Halcones, las nuevas generaciones capacitadas para servir

Halcones, las nuevas generaciones capacitadas para servir

 

Ante las emergencias, paramédicos activos, no se puede parar el servicio de rescate, Cruz Roja

 

POR MARI CARMEN FLORES ÁVILA

 

El ulular de sirenas de las ambulancias anuncian que algo pasó. Ahora no se les mira el rostro. Cruz Roja puso módulos y solicitó donativos para equipar al personal. Porque además de las situaciones de rescates, ahora con el COVID, “no sabemos a quién atenderemos”, explicó Antonio Alfaro, jefe de una subdivisión de Cruz Roja en Playas de Rosarito. Se parte en dos. Su madre es mayor de edad y su tío también a quienes ahora debe apoyar con el mandado, además tiene a dos hijas pequeñas. “Es difícil; preocupante, pero no puedo dejar de cuidar a los míos y tampoco dejar los rescates”.

Los integrantes del grupo Halcones, jóvenes todos recibieron ambulancias donadas que ahora deberán importar, pero entre conseguir recursos para hacerlo, fueron equipados para poder atender. A su logo, nacido allá por principios de los ochentas hoy dice “Grupo de Respuesta Covid” Tienen academia, los preparan y el grupo que, el día del socorrista cubre los servicios de Cruz Roja “no tuvimos problemas con el equipo”, dijo Giovani López.

Con muchos años de experiencia y de haber formado parte de la dirección de Protección Civil Estatal Antonio Alfaro y sus voluntarios en Playas de Rosarito se enfrentan a que allá no hay otros grupos que puedan responder a emergencias.  Muchos -para cuidar a sus familias-, pidieron permiso son goce de sueldo. Lo que quedamos le entramos. “Creo que como paramédicos y rescatistas, no esperamos un reconocimiento de la sociedad, eso no nos mueve. Solo esperamos no ser agredidos como ya ha estado pasando con médicos, enfermeras y paramédicos, estamos tratando de ayudar, de poner nuestro granito de arena para evitar la mayor cantidad de muertes, ya sea por Covid, por un accidente o cualquier emergencia”. Hoy más que nunca se necesita empatía de la sociedad”

La pandemia nos ha puesto a prueba a los voluntarios que hemos decidido seguir prestando el servicio, tenemos que acudir al llamado de ayuda, los accidentes siguen ocurriendo, la gente sigue en las calles y en las carreteras, el crimen esta como nunca y los heridos de bala no paran. Mis compañeros siguen saliendo en las ambulancias y nosotros seguimos respondiendo en el Rescate, pero ya no tenemos las 4 unidades en servicio y la situación por la gente en las calles, por aquellos que dicen que “sus santos” los salvarán habrá más contagios y crisis y nosotros daremos todo mientras haya capacidad y equipo porque no queremos contagiarnos y llevar el virus a casa.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta