Cómo hacer más eficiente tu cafetería en tiempos de pandemia

Cómo hacer más eficiente tu cafetería en tiempos de pandemia

 

POR CLEOFAS ARREOLA

 

Seguramente esta pandemia nos ha enfrentado a situaciones difíciles que no habíamos considerado, tales como cerrar temporalmente, despedir empleados, recibir menos ingresos, etc.

Estos desafíos nos han llevado a vivir con una presión constante que no ayuda a salir del problema.

Creo que, ante esta situación, nos quedan dos caminos: uno es esperar a que esto pase (con las consecuencias que esto conlleva), y la otra es asumir el reto de ver nuestro negocio desde afuera, haciendo a un lado nuestros sentimientos, y viendo con frialdad cómo ha sido afectado por los nuevos lineamientos de operación establecidos por nuestras autoridades.

De ahí que tenemos que hacer un esfuerzo sobre humano para poder ver nuestro negocio desde otra óptica y reconocer que las cosas cambiaron, y que quizá no estamos a la par de las nuevas reglas del juego.

¡Siempre se ha dicho que las crisis nos presentan nuevas oportunidades…! lo que no nos dicen es dónde están esas oportunidades!

¡Así que hay que salir a buscarlas!

 

Adaptándonos a la nueva realidad

Eso significa, salir de nuestra zona de confort y ver a nuestro alrededor, analizando a nuestro consumidor, investigando lo que hace la competencia y comparándolo con lo que hacemos para encontrar en que punto nos encontramos con respecto a lo que tenemos a nuestro alrededor.

Por ello, es muy importante poner manos a la obra, y hacer que cada acción que tomemos cree valor para nuestro negocio, ya que tendremos que ser más creativos en nuestra forma de operar, y quizá tendremos que salir adelante con menos personal y menos dinero.

 

Preguntas que nos debemos hacer, para analizar nuestro negocio:

  1. ¿Qué está haciendo la competencia con respecto a lo que nosotros hacemos: ¿es mejor su café? ¿Es mejor su servicio? ¿Y si nuestros productos y servicios son mejores, lo sabe el cliente? ¿Hemos comunicado a nuestros clientes acerca de la calidad de nuestros productos? Por otro lado: ¿Nuestros colaboradores están perfectamente capacitados?
  2. ¿Contamos con espacio para crecer? No sólo nos referimos al espacio físico para crear una terraza, sino a los productos que ofrecemos ¿Se podrá ampliar nuestro menú? ¿Podremos ofrecer el servicio a domicilio? ¿Podríamos tener el producto listo para ser recogido cuando llegue nuestro cliente?

¿Estoy aprovechando las aplicaciones para mejorar mis servicios y atención al cliente? ¿Estamos utilizando las redes sociales para comunicar nuestros productos nuevos? ¿Hemos considerado ofrecer productos de la temporada?

  1. Una consideración obligada es preguntarnos si nuestro negocio está sano, ¿o si algo le duele a nuestro negocio? Si no está sano y algo le duele, entonces habría que entender cómo atacar con urgencia esos puntos débiles de nuestro negocio. Estos pueden ser desde muy urgentes, como corregir la falta de flujo, o algo que puede esperar un poco, como la falta de productos especiales o la falta de capacitación.

OJO: esto sólo puede esperar muy poco, porque no podemos darnos el lujo de ahuyentar a  nuestra clientela por falta de servicio o de productos.

  1. Ahora más que nunca tenemos que buscar al cliente, salir por él. Nuestros clientes, que antes llegaban y se sentaban para ordenar, ahora lo hacen de pie fuera de nuestro negocio. ¿Cuántos de ellos estarán dispuestos esperar a que les sirvamos su bebida al rayo del sol? ¿Se podría instalar un toldo para su comodidad?

Este es el mejor momento para preguntarnos acerca de lo que NO estábamos haciendo. Todo cambio que vayamos a realizar deberá ser en beneficio del cliente.

Al final, lo que decidamos adaptar, deberá ser hecho mejor que la oferta de la competencia. Quizá ahora podremos ofrecer productos o servicios que antes no se ofrecían.

  1. Un punto clave será hacer más eficiente el negocio; hacer más con menos. Quizá entrar en áreas en las que no estábamos.

 

Ahora hay otras prioridades y los recursos son más escasos

Si te parecen interesantes estos conceptos, NO dejes de buscar la continuación en nuestra próxima edición, mientras ese día llega, te deseo ¡buen café!.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta