† Moisés Márquez Villegas, un homenaje a su legado

Al padre, al esposo, al amigo, al periodista

† Moisés Márquez Villegas

Un homenaje a su legado

 

POR ANA PATRICIA VALAY

 

Es muy difícil escribir sobre un amigo que inesperadamente acaba de partir; alguien de quien aprendiste y conviviste, y a quien todavía en marzo viste radiante, feliz, y trabajando en lo que era su pasión: el periodismo.

Hoy queremos hacer un homenaje a su legado como periodista, pero también como ser humano.

Sus orígenes

Moisés Márquez Villegas nació en Empalme, Sonora un 15 de septiembre de 1967; le llamaron como su padre.

Con su madre Consuelo guardaba un parecido asombroso. Alguna vez, que Moi subió una foto de ella al facebook, la similitud de sus rasgos no pasaron desapercibidos.

Tenía tres hermanos, y siempre mantuvo con ellos una relación cercana. “Si algo le pasaba a cualquiera de sus hermanos, él estaba ahí para apoyarlo, eran muy unidos”, nos platicó su esposa Mirna Guadalupe, con quien viviera una historia de amor por15 años.

 

Su trayectoria

Moisés estudió para Técnico Profesional en Acuicultura, en la Facultad de Ciencias Marinas de su ciudad natal, pero los medios era lo que le atraía.

Para 1990 ya era locutor en la XEPS, trabajó después como reportero para el Periódico Regional de Empalme y regresó a la radio. Para 1992 ya era director de noticias en Radio XEBQ.

En 1994 cambió de horizontes e ingresó como reportero a “La Crónica” de Mexicali, y con el paso de los años se convirtió en editor general.

Dejó La Crónica en 2009 y ya en Tijuana, se integró como reportero al recién nacido periódico El informador de BC y a la revista Infobaja, donde nos conocimos. Al poco tiempo ya era director editorial, cargo que dejó en 2016 para ser el Director de Comunicación en la administración de Juan Manuel Gastélum. Se reintegró a Infobaja en noviembre del 2019, hasta el día de su muerte el pasado 7 de mayo.

“Su regreso le dio al periódico una nueva visión, fortaleciendo la comunicación con nuevos contenidos, sobre todo en medios digitales como redes sociales, proponiendo una nueva página web que no alcanzó a ver terminada”, nos compartió el director del semanario Infobaja, Luis Fernando Vázquez Bayod, que más que su jefe, se convirtió en su gran amigo.

“Para Moisés, Luis Fernando era su mentor, su guía, como si fuera su papá. En casa si se quería poner un ejemplo de honestidad, disciplina, etc. mencionaba a Luis Fernando, ya que el gran cariño era mutuo, y llegó a mencionar que a futuro se miraba como él”, escribió su esposa en facebook.

 

Disciplinado en el periodismo y el deporte

A Moisés le caracterizaba su sonrisa. Era cálido, dicharachero y muy trabajador; le apasionaba leer y era un amante del periodismo.

“Muchas noches cuando había algo que le apasionaba bastante, no dormía. La misma adrenalina de sacar una nota nueva lo hacía leer, escuchar audios y ver videos, para tener dominio de lo que tenía que escribir. ¡Sí era muy apasionado! Siempre estaba bien actualizado. Nosotros nos levantábamos y acostábamos escuchando noticias”, comparte su esposa.

Le encantaba el deporte, y uno de sus grandes sueños se quedó en el tintero: “Era un hombre muy disciplinado, buceaba, nadaba, corría y hacía ciclismo. Se estaba preparando para un triatlón, era su sueño”, abundó.

 

Resalta su calidad humana

Para Mirna Guadalupe Sánchez ha sido muy difícil la inesperada muerte de Moisés Márquez a consecuencia del Covid-19. En menos de un mes sufrió la pérdida de su amada madre y la de él.

Aún se le quiebra la voz al recordarlo, pero sabe que fue un gran esposo y padre, y atesora el legado que les dejó como ser humano. “Él me tenía solucionada la vida, yo no me encargaba de nada; él se encargaba de todo no porque yo no lo pudiera hacer, sino porque a él le gustaba así, que en la casa no hiciera falta nada. Era su responsabilidad sacar adelante esta casa y lo hacía muy bien. Era muy amoroso, muy responsable. Era un gran hombre Moisés, por eso es que hasta ahorita estoy pudiendo hablar, no contestaba mensajes no porque no quisiera, sino porque era muy difícil. Su pérdida va a ser un hueco que va a estar permanente, por el gran cariño y amor que nos tuvimos”, dice con la voz entrecortada.

“Mi hijo, ahora que ya no está, dice: voy a seguir el legado que dejó mi papá, me voy a anticipar a las cosas como me decía, porque ya no lo tenemos”, agrega.

Moisés y Mirna se conocieron desde jovencitos, y años después cuando se reencontraron, ya no se separaron.

Para Luis Fernando el apoyo que recibió de Moi cuando la salud de su esposa sufrió menoscabo, es algo que le agradece entrañablemente. “Cuando mi esposa se enferma gravemente por las consecuencias de la Hepatitis C, pasamos momentos muy difíciles, y siempre estuvo apoyando para que Infobaja siguiera circulando. Era una persona muy leal, muy trabajador, y siempre buscando la nota y cómo mejorar día a día”, recuerda.

Moisés, Tijuana te necesitará, harás falta. Tus amigos, compañeros y seres queridos: ¡te vamos a extrañar!

QEPD Moisés Márquez Villegas (1967-2020).

 

 

Algunos Reconocimientos

  • Obtuvo con otros reporteros de La Crónica, el Premio de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en 2002.
  • En 2000, en la categoría Cobertura Noticiosa, y en el 2002 como Editor, fue merecedor del Premio Relaciones Interamericanas “Pedro Joaquín Chamorro”.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta