Cardiopatías congénitas

Cardiopatías congénitas

Segunda causa de mortalidad infantil en niños menores de 5 años

 

El 50% de los niños con cardiopatía congénita van a requerir de una intervención cardiaca durante el primer año de vida. Gracias al avance de la medicina, cerca del 90% de los niños con algún tipo de defecto en su corazón tienen solución a su padecimiento

 

POR DR. ADRIÁN SÁNCHEZ

 

El corazón se considera uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, debido a la importancia de su función. Es un músculo cuya función principal es la de bombear sangre y distribuir oxígeno a todo el cuerpo. Así que cualquier enfermedad de este órgano puede cambiar o causar efectos drásticos en el organismo humano.

 

Cardiopatías en niños

Las enfermedades del corazón no son nada raras en la edad pediátrica, pero se presentan de una manera diferente a los padecimientos propios del corazón que ocurren en una persona adulta.

La mayoría de las enfermedades cardíacas en el adulto, se adquieren a través del tiempo, como consecuencia de múltiples causas, a diferencia de los niños, cuya mayoría de los padecimientos se consideran de origen congénito.

De aquí proviene el termino cardiopatía congénita, que se refiere a un grupo de enfermedades que se desarrollan durante la formación del corazón en el embarazo, y que están presentes desde el nacimiento de un recién nacido.

Hasta la fecha no se sabe con exactitud por qué ocurren las cardiopatías congénitas en el cuerpo humano.

 

¿Cuántos tipos hay y qué tan graves son?

  • Las cardiopatías congénitas pueden afectar a cualquiera de las diversas partes del corazón y representan la malformación que se da con mayor frecuencia en el ser humano:
  • 1 de cada 100 niños que nacen padecerá de una cardiopatía congénita.
  • En México se estima que alrededor de 21,000 niños nacen al año con algún tipo de malformación cardíaca, y representa la segunda causa de mortalidad infantil en niños menores de 5 años. Por eso la importancia de la detección temprana, y del tratamiento oportuno de este tipo de padecimientos que se dan con mucha frecuencia en niños.
  • Existen diferentes tipos de cardiopatías congénitas, dependiendo de qué parte del corazón se ve afectada. Hay cardiopatías congénitas que pueden consistir en 1 solo defecto o en múltiples defectos en el corazón.
  • Hay aproximadamente unas 30 cardiopatías congénitas diferentes, y cada una de éstas se manifiesta y afecta al corazón de un niño, también de diferente manera.
  • Algunos bebés o niños no experimentan síntomas o la cardiopatía pasa años desapercibida y sin detectarse a mayor edad.
  • Algunos defectos impiden que el corazón bombee sangre adecuadamente, y esto se puede manifestar con dificultad al respirar, especialmente al comer en recién nacidos, o al realizar actividad física en niños mayores.
  • En el caso de bebés en etapa de lactancia, se pueden producir problemas de alimentación que provocan que un bebé no aumente de peso adecuadamente, secundario a un problema en su corazón.
  • En algunos bebés se pueden hinchar las piernas, el abdomen o alrededor de los ojos. Uno de los principales signos para sospechar de un defecto en el corazón de un niño es cuando el médico escucha un sonido anormal en el corazón, y a este signo se le llama: soplo cardíaco.
  • Otras cardiopatías congénitas hacen que la piel adquiera un color azul especialmente en los pies, manos y región alrededor de los labios. A este fenómeno de coloración azul se le llama cianosis, que puede ocurrir al poco tiempo después del nacimiento o en los días posteriores.
  • La cianosis indica que existen defectos en el corazón que impiden que la sangre que bombea el corazón reciba oxígeno de una manera adecuada.
  • Otros síntomas en niños mayores pueden ser sensación de dolor de pecho, aumento de la frecuencia cardíaca o hasta desmayos.

 

¿Qué hacer cuando hay sospechas de cardiopatía congénita?

Cuando se sospecha que un bebé o niño pueda padecer de una cardiopatía congénita, que normalmente el médico de primer contacto es quien los atiende, este los refiere con el cardiólogo pediatra.

Al subespecialista le corresponde la labor de realizar los diferentes estudios para confirmar o descartar el diagnóstico de cardiopatía congénita, que incluye comúnmente: un electrocardiograma, radiografía de tórax y ultrasonido del corazón (ecocardiograma).

La mayoría de las cardiopatías congénitas van a necesitar de algún tipo de intervención de corazón, ya sea cirugía a corazón abierto o por mínima invasión.

El 50% de los niños con cardiopatía congénita van a requerir de una intervención cardíaca durante el primer año de vida.

Muchos casos se pueden mantener estables con ayuda de medicamentos en espera de cirugía de corazón, pero la mayoría van a requerir de un tratamiento definitivo que es la cirugía de corazón.

A pesar de que las cardiopatías congénitas son unas de las principales causas de mortalidad infantil, gracias a los avances en la medicina, actualmente cerca del 90% de los niños con algún tipo de defecto en su corazón tienen solución a su padecimiento.

*El autor es pediatra con especialidad en cardiología pediátrica.

 Es presidente fundador de la fundación Bebé Cardio.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta