16 de noviembre día de la Gastronomía Nacional

16 de noviembre día de la Gastronomía Nacional

Conozcamos y valoremos la riqueza natural y cultural de México

 

 POR ANA LAURA MARTÍNEZ GARDOQUI

 

PORQUE

  1. México es uno de los países con mayor riqueza cultural y biológica del planeta. Todos los que habitamos este hermoso país somos privilegiados por el capital natural y cultural que poseemos. México es uno de los cinco países con mayor diversidad biológica.

La forma de nuestro territorio es justo un cuerno de la abundancia, mismo que hay que cuidar, pues en los últimos 100 años, hemos destruido muchísimo más que en los siglos anteriores.

México es uno de los 37 países donde se expresan más de 60 lenguas.  En la lengua se expresa la visión del mundo, la manera en que las personas formulan su pensamiento y sus sentimientos y cómo se relacionan con lo que son y les rodea. En el idioma reside la comunión de la vida. Es por ello que los pueblos originarios son la representación viva de la diversidad de esta tierra, son quienes han resguardado la riqueza cultural.

  1. México es uno de los territorios donde nació la agricultura, dando un giro a la historia mundial. Sobresale la domesticación del maíz -hace 8 mil años aproximadamente-; calabaza, chile, cacao, papaya, nopal, jitomate, tabaco, vainilla, maguey, aguacate, frijol, tomate, guayaba, entre otros. La continuidad del policultivo llamado milpa es una maravilla, en donde en armonía conviven el maíz, la calabaza, el chile, el frijol, y una gran variedad de quelites, verduras e insectos.

Así México dio al mundo alimentos sin los cuales otras gastronomías no se pudieran entender como la italiana sin el tomate o jitomate, la chilena sin el aguacate, la repostería y pastelería mundial sin la vainilla o el cacao, la tailandesa sin el chile, la estadounidense sin el guajolote, por ejemplo.

  1. México además no fue una colonia, fue un virreinato, y nos conquistaron los españoles que traían consigo la fusión de culturas: israelita, árabe, y llegaron a un territorio de grandes culturas en donde también se había dado mestizaje de grandes culturas: olmeca, maya, etc.

Sólo así podemos entender que, en torno a cada plato de comida, gira información sobre las tradiciones, los ecosistemas, los rituales, la estructura social y los orígenes de los pueblos, esto es lo que fascina de la diversidad de nuestra gastronomía. Esta mágica fórmula llena de las culturas que nos antecedieron son nuestro grande y complejo ADN y como mexicanos conformado por maíz, chile y frijol en todas sus versiones según la región y su particular paleta de sabores.

Esta mega diversidad biocultural, representa el capital de la nación y es más valioso que el capital financiero o de la manufactura.

Por lo que con este capital natural y cultural se han ido construyendo las cocinas tradicionales que constituyen una de las prácticas culturales más importantes que nos dan identidad.

Si supiéramos -todos los mexicanos- cuan valiosa es nuestra gastronomía la convertiríamos en un motor de desarrollo sostenible, generadora de ingresos, empleos y oportunidades de negocios. -Ojalá los gobernantes y en sí todos los mexicanos entendiéramos la importancia de valorar y preservar los conocimientos de este capital-.

  1. La Cocina Mexicana, o mejor dicho las cocinas regionales de México porque no es una cocina, es la sinergia de las cocinas de las diversas regiones de nuestro país, pasó a formar parte de la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO de acuerdo con la Resolución aprobada el 16 de noviembre del 2010 y a partir del 2016 se decretó este día como el día de la gastronomía nacional.
  2. De acuerdo con este organismo, la cocina tradicional mexicana es: “un modelo cultural completo que comprende actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias y costumbres y modos de comportamiento comunitarios ancestrales”.

Conociendo este valor histórico, social, cultural y económico, hay un deber como mexicanos de promoverla, difundirla y salvaguardarla mediante acciones concretas como es el consumo de la misma.

Es en los mercados donde se resguardan ingredientes increíbles de la gastronomía de las localidades. Visitémoslos y consumamos de los productores locales.

  1. También somos artífices de objetos utilitarios únicos para preparar y servir los alimentos: metates, molcajetes, molinillos de madera, bateas, cucharas, jícaras, peroles y cazos de cobre, cazuelas, comales, vajillas y otros objetos de barro desde las más modestas como el vidriado hasta las talaveras y mayólicas. Chiquihuites, tompiates, canastas, cestos, manteles y servilletas bordados, deshilados, braseros y botes de hojalata.

La cocina mexicana también ha inspirado a la creación musical, la danza, la pintura, la literatura, la poesía, al cine.

Por otro lado, lo que además haría que tuviéramos un sistema alimentario de calidad y la dieta del mexicano mejoraría, y con ello habría menos enfermedades, producto de una mala alimentación, como las que nos aquejan actualmente. También es un atractivo turístico, pues contamos con innumerables destinos gastronómicos, que nos están esperando.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta