Cómo detectar  adicciones en tus hijos

Cómo detectar adicciones en tus hijos

POR CARLOS GUTIÉRREZ

 

Si existe una pesadilla terrible para cualquier padre, es el tema de las adicciones en nuestros hijos.

En estos tiempos violentos y extraños por los que vivimos, es muy común ver que los jóvenes no sólo se alcoholicen, también podemos verlos consumir marihuana, cocaína, cristal y un sinfín de drogas que desgraciadamente están muy a su alcance incluyendo las drogas auditivas.

Actualmente con la aprobación de la marihuana en Estados Unidos, y las famosas recetas médicas para consumo medicinal, realmente estamos ante una epidemia de consumo incontrolable por la que muchos jóvenes de ambos lados de la frontera llegan a la adicción.

Una vez que un joven inicia el consumo de cualquier sustancia, debemos preocuparnos y ocuparnos de detener el consumo, y orientarlos hacia una vida saludable, dándoles opciones como el deporte, el arte, el servicio social, los negocios o cualquier cosa positiva que sea de su interés. Siempre es mejor prevenir que lamentar.

 

Las adicciones se construyen desde pequeños

Aunque debemos aceptar que existen sustancias altamente adictivas a las que los jóvenes están expuestos, las adicciones no es algo que sólo se de en la vida del joven o adulto, por el contrario, las adicciones se construyen desde la primera infancia.

Antes se veía a éstas como un vicio o falta de virtud, después se les vio como una enfermedad; hoy en día, las vemos como parte de una “personalidad adictiva”. Entenderlo así nos permite ampliar nuestro enfoque respecto al tema, y darnos cuenta que los tratamientos deben ser no sólo hacia el individuo, sino también hacia sus familias, en un ambiente colegiado de profesionales de la salud que incluyen principalmente a psicólogos, médicos y psiquiatras.

 

Pero, ¿cómo se forma la personalidad adictiva?

Es extremadamente fácil: concédale a su hij@ todos sus caprichos. No corrija sus fallas y permita que lo dominen como padre. Déjelos hacer lo que se les dé la gana. Resuélvales todos sus problemas, y pronto tendrá un flamante adulto inútil, posiblemente adicto.

Si desde el principio de la crianza les ayudamos a ser pacientes, respetuosos, que aprendan la cultura del esfuerzo, que cooperen en casa, que sean resilientes, entonces tendrán muchas posibilidades de no caer en adicciones, de realizarse y ser felices.

 

¿En qué tipo de adicciones pueden caer nuestros hijos?

Hay de todo tipo, desde las que son con sustancias, con las redes sociales, con videojuegos, con relaciones de pareja, con pornografía, con el juego de apuestas, etc.

Como puede ver, la droga no es el problema. El problema es de quien la usa.

 

Qué hacer para prevenir el consumo en los adolescentes:

  1. Asegurarse de que los jóvenes tengan información amplia sobre las drogas. Esto se puede hacer en la escuela, pregunte si acaso existe un programa de prevención de adicciones en el colegio de sus hijos. La mayoría de la droga que consumen los jóvenes la obtienen en la escuela, así que el trabajo se tiene que hacer entre padres, alumnos y maestros.
  2. Es importante que conozca los factores de riesgo y de protección para una adicción. Un factor de riesgo es todo aquello que favorece la adicción: conducta agresiva, el deseo de experimentar, conflictos familiares, disponibilidad de drogas, y pobreza entre otras. Los factores de protección pueden ser el deporte, la prevención en la niñez temprana, la convivencia familiar, y el establecimiento de límites claros de conducta entre otros.

 

Algunos consejos útiles

  • No les permita llegar tarde de las fiestas, ni beber ni fumar.
  • Cuando salgan, que sólo lleven el dinero suficiente para lo que vayan a hacer, nunca de más.
  • Vigile a sus amistades constantemente, y relaciónese con los padres de familia.
  • Revise sus habitaciones y pertenencias. Los jóvenes tienen derecho a la privacidad y usted la obligación de supervisarlos.
  • Si se desvelan por llegar tarde, no les permita dormir más tiempo de lo debido y póngalos a hacer alguna actividad física.
  • Siempre que salgan, verifique a dónde van, con quién van, y a qué hora llegan.
  • Siempre que lleguen de una fiesta o actividad, huela su ropa y aliento.
  • No permita, ni haga chantajes emocionales.
  • Si cambian sus hábitos, verifique la razón
  • No les permita desvelarse con videojuegos, o pasar demasiado tiempo con pantallas, y eso incluye teléfonos, computadores, televisores y tablets.
  • Involúcrese en sus diversiones.
  • Escúchelos sin regañarlos.
  • Hágales una prueba “antidoping” si es necesario.
  • Manténgase cómo un ejemplo de conducta.

 

Si confirma que su hijo consume alguna droga, no lo deje pasar, y tome acciones de inmediato, apoyándose en un profesional del área.

Las adicciones son un tema serio en donde los padres debemos estar atentos y firmes. Recuerde, eduque a sus hijos con amor y fortaleza.

 

*El autor es psicólogo.

 

CORREO: carlosjgutierrezc@gmail.com

TELÉFONO: 664-174-42-30/664-676-79-40

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta