Un gobierno donde la equidad de género lo fortalece

Un gobierno donde la equidad de género lo fortalece

Un gobierno donde la equidad
de género lo fortalece

Su corazón se hinchó de dicha. Los ojos se rasaron de lágrimas. Por su mente pasaron aquellas corretizas en el patio donde cursó la educación primaria, Juana Sandoval Partida delegada de Otay Centenario experimentó así la enorme dicha que da servir a la comunidad. Cuando llegó a la administración del alcalde Juan Manuel Gastélum, explicó, 4 ó 5 salones de la escuela 18 de Marzo, estaban clausurados. Con recursos del ramo 33 entregaron las aulas y ella, la mujer con 20 años en el servicio público no pudo más que refrendar con hechos el ejemplo para su hija: dar por los demás es cumplir a cabalidad en la vida.

Y entonces la directora administrativa de la Sindicatura Procuradora, Rosa Ángela Carlos Gerardo sonríe. A su mente llegó la imagen de cuando jovencita se integró al trabajo de gobierno. “uyy –suspiró-, son muchos años y lo mejor es aportar un grano de arena para tu comunidad. Eso, dijo, sin duda es la mejor recompensa para un empleado. Su rostro mantiene una eterna sonrisa. “Biby” como la llaman sus amigos ha tenido diversos cargos en gobierno del estado y ayuntamientos donde las cuentas claras, son soporte en la vida y genera prestigio.

En el XXII ayuntamiento las mujeres, muchas tras bambalinas, llevan a cabo funciones que marcan, que cambian vida o que inciden en modificar conductas como lo hace Martha Álvarez Romero en el IMCAD. La drogadicción es un grave problema con el cual hay que trabajar desde el ámbito de la salud. La invitación del alcalde para estar en su equipo me ha permitido dar mi tiempo y trabajo en el fortalecimiento de la salud comunitaria, ya que solo trabajando en equipo, podemos hacer frente a esta terrible enfermedad. Se describe como “una mujer feliz, plena y con muchas metas y logros aún por cumplir al lado de su cómplice fiel, su esposo con quien procreó 3 hijos y ahora la mueven con ilusión y esperanza de un mundo mejor sus 7 nietos.

Allá rodeada del trigo y el algodón, la chiquilla – hace muchos años-, preguntó a su padre “hay licenciadas”. No tiene claro porqué pero ella eso quería. Nativa del municipio de Mexicali, la directora de enlace en el IMPLAN, Felícitas Rangel González, a quien en el servicio público le ha dado la oportunidad de incidir en la definición de políticas públicas, de acciones y obras, para mejorar el entorno y la vida de los habitantes de la ciudad debe ser el compromiso cotidiano. Se siente realizada. Cinco hijos profesionistas y emprendedores a quienes educó siempre con la visión de honradez, claridad y saber “persistir y resistir porque los caminos no siempre son fáciles sobre todo cuando el empeño es mejorar el entorno, apostarle a la prevención; a la paridad y fortalecimiento municipal”.

Ellas las directoras, secretarias, delegadas son funcionarias públicas quienes cimientan la fortaleza de una administración que encabeza Juan Manuel Gastélum, quien en estas mujeres confía en que su preparación tiene un destino: la comunidad con un trato con calidad y calidez. Porque el servicio público con rostro de mujer es sinónimo de honestidad, sensibilidad y compromiso porque al final en cada una de ellas se concentra la tarea de que Tijuana siga siendo próspera y grande como lo es.

 

“La función pública me ha dado la satisfacción de contribuir en el buen manejo de los recursos públicos para que se puedan atender con eficiencia las necesidades de los habitantes de la ciudad. Poniendo el mayor esfuerzo y dedicación al desempeñar mis actividades laborales, deseo contribuir a que Tijuana sea una mejor ciudad”

Marisa Cruz / Egresos

 

“Una mujer en la función pública es la posibilidad de aportar a la implementación de las políticas pública a través de una perspectiva propia del género, con sus aportes culturales, psicológicos y sociológicos.  Esto fomenta la igualdad de oportunidades, así como la inclusión al considerar todas las voces e ideas”

Delia Ávila

 

“Amo esta ciudad que me recibió hace más de treinta años y se convirtió en mi hogar, aquí nacieron mis hijas. Me mueve la pasión de contribuir para que cada día el municipio sea un lugar mejor. Estoy agradecida por la oportunidad maravillosa de servir a Tijuana”

María Guadalupe Barrón

 

 

Comentarios

comentarios