¿Cómo cambiaron los derechos de la mujer con las luchas feministas?

¿Cómo cambiaron los derechos
de la mujer con las luchas feministas?

 

Por Becky Krinsky

 

A pesar de que hoy en día, la mujer se considera una persona respetada, independiente y segura de sí misma, capaz de dirigir una nación y descubrir la cura de enfermedades mortales, hace no tanto tiempo, la mujer no contaba con tantos derechos, ni tenía tan buenas oportunidades.

Gracias a la lucha de las mujeres feministas en los años sesenta, los derechos de la mujer mejoraron radicalmente. Hoy en día, la mujer tiene una posición sólida y respetada en la sociedad moderna.

Los cambios no sólo fueron obtener derechos políticos y civiles, sino que las mujeres recuperan su independencia, ya que pueden estudiar, trabajar y elegir su destino. A partir de esto, mejora su autoestima y su validación económica.

Todos estos cambios fomentaron cambios a su vez en los derechos legales, creando nuevas leyes para protegerlas y apoyarlas. Así, se logra el desarrollo de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad.

 

Leyes que protegen a la mujer

La liberación femenina logró la creación de leyes contra el abuso familiar, la violencia doméstica, la protección en privaciones erótico-afectivas, y toda situación que limite u obstaculice su libre albedrio. También lograron luchar contra la desigualdad de género, y ayudaron a proteger los derechos de la familia.

La apertura cultural y la diversidad social abrió el dialogo y la aceptación de la mujer, la homosexualidad/el lesbianismo, las madres solteras, y la subrogación, en general, la visión de la mujer moderna se fortalece, haciéndose más permisiva e inclusiva.

 

Dentro de los nuevos derechos de la mujer se encuentran:

  1. El derecho de la maternidad y la lactancia para reincorporarse al ámbito laboral después de haber tenido a sus hijos.
  2. La custodia compartida. Ahora la educación de los hijos será considerada más importante que los intereses personales de los conyugues en caso de haber una ruptura o separación matrimonial.
  3. El derecho a no ser despedida por estar embarazada.
  4. El derecho a condiciones de igualdad y flexibilidad en el trabajo. Tanto de equidad salarial como el derecho al desarrollo corporativo y directivo.
  5. Programas de educación, promoción y formación, dedicados a la superación femenina exclusivamente.
  6. Subsidios económicos para amas de casa, madres solteras y mujeres con condiciones especiales.

 

La mujer, hoy en día, es una persona empoderada e independiente, que cuenta con la autoridad para decidir su destino.

Con mucho orgullo encontramos que Contreras Law es uno de los mejores ejemplos que promueven la imagen de la mujer actual y la mujer moderna. Este es un grupo profesional creado por mujeres profesionales que además de conocer los derechos de la ley, promueven y ayudan a que las mujeres que necesitan ayuda sean representadas con la dignidad, excelencia y seriedad que merecen.

Dolores Contreras es una gran mujer: madre, y excelente abogada. Con su trabajo demuestra que ser una mujer moderna es un gran privilegio, y que la lucha de las feministas valiosas de los sesentas, sí lograron asegurar un mejor futuro para que las nuevas generaciones tuvieran una buena calidad de vida.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta