Cistitis en la mujer

Cistitis en la mujer

 

Este problema inflamatorio tiene causas múltiples, siendo las infecciones lo más frecuente, pero también las inflamatorias, como es el caso de la radioterapia de la zona pélvica, en los portadores de catéteres en la vía urinaria o en casos de piedras en la vejiga

 

Por Dr. Andrés Hernández Porras

El decir cistitis se refiere a un cuadro inflamatorio en la vejiga caracterizado por ardor para orinar (disuria), urgencia urinaria, sensación de querer seguir orinando después de haber orinado (tenesmo), aumento en la frecuencia urinaria y orinar en poca cantidad (polaquiuria).

Este problema inflamatorio puede presentarse en hombres y mujeres a cualquier edad; las causas son múltiples, siendo las infecciones lo más frecuente, pero también las inflamatorias, como es el caso de la radioterapia de la zona pélvica, en los portadores de catéteres en la vía urinaria o en casos de piedras en la vejiga, habiendo más razones.

 

Persistencia bacteriana

Una forma importante de abordar el problema es buscando si hay persistencia bacteriana, que es cuando se da un tratamiento y no se logra erradicar la bacteria o cuando hay reinfecciones. Esto nos da un orden en la investigación, por ejemplo, en el primer caso, la bacteria no se erradica principalmente porque los tratamientos que toman son incompletos, en este caso la gente toma el medicamento y al sentirse bien lo suspende.

Otro ejemplo de persistencia bacteriana es cuando una persona toma antibiótico empírico que no es el adecuado, cuando esto pasa, la paciente generalmente reduce o alivia la molestia, pero rápidamente reinicia con el problema, esto puede disminuir en frecuencia cuando la paciente, al iniciar con los primeros síntomas, realiza un examen general y cultivo de orina para identificar correctamente a la bacteria que está siendo la causante de la infección e identificando qué antibióticos son los más acertados para tratar el problema.

Las reinfecciones se refieren a que la paciente tuvo una infección demostrada por urocultivo y posterior a terminar el tratamiento, realizó otro urocultivo de control y la bacteria ya no estaba presente, en este caso sí se logró erradicar la infección, solo que hay algún factor que sirve como causante del desarrollo de las infecciones.

 

Factores de riesgo

Algunos de los factores de riesgo en la mujer se encuentran:
  1. Retener la orina
  2. Ingesta baja de líquidos
  3. Estreñimiento
  4. Infecciones vaginales
  5. Aseo no adecuado posterior a las evacuaciones
  6. Ser portadora de catéteres o sondas en la vía urinaria promueve la colonización por bacterias.

Para considerar

Dentro de los consejos para disminuir el riesgo de infecciones urinarias se encuentran:
  1. NO AGUANTAR LAS GANAS DE ORINAR. En la mujer, es muy fácil retener la orina, ya que tiene más capacidad de hacerlo en comparación con el hombre.
  2. TOMAR AL MENOS 2-2.5 LITROS DE LÍQUIDOS AL DÍA: Esto incluye agua con o sin sabor, jugos y hasta café, el cual no afecta en el origen de las infecciones, no es así cuando la paciente ya tiene la infección urinaria, porque en este caso, pudiera aumentar la irritabilidad de la vejiga y con esto, tener más síntomas.
  3. EL ESTREÑIMIENTO: Este disminuye tomando también más líquidos, aumentar la ingesta de fibra en la dieta; en caso de que se requiera algo más allá del manejo con dieta, es importante visitar al médico general, gastroenterólogo o internista para recibir indicaciones.
  4. LAS INFECCIONES VAGINALES: Se deberán tratar específicamente sobre el microorganismo que la está produciendo (hongo, parásito o bactria) y esto se logra cultivando la muestra. Independientemente de que uno en la pareja tenga alguna infección genital, ambos deberán recibir tratamiento, es bien sabido que hay infecciones vaginales que dan muchos síntomas, pero en el hombre apenas son notables y viceversa.
  5. LAS PERSONAS QUE TIENEN CATÉTERES: Estos funcionan como cuerpo extraño y es fácil que sean colonizados por bacterias.
  6. EL ASEO: Posterior a la evacuación deberá ser en sentido opuesto de la vagina, esto para evitar que se muevan las bacterias del colon hacia la vagina y/o uretra.

Dentro de las recomendaciones más importantes, aparte de seguir los consejos mencionados para disminuir las infecciones urinarias, se encuentran el evitar la automedicación y evitar tratar recurrentemente las infecciones con bebidas que derivan de plantas; si bien es una opción para alguna parte de la población, esta deberá de ser cuando sea el primer o segundo cuadro infeccioso solamente, posterior a esto, el tratamiento deberá de ser orientado en base a los urocultivos y si aun así persiste, entonces se hacen estudios de investigación que pueden ser urotomografía o resonancia magnética de vejiga, ambos tienen indicaciones muy específicas.

Es importante recordar que gran parte de las infecciones de vías urinarias que recurren, son evitables simplemente con las medidas generales ya mencionadas.

*El autor es urólogo, egresado de UABC / Hospital de Especialidades Centro Médico La Raza.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta