4 formas de lidiar con la depresión cuando estás harta de todo

4 formas de lidiar con la depresión cuando estás harta de todo

4 formas de lidiar con la depresión cuando estás harta de todo

Primero que nada tienes que aceptar que algo en ti no está siendo normal. Tienes que afrontar la depresión porque si tu no la controlas ella te va a terminar controlando a ti. En estos últimos meses pase de una ligera depresión al hartazgo en todos los aspectos de mi vida.

La comida simplemente ya no era un escape, los problemas se sentían más que personales y ya no sabía que hacer para sentirme mejor. Sinceramente quería gritarle a todo quien me intentaba ayudar que se fuera al diablo. Claro que nunca lo llegue a hacer. Pero sin duda estas son las 4 formas que encontré para lidiar con mi depresión cuando estaba harta de todo.

Pon las cartas sobre la mesa

La depresión puede venir de una serie de pensamientos pesimistas que vienes arrastrando desde hace mucho tiempo. Me sentía aislada y sin encontrar una solución que me llevará hacia adelante. Tal parecía que yo era la única de mis amigas que seguía como una adolescente. Sin grandes responsabilidades, viviendo con sus padres y en un empleo mediocre. Claro que cada quien se percibe como quiere, porque hablando con más personas me di cuenta de que poco veían por fuera mi vida como un completo desastre. 

1.- Activate

Si algo me ha ayudado estos meses es mantenerme activa haciendo otras cosas. Fuera del trabajo me mantengo enfocada en sacar adelante mis proyectos personales y darme ciertos gustos para relajarme. Mantener tu mente activa en otra cosa que no sean los pensamientos negativos siempre da buen resultado. Ve al gimnasio y haz ejercicio, tu cuerpo lo necesita.

2.- No te tengas lastima

lo peor que puedes hacer cuando estas deprimida es tenerte lastima. Vamos no eres un cachorro que han dejado en la calle. Te aseguro que hay muchas personas menos afortunadas que tu que no se rinden. Cuando detectaba que comenzaba a sentir lastima conmigo misma o me hacía la victima, pensaba en esos miles de personas que ni siquiera tienen una cama donde dormir. Cuando pones tus problemas en perspectiva contra los de los demás te das cuenta que estás tirándote al drama.

3.- Piensa que sí hay salida

Una de las peores cosas de la depresiones que parece que todas las puertas a tu alrededor están selladas con algún tipo de hechizo. En realidad no todo siempre está tan mal como parece. Te recomiendo que huyas de las zonas de confort, porque suelen ser tóxicas. Muchas veces el empleo donde haces el mínimo esfuerzo, es en realidad el trabajo que te chupa la energía vital. Sin retos, ni inspiración, yo llegue al punto de sentarme frente al computador por horas sin poder acabar un simple archivo.

4.- Interésate en otras cosas

Encuentra pasión en las cosas más tontas. Para mi fue convertirme en maestra de yoga. Es algo que nada tiene que ver con mi línea de trabajo. Mas sin embargo estas clases para ser maestra de yoga, eran lo que me permitía mantenerme cuerda durante la semana. Tener la capacidad de cubrir otras áreas de curiosidad en mi vida me quitaron de la mente mis constantes pensamientos negativos.

último consejo, deja de conectarte a redes sociales por un tiempo. A veces la frustración de sentirte deprimida puede empeorar cuando ves las fotos y publicaciones de gente que simula una vida perfecta. Aunque tu no lo creas muchas de esas personas cargan una cruz mucho más grande que la tuya.

cortesía: YoAmoLosZapatos.com

Comentarios

comentarios