversión del mundo.  Dicho por docentes, la mayoría de los alumnos no sabe abrocharse agujetas, no sabe ponerse una chamarra, no sabe abrir ni cerrar un recipiente de plástico tipo tupper y un largo etcétera.

Dicen frases como: “la maestra está loca”, “el covid… la guerra… tu papá tal… el gobierno… todo carísimo…”. Ellos copian y pegan en sí mismos nuestras frases, nuestros miedos, nuestras tristezas, nuestro enojo, ¡todo!  Por eso es tan importante tu reacción, en tu cara e intensidad está la personalidad del pequeño.

Se vale sentir

Se vale sentir frente al niño cualquier emoción, pero más se vale gestionar y reflexionar después para adoptar la mejor actitud, la más favorable, la que más ayude. Usualmente gritamos y publicamos inconformidades y pocas veces o casi nunca, mostramos la solución y cómo nos sentimos ya con eso.  ¡Justo lo que debe aprender el niño!

Cuando enfermamos o tenemos compromisos que implican dejar al hijo con alguien, de acuerdo con nuestra inversión en hábitos será la magnitud de la preocupación.  Si tú le enseñaste bien, lo practicaste con él, entonces tendrá un gran colchón para enfrentar lo que sea.

Maxwell Maltz, cirujano plástico que en los años sesenta dijo que sus pacientes se acostumbraban a su nuevo aspecto hasta los 21 días, o bien, dejaban de sentir el miembro fantasma amputado -si hubiera sido el caso- hasta pasadas esas tres semanas.  Y es que hay una explicación científica: veintiún días es el tiempo que tardan las células madre en diferenciarse en nuevas neuronas en el cerebro.

Por otra parte, en el año 2000 los investigadores Michael Smolensky de Estados Unidos, experto en cronobiología, y Zerrin Hodgkins de Londres comprobaron que son también veintiún días los que dura el biorritmo emocional.

 

Dos secretos para plantar un nuevo hábito

Motivación y coherencia.  Motivar es movimiento en un ambiente pacífico y coherencia al ponerlo en práctica.

Es que si lo que deseamos que se vuelva costumbre no está conectado con algo significativo o importante en su vida, no lo encontrará motivante.  Debe tener un sentido real.  Por favor no le inventes que se verá más lindo, que lo adorarán todos, que así tendrá muchísimo dinero, ni cosas por el estilo.

 

Desventajas inmediatas de regalar hábitos

Ansiedad y estrés.  Toda puesta en marcha generará esto en ambos, madre e hijo.  Es normal por la incertidumbre que se produce. La buena noticia es que todo esto es pasajero y el andar juntos es increíble.  Con la práctica y repetición se volverá “parte de”.  A los veintiún días, el sistema natural ya lo tiene.

Mamá, no decaigas, paciencia, son solo unos días, recuerda que durante esas semanas estás trazando una nueva ruta neuronal que se volverá permanente y ¡lleva tu firma! Es decir, este regalo de implantar hábitos lleva por envoltura y moño a la gran mujer que eres como mamá.  Tu niño es también tu regalo al mundo.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta