Comidas para llevar al trabajo: fáciles y rápidas

Comidas para llevar al trabajo: fáciles y rápidas

A veces no tenemos la posibilidad de cocinar nada para comer a mediodía. Nos conformamos con un sándwich o algo similar. En el trabajo es algo habitual. Sin embargo, hay una gran cantidad de recetas sencillas que se pueden preparar en casa y llevar en tupper al trabajo. Te contamos cuáles son nuestras comidas preferidas para llevar al trabajo.

Las empanadas y los sándwiches de la tienda de la esquina son el recurso económico y fácil. Sin embargo, es difícil saber el tiempo que llevan en el escaparate. Además, contienen una gran cantidad de calorías. Muchos llevan mantequilla o azúcar, que hacen que la proporción de grasas en nuestra dieta se dispare. No obstante, te demostramos que con poco esfuerzo se pueden preparar recetas sanas para llevar en tupper al trabajo.

La pasta, el arroz o las ensaladas son recetas fantásticas. Las puedes preparar en casa por la noche y dejarlas en la nevera para el día siguiente. No se estropean ni pierden sabor. Las quiches y los pasteles de verduras también son una magnífica opción. Una vez preparados, los puedes congelar y tenerlos listos para cualquier momento. Además, la mayoría de estos pasteles se pueden comer fríos y están buenísimos.

Antes de ponernos manos a la obra, échale un vistazo a estas recetas bajas en sal que quizás puedan servirte de inspiración:

1. Ensalada de tortellini

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 g tortellini
  • Un calabacín pequeño
  • 2 brotes de apio
  • Un tomate pelado
  • Una cucharada de vinagre balsámico
  • 3 cucharadas de vinagre blanco
  • Medio vaso de vino blanco
  • Sal y pimienta
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • Unas rodajas de puerro

Preparación:

  • En una olla, cuece los tortellini en agua con sal.
  • Mientras tanto, corta el tomate, el apio y el calabacín en pequeños dados.
  • Prepara una vinagreta mezclando los dos tipos de vinagre con el vino, el aceite, la sal y la pimienta
  • Deja hasta que la sal se disuelva del todo.
  • Una vez que terminen de cocerse los tortellini, mézclalos con las verduras y la vinagreta.
  • Deja reposar durante dos horas.
  • Después de añadir las rodajas de puerro, ya estará lista para servir.

2.Ensalada templada de garbanzos y cominos

Es cierto que durante el verano nos cuesta un poquito más comer legumbres pero, por suerte, tenemos algunas opciones fresquitas para poder comerlas durante todo el año. Te proponemos que pruebes con una ensalada templada de garbanzos y comino.

Ingredientes para ensalada individual:

  • 100 gramos de garbanzos
  • Un huevo duro
  • 1 cebolleta tierna
  • Medio pimiento rojo asado
  • 2 palitos de mar
  • Medio pepino
  • Una pizca de perejil
  • Una pizca de comino
  • Una cucharada sopera de aceite de oliva
  • Un diente de ajo

Preparación:

  • Cuece los garbanzos previamente.
  • Mantenlos en un plato aparte.
  • Pon una sarten al fuego.
  • Agrega el pimiento rojo cortado en tiras junto a la cebolleta hasta que se doren.
  • Mientras, maja el diente de ajo en un mortero con una pizca de sal, comino y perejil.
  • Añade el huevo cocido picadito, los palitos de mar, el pepino y el sofrito de pimiento y cebolleta al plato en el que has reservado los garbanzos.
  • Por último, añade el aliño del mortero con una pizca de sal y aceite de oliva.

3. Ensalada de patata con bacon

La ensalada de patata también es una buena idea a la hora de comer de tupper. Para hacerla, aprovecha cuando cuezas patatas para poner un par de ellas más en la olla. Esta receta es muy sencilla y acepta muchas variantes, como por ejemplo, con unas rodajas de pepino.

Ingredientes para 6 personas:

  • 1,5 kg de patatas cocidas
  • 300 g de bacon
  • 3 cebollas (o menos, según el gusto)
  • Sal y pimienta
  • 6 cucharadas de vinagre balsámico
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • Una pizca de mostaza
  • Una ramita de perejil

Preparación:

  • Limpia las patatas.
  • Ponlas a cocer al vapor o en agua durante 40 minutos.
  • Pélalas y córtalas en rodajas de 1 cm para ponerlas en la ensaladera.
  • Acto seguido, pela las cebollas y córtalas en finos dados.
  • Junto con el bacon, sofríelas un poco en la sartén durante unos 15 minutos hasta que se queden doraditas.
  • ​Añádelas a la ensaladera.
  • Sazona con sal y pimienta y espolvorea el perejil por encima.
  • Prepara una vinagreta con el vinagre balsámico, el aceite y la mostaza y viértelo por encima del plato.
  • Deja reposar al menos durante 30 minutos.
  • Si las patatas se quedan un poco secas, puedes solucionarlo añadiendo un poco de agua.

Cortesía y todos los derechos de la nota: enfemenino.com

*Derechos a sus respectivos autores.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta