Alan Isaí Bautista Plascencia incansable promotor de BC

Alan Isaí Bautista Plascencia
incansable promotor de BC

 

Por Janet S.

 

Comprometido con la promoción turística y gastronómica de Baja California, estado que lo vio nacer y que lo motiva a ser una de las voces que resalta no sólo sus bondades sino las oportunidades de desarrollo y crecimiento, Alan Isaí Bautista Plascencia es un orgulloso tijuanense que hoy tiene a su cargo la presidencia de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Playas de Rosarito.

“Yo nací en Tijuana y viví toda mi infancia en Puerto Nuevo, hoy perteneciente al municipio de Playas de Rosarito; vivía prácticamente en el restaurante de mis abuelos maternos, en el primer piso se atendía a los comensales y en el segundo piso era la casa, recuerdo que nuestra comida se hacía en la cocina del restaurante, y comíamos en una de las mesas, así que crecí escuchando las necesidades de los restauranteros, los pescadores y, obviamente, de los clientes”.

 

Afortunado y comprometido

Graduado en España de la Maestría en Turismo y con licenciatura en Administración de Empresas, Bautista Plascencia, se reconoce como un promotor nato de su estado, al haber estado siempre rodeado del tema por la actividad de su familia, y ve en esa experiencia una fortaleza que le permite ser parte de importantes proyectos desde los cargos que ha ocupado en su vida profesional.

“Gracias a ese tesón que tienen los padres por impulsar a sus hijos, con mucho esfuerzo me traían todos los días a una escuela en Playas de Tijuana, desde Puerto Nuevo, luego nos mudamos a Tijuana y desde entonces mi vida transcurre aquí, mis estudios de universidad y la formación de mi familia sucedieron en esta ciudad”.

Inquieto y con mucha facilidad para relacionarse social y profesionalmente, Alan, como es mejor conocido, logró su primer contrato luego de hacer sus prácticas profesionales en la Secretaría de Turismo, con Alejandro Moreno. “Él me dio mi primera oportunidad coordinando el área de capacitación de los promotores turísticos; a partir de ahí tuve otras responsabilidades ya a nivel dirección y luego presidí el Comité de Turismo de Tijuana, el famoso Cotuco”.

“Cuando uno crece en el ambiente del servicio, con el ejemplo de la familia, tiene un mayor compromiso, la gente espera mucho de ti, dicho con toda modestia, y eso, cuando eres joven, de momento no sabes cómo manejarlo, por fortuna siempre he tenido a mi alrededor personas valiosas que me han enseñado el valor de la humildad, del servicio y del respeto, así que poco a poco he logrado encontrar mis fortalezas, desarrollar mis habilidades y compartir mis experiencias con los equipos de trabajo que he tenido, pero sobretodo he aprendido a escuchar consejos, a pedir opiniones y a valorar los conocimientos y experiencias de mis jefes y de mis compañeros”.

Apegado a la cultura del esfuerzo

Con las grandes enseñanzas que le dieron sus años de adolescencia, en los que debía trabajar los fines de semana y las vacaciones escolares en el negocio familiar, a Alan el valor del trabajo y del crecimiento profesional, a base de esfuerzo, le ayuda a mantener el balance entre su trabajo, su compromiso social y su vida familiar, conformada por su esposa y dos hijos.

“Me tocó vivir esa época en la que empezaban a abrirse las oportunidades para jóvenes egresados de las universidades, y ser un ‘jefe joven’ podía ser un gran reto, tuve que aprender a generar la empatía entre colaboradores de mayor edad y, por supuesto, mucha más experiencia, esas situaciones fueron una gran escuela, y aunque hubo errores también hubo quienes siempre me mostraron su apoyo y su confianza”.

En el mundo político siempre hay grandes retos, afirma, pero igual reconoce que desde la industria privada se dan los recelos y es necesario saber manejar esas situaciones para disminuir fricciones o si es posible lograr empatía y sumar esfuerzos.

“Hoy desde Canirac en Playas de Rosarito he podido generar, gracias al enorme trabajo de equipo, un proyecto de crecimiento y fortalecimiento de la industria, la cual ha enfrentado una gran crisis por la pandemia; estamos trabajando para crecer el número de agremiados, ya rebasamos los cien, y en identificar tanto las necesidades como las oportunidades, esto sin duda es una gran experiencia”.

“Mi compromiso es aplicar valores que me permitan fortalecer esta labor que se me ha encomendado, algunos de ellos son la comunicación, la confianza, el respeto, la tenacidad y la flexibilidad, y con ello la pasión que tengo por mi estado; así trabajamos por una mejor Baja California”.

 

 

“Cuando uno crece en el ambiente del servicio, con el ejemplo de la familia, tiene un mayor compromiso, la gente espera mucho de ti, dicho con toda modestia, y eso, cuando eres joven, de momento no sabes cómo manejarlo, por fortuna siempre he tenido a mi alrededor personas valiosas que me han enseñado el valor de la humildad, del servicio y del respeto”

 

 

EN BREVE…

Nombre: Alan Isaí Bautista Plascencia

Familia: Esposa, una hija, un hijo

Actividad física: natación, ciclismo

Libro favorito: Los cuatro acuerdos, de Miguel Ruiz

Correo: rosarito@canirac.com.mx

Proyecto personal: revista digital Salad Bowl y La Casa de la Langosta Express

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta