2 recetas saludables con requesón a las que no podrás resistirte

2 recetas saludables con requesón a las que no podrás resistirte

El requesón es uno de los lácteos con menos grasa y mayor aporte proteico, lo que lo hacen muy interesante a nivel nutricional. Pero además, gracias a su consistencia y su sabor, es muy versátil y funciona en recetas variadas (y deliciosas) como las que te proponemos a continuación.

Al contrario de lo que se suele pensar, el requesón o ricotta no es un queso. Como explican desde la FEN (Fundación Español de la Nutrición), se trata de un lácteo obtenido a partir del suero de la leche. Este suero se fermenta gracias a la acción de las bacterias lácticas denominadas lactobacillus y después se calienta a 90º para que se forme una masa blanda y blanca. Actualmente, el requesón suele producirse a partir del suero de la leche de vaca, pero antes era frecuente que se elaborara con el de la leche de cabra u oveja.

Aunque procede de ella, este lácteo tiene cuatro veces más de proteína sque la leche y son de un valor biológico mayor (lactoglobulina y lactoalbúmina). Además, como te adelantábamos al inicio, su contenido graso es mucho menor que el de los quesos, unos 4g por cada 100. ¿Quieres incluirlo en tu alimentación? Te damos varias recetas para que lo disfrutes al máximo.

1. Tostadas de pan integral con requesón y aguacate

Se trata de una receta muy sencilla que puede ser perfecta como desayuno o snack a cualquier hora del día. Es una de las formas más saludables de consumir este lácteo y aunque nosotras te damos una idea inicial, puedes añadir los ingredientes que te apetezcan.

Ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan integral (trigo, espelta, centeno…)
  • Requesón
  • 1 aguacate
  • 1/2 limón
  • Sal
  • Especias al gusto

Preparación:

1. Tostar las rebanadas de pan.
2. Colocar la cantidad de requesón deseada en las dos rebanadas de pan.
3. Incorpora las especias para dar un toque de sabor.
4. Pela y corta en rodajas el aguacate y colócalas encima del requesón.
5. Exprime un chorrito de limón sobre el aguacate y añade sal al gusto.

*Puedes añadir otros toppings como el rábano, pepino, tomate o frutos secos.

2. Requesón con frutos rojos

Si buscas una receta con un toque más dulce, esta es para ti. Es muy sencilla y nutritiva, por lo que también es perfecta para desayunar, merendar o, incluso, a modo de postre.

Ingredientes:

  • Requesón
  • Frutos rojos al gusto

Ahora en verano puedes optar por los congelados y así consigues que sea más fresquito. No nos vamos a extender en la preparación porque es muy fácil y solo tendrás que colocar los ingredientes en un bol y disfrutar.

¡Ah! Y si te apetece añadir un toque más goloso aún, puedes añadir trocitos de chocolate negro de mínimo el 70% de cacao. También puedes añadir un poquito de miel para darle un poco más de dulzor, aunque nuestra recomendación es que lo evites y te acostumbres al sabor de la fruta. Así evitarás sumar azúcar añadido a tu dieta.

Además, en caso de que no tengas frutos rojos o no te apetezcan, ¡no hay problema! Este lácteo combina muy bien con otras frutas como las fresas, el melocotón o la manzana.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta