TJ Oyster bar

TJ Oyster bar

El pequeño restaurante que cambió el destino de toda una familia

Por Becky Krinsky 

Alicia Diaz es la dueña de TJ Oyster Bar, uno de los restaurantes más exitosos y deliciosos en Bonita, California. Hoy en día cuenta ya con tres locales. Todos con el mismo concepto de mariscos y pescados frescos, con el increíble sabor de Baja. Platillos extraordinarios preparados con los mejores ingredientes y con la exquisita sazón de la región.

Este negocio es un verdadero ejemplo de amor, trabajo y perseverancia. El éxito que ahora disfrutan, les llegó después de muchos años de trabajo y de sobrepasar algunos retos, que la adversidad, el miedo y la decepción les trajo a la mesa.

Alica Diaz es la mujer emprendedora que con su ejemplo y persistencia logró generar el éxito de sus suculentos restaurantes de mariscos. Ella nos platica que su historia inicia con un local pequeño en bonita, un lugar tan pequeño en el que prácticamente cabe solamente una barra y cuatro mesas. Lugar que mantuvieron funcionando por muchos años. Una taquería donde sus famosos ceviches y tacos de pescado han sido muy populares hasta el día de hoy.

SALIR ADELANTE SOLA

En el año 2009, tras su divorcio y como parte del arreglo, Alicia se quedó con el pequeño restaurante, su negocio, y el único ingreso familiar que tenían. Ella y sus hijos pasaron momentos difíciles, después de todo, un divorcio no es una situación agradable para nadie.

A pesar de que Alicia sintió que el mundo se le derrumbaba, no se dejó caer, se enfocó en salir adelante. Ella se ‘puso las pilas’, y dio toda su energía a su restaurante. Su tiempo, su disciplina, responsabilidad y sobretodo su compromiso. Todo por salir adelante y demostrarles a sus hijos que ella era una mujer fuerte, emprendedora y lista para superar cualquier reto que se le pusiera enfrente.

Su hija Mónica, nos cuenta con mucho orgullo: “Para muchos, trabajar no es terapia, pero para mí mamá, es lo mejor que le puede suceder.” Nos cuenta que desde que ella recuerda, su mamá trabaja, siempre emprendiendo nuevos negocios (de todo tipo) ya que su carácter es activo y muy creativo. Pero ciertamente ella nunca imaginó que su gran el éxito seria a raíz del pequeño restaurante que tenían por tantos años.

MALAS NOTICIAS/ NUEVOS RETOS

En el 2011, Alicia y sus hijos reciben una carta con noticias muy desagradables, en la que el propietario del centro comercial donde se encontraba el pequeño restaurante, les pide que evacúen el local; su única fuente de trabajo, y su pequeña inversión.

Con la desesperación inician una búsqueda de nuevas posibilidades de locales cercanos al área, ya que ahí era donde tenían a su clientela y no la querían perder, ya que eran muchos los años trabajando y cultivando ese pequeño local.

Mónica platica que: “Curiosamente encontramos un local disponible en el centro comercial de junto al pequeño local en que teníamos la taquería. El problema y el reto más grande que se presentaba en ese momento era el tamaño de ese nuevo local. Ese lugar era 4 veces más grande del que teníamos en ese momento. El reto era inmenso. Un lugar más grande, más mesas, más personal, y nuevos problemas que no estábamos quizá preparados para sobrepasar; por supuesto que nos daba miedo el cambio”.

Aun así, Alicia, como toda una mujer emprendedora y valiente, acepta el reto y promueve el cambio. Ella arma de valor a sus hijos, y les demuestra con su ejemplo, que los miedos se vencen trabajando sin dudar. Ella les insistía en que más valía arrepentirse de lo que se hace, que lamentar lo que se dejó de hacer. Así fue como Alicia se armó de valor y firmó el contrato para el nuevo local. Poco iba a saber que ese gran paso sería el inicio de un nuevo futuro, lleno de triunfos y dulces recompensas.

Pronto comenzaron con los permisos, los diseños y los nuevos retos. El tiempo no les era suficiente. Entre temores y la presión de abrir el nuevo local, dejaron un rato de poner toda la atención en su pequeño negocio. Después de todo, afortunadamente, este funcionaba a la perfección.

En una entrevista que Alicia nos concedió tiempo atrás nos dijo que ella nunca tuvo la idea de quedarse con ambos locales. Que en el momento en que el restaurante grande funcionara, iban a cerrar el local donde todo se había iniciado.

VISIÓN DE CRECIMIENTO

Pasa el tiempo, y el arrendatario que en un momento les pide que desalojen el local, se arrepiente. Ahora tienen ya dos negocios funcionando. Mónica nos explicó que todos en la familia pensaron que no era la mejor idea tener un restaurante a un lado del otro. Después de todo eran el mismo concepto y la misma comida. Pero nuevamente, esta gran emprendedora visualizó que el tener dos locales podría ser una buena oportunidad para crecer. Ahora tendrían más opciones y mejores oportunidades para servir a todos sus clientes.

Así surge la taquería y primer restaurante de TJ Oyster bar. Un restaurante grande y con servicio completo, una experiencia más formal y familiar, y una pequeña taquería informal rápida y muy querida por la clientela. Incluso, ahora también cuentan con un tercer local, en Palomar, en Chula Vista, que ofrece la misma comida, simplemente con el tipo de “Fast Food”, pero por supuesto que con la misma deliciosa calidad y excelente servicio.

Gracias al ejemplo y dedicación de Alicia, una mujer ejemplar, una madre muy dedicada y una gran emprendedora, su familia goza de un negocio próspero, donde el ambiente familiar fortalece la vitalidad de los restaurantes, y todos juntos siguen trabajando, creciendo y multiplicando sus esfuerzos.

Lo que se puede aprender de este hermoso caso de éxito es que: Nunca es tarde para triunfar. El éxito de Alicia Díaz y de su familia llegó después de superar retos que la adversidad les presentó. Este triunfo llegó ‘forzado’, a raíz de un amargo divorcio, y después de toda una vida de lucha, trabajo, mucho sufrir y aguantar.

Todo tiene un tiempo, y hay que aprender a trabajar en conjunto con el universo. La vida nos sorprende continuamente. Cada suceso termina por convertirse en una lección de vida que alimenta el carácter y fortalece a la persona. Perseverancia, lucha, determinación, son ingredientes que si no se nutren continuamente se pierden, sobre todo cuando el camino es largo y complicado.

Mucha suerte, y que dios las bendiga para que sigan cultivando sus éxitos.

UBICACIÓN

BONITA

  • 4246 Bonita Rd, Bonita CA 91902
  • 4410 Bonita Rd Bonita CA 91902

CHULA VISTA

  • 601 E Palomar Ste B, Chula Vista CA 91911

Comentarios

comentarios