Correr para Adelgazar

Por Arlene González

A poco no te has preguntado el ¿por qué si ya estas corriendo o estas corriendo más, te enfrentas  a esos kilitos que no se han ido?  Si estás avanzado kilómetros en tu vida como corredora, o si estas apenas empezando, te aseguro que poco a poco verás como siguiendo este deporte con constancia, lograrás bajar esos kilitos.

Haremos lo siguiente para empezar a ver menos grasa corporal. Lo primero es hacer un giro en nuestra rutina.  Si te has estancado y realizas lo mismo todos los días, ahora es momento de hacer un cambio.

Yo en lo personal estoy dispuesta a empezar a hacer modificaciones que crearán un gran cambio en mi salud.  ¿Estas lista?

Si ya eres corredora debes de cambiar un poco tu técnica de entrenamientos.  El cuerpo es sabio, y si hacemos lo mismo en ritmo, tiempo y distancia, obtendremos los mismos resultados y la báscula se mantendrá perezosa.  Hay que hacer cosas distintas. Ve a nuevos lugares, sé parte de un grupo de corredores, incluye fartleks (es una serie de ejercicios de fuerza o de subidas que implican una adaptación corporal constante).

 

Algunos TIPS que te ayudarán:

  • -De tu tiempo de entrenamiento, los últimos 5 minutos incrementa el ritmo a la velocidad.
  • Si entrenas en subidas duplicas las calorías quemadas. Una muy buena opción es trotar por 20 minutos, y luego hacer 10 minutos  de subidas de 150 metros, recuperándote en las bajadas.
  • Cambiar los ritmos para revolucionar a los kilos es una opción entretenida y altamente efectiva:  20′ Calentamiento 9′ fuerte, 8′ suave, 7′ fuerte, 6′ suave, 5′ fuerte, 4’suave, 3′ fuerte, 2′ suave, 1′ a muerte, + 10′ de recuperación.
  • Circuitos: ejercicios de saltos (rodillas altas, patadas, saltos atrás en cuclillas, saltos de tobillo) con intervalos a un ritmo cómodo. Por ejemplo hacemos un recorrido de 400 metros, paramos e iniciamos la rutina de ejercicios durante 5 minutos. Retomamos la secuencia hasta 5 veces.
  • Esta metodología  ayuda a eliminar rápidamente lactato de las fibras musculares, aumentando la permeabilidad de las membranas, y por supuesto: contribuye a adelgazar corriendo.
  • Debes de controlar tus comidas según tu entrenamiento:
  • Es importante diferenciar el tipo de ejercicio físico que realizamos para reponer unos nutrientes u otros. El ejercicio aeróbico consume glucógeno muscular. Los hidratos de carbono complejos, es decir: arroz, papas, cereales, cereales integrales, legumbres, hortalizas y algunas frutas son los más aconsejados.
  • Las actividades anaeróbicas o de fuerza, destruyen sustancias plásticas del organismo. Por ello los aminoácidos son imprescindibles así como el consumo de proteínas para reparar el tejido muscular. Los alimentos aconsejados son: carne  roja, pescados, huevos, quesos o leche.
  • Salir a hacer este deporte en ayunas con las reservas de glucógeno bajas, favorece la utilización de la grasa como fuente de energía.
  • Debes de dormir entre 7 y 8 horas diarias, y si lo logras, favorecerás la eliminación de líquidos y evitaras los cambios hormonales que hacen subir de peso.

Lo último y un consejo súper sano

  • Los alimentos de índice glucémico bajo como las legumbres y la mayoría de las verduras frescas, inducen al cuerpo a quemar grasa.

Te invito a que cambies un poco tus rutinas, y si necesitas ser parte de un grupo de apoyo,  cuenta con nosotros. ¡A correr se ha dicho!

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta