TRANSPORTE ADAPTADO GRATUITO EN DIF TIJUANA

TRANSPORTE ADAPTADO GRATUITO EN DIF TIJUANA

Por Ana Patricia Valay

Innovación que hace de esta frontera una más incluyente.

Julio César González lo tenía todo. Pocos como él podían presumir de su corpulencia, de vivir como quería, y de trabajar en lo que más le gustaba: como cocinero. Nada parecía preocuparle en la vida. “Antes, me valía todo”. Pero la vida no hace distingos, y a sus 29 años, hace cinco, su vida dio un giro radical. Un accidente le dejó postrado en una silla de ruedas. “No me gusta hablar de eso, pero sí de mis logros”, me comparte sincero con una
sonrisa en el rostro, pero recuerda: “No fue fácil, pero lo acepté. Acepté mi discapacidad, y me dije: ¡adelante! mi vida sigue, y así fui superándome, pero en sí, no me podía mover nada, y poco a poco con mis terapias fui logrando lo que llevo hasta ahorita, y ¡ya mero camino si Dios quiere!”, dice más que feliz.


TRANSPORTE GRATUITO GARANTIZADO

Julio ha tenido extraordinarios avances gracias a que no falta a sus terapias en el CRIT, pero esto no hubiese sido posible, si no hubiera contado con la ayuda del “Transporte Adaptado de Dif TJ”, un programa que implementó su presidenta, la periodista, Elia Manjarrez de Astiazarán.

“El programa arrancó con esta administración. Las unidades ya estaban durante la pasada pero la Sra. Elia se propuso que se pusieran a funcionar y las echó a andar”, afirma Roberto Rodríguez encargado del Departamento de Transporte Adaptado del DIF Tijuana.

—Y, ¿EN QUÉ CONSISTE ESTE PROGRAMA DE TRANSPORTE ADAPTADO?, LE PREGUNTO A ROBERTO

— “En trasladar a personas de movilidad reducida. Más que nada que estén en silla de ruedas, en muletas, personas que tienen di cultad para ser transportadas en el transporte público. Que no tienen las facilidades”.

— “Es un servicio totalmente gratuito. Nosotros vamos por ellos a sus domicilios y los llevamos a sus terapias físicas, citas médicas, o a algún trámite que tengan que hacer ante alguna dependencia. Les facilitamos ahora sí, que un traslado para que de esa manera puedan moverse con facilidad”.

Julio vive en la colonia ‘Presidentes’, lo recogen en casa, suben su silla de ruedas al transporte, lo llevan a su terapia y lo regresan a su domicilio.

“Todos los choferes son muy amables. Tienen buena capacidad para tratar a una persona con discapacidad. Siempre andan contentos, nunca andan amargados. Ellos me ayudan con la silla de ruedas, y no piense que no estoy pesadito… “, me dice Julio, y no puedo evitar lanzar una carcajada.


UN ÁNGEL EN DIF TJ

Una de las personas enteramente involucrada en este programa es José Antonio Padilla, Jefe del departamento de discapacidad del Dif Tijuana, quien conoce en carne propia las di cultades por las que atraviesa una persona discapacitada, pues sufrió de niño la amputación de sus brazos.

“A mi me pasó un accidente a los 11 años. Yo agarré los cables de luz y me electrocuté. A mi ya no me daban tiempo de vida. Me llevaron al seguro social, y me dijeron que ya no iba a pasar de esa noche. Gracias a Dios tengo un tío que es doctor y empezó a moverse, y trajo a otros doctores para que pudieran salvarme, y dijeron que sí, pero que mis brazos ya no iban a poder salvarlos; estaban todos quemados”.

“Fue difícil asimilarlo, pero gracias a Dios estoy vivo”.

Antonio ingresó al DIF en 2014 por que la primera dama de Tijuana, Elia Manjarrez con ó en él.

“Llegué aquí sin experiencia y la Sra. Elia me dio la oportunidad, me hizo el favor de contratarme para demostrar que sí se puede, y que cuando uno quiere y tiene la mentalidad, lo puede hacer. Ingresé como auxiliar administrativo haciendo labores en la computadora, y entregando credenciales de incapacidad. De ahí me pasan al transporte adaptado”.

“Lo que hacemos significa mucho porque estas personas, están encerradas en su casa. Están decaídos. Piensan que ya no sirven y no es cierto. Con esto del transporte adaptado, nosotros estamos ayudando a muchísima gente que va a sus trabajos, que va a las escuelas, que siguen sobresaliendo, para que no sólo estén estancados en sus hogares”.


LUZ EN MEDIO DE LA OSCURIDAD

Otra de las personas que se ha visto bendecida con el Transporte Adaptado es Don Martín Meza. El perdió la vista a consecuencia de una diabetes, y gracias al servicio gratuito de traslado del DIF, puede junto a otros compañeros invidentes, ir a sus clases de braile en la Biblioteca Benito Juárez.

“Agradecidísimo y bendecido con el transporte. Nos saca de la depresión y de ansiedad, ojala qué se le dé continuidad”, opina.

Y ese es el deseo que prevalece, que un programa innovador, como este del Dif Tijuana, que está ayudando a las personas con discapacidad a sentirse útiles, sin gastar gasolina, y sin preocuparse de tener un transporte o de cómo harán su traslado, permanezca en la ciudad de Tijuana, para beneficio de la propia ciudadanía”.

TRANSPORTE ADAPTADO CONSTA DE
>> 15 unidades pequeñas
>> 3 unidades grandes adaptadas con rampas eléctricas.
>> Colaboran en el proyecto entre 18 y 20 personas.
>> Se atienden 300 personas por mes de un padrón de Mil 500 personas
>> Desde que el programa arrancó y a la fecha se han prestado 30 mil servicios.

EN EL TRANSPORTE ADAPTADO SE TRASLADA A PERSONAS CON MOVILIDAD REDUCIDA QUE PADEZCAN

>> Amputaciones
>> Discapacidad Motora
>> Discapacidad Auditiva
>> Discapacidad Visual
>> Discapacidad Intelectual

CONTACTO LÍNEA DIRECTA PARA AGENDAR 608 82 12

REQUISITOS

Acta de Nacimiento
Comprobante
Domicilio Identificación Oficial
Credencial de Discapacidad
Diagnóstico Médico
Curp

Comentarios

comentarios