Tijuana tiene el primer Centro de Composteo Urbano

Tijuana tiene el primer Centro de Composteo Urbano

Con el objetivo de reutilizar los residuos orgánicos verdes, la Agencia de Protección al Ambiente (EPA), por sus siglas en inglés, la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (COCEF) y el Ayuntamiento de Tijuana se abrió el primer Centro de Composteo Urbano en la ciudad.

Este es el primer centro de su tipo en la frontera entre México y Estados Unidos, del lado mexicano. En su primer año y medio de funcionamiento va a producir cerca de 150 toneladas de composta que va a ser utilizada para plantar árboles y viveros a lo largo de Tijuana.

El centro fue financiado por un subsidio de $73,000 dólares del programa Frontera 2012, actualmente Frontera 2020, al organismo no gubernamental, Tijuana Calidad de Vida, A.C., creando una alianza con el Ayuntamiento de Tijuana para desarrollar composta apta para utilizarse en áreas verdes provenientes de los residuos orgánicos verdes de las podas municipales.

Un recurso adicional de $20,000 dólares bajo el nuevo Programa Frontera 2020 fue entregado simbólicamente durante el evento y va a ser utilizado para incrementar la capacidad del municipio y aumentar la conciencia pública sobre los beneficios del compostaje como un camino para el desarrollo de programas de cero residuos, utilizando menos materiales, reduciendo tóxicos y recuperando materiales utilizados, y así crear una comunidad más sustentable.

“Estamos muy entusiasmados de celebrar la apertura de este centro, un modelo para las comunidades a lo largo de Baja California que incorporará el composteo en sus prácticas cotidianas” señaló Jared Blumenfeld, administrador regional de la EPA Suroeste Pacífico.

“El centro de composteo va ayudar a proteger el medio ambiente en ambos lados de la frontera reduciendo residuos en la cuenca compartida entre San Diego y Tijuana”, pues de otra manera, los residuos se hubieran ido a rellenos sanitarios, señaló el funcionario de la EPA.

El centro se utilizará para adquirir experiencia local en las prácticas de composteo, así como un lugar de reunión para la educación ambiental con el fin de aumentar la conciencia pública sobre el uso de la composta, como una práctica para diversificar materiales orgánicos reutilizables de rellenos sanitarios.

Servirá como centro educativo

“Para la COCEF es muy importante la inauguración del primer centro de composteo en la ciudad de Tijuana. Este es un proyecto demostrativo que servirá para el mantenimiento de los parques y jardines de la ciudad con prácticas sustentables, debido al  aprovechamiento de material orgánico. De la misma forma, servirá como centro educativo para concientizar al público sobre los beneficios del compostaje, costeado con fondos del Programa Frontera 2020″, dijo María Elena Giner, Administradora General de la COCEF.

La funcionaria binacional dijo que difícil bajar recursos para este tipo de proyectos. En su opinión, hay tres ingredientes de filantropía que son muy importantes: riqueza, sabiduría y colaboración. Este proyecto en particular los tiene.

“La riqueza la aportó la EPA y el municipio aportó el terreno;  la sabiduría vino de la ciudad de San Diego que aportó los conocimientos y la tecnología. El tercer ingrediente, que es la colaboración, se dio en el sentido de que se requirió mucho trabajo de corazón, de esfuerzo, mucho reconocimiento  y muchos participantes. Esto es un buen ejemplo de cómo la ciudadanía puede aportar su granito de arena”, explicó.

En representación del presidente municipal, Carlos Bustamante Anchondo, el regidor presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Mariano San Román Flores, señaló que este centro de composteo pretende fomentar una cultura del reciclaje en la ciudad, que estará trabajando en conjunto con la Asociación Tijuana, Calidad de Vida.

“Gracias a la voluntad del alcalde Carlos Bustamante se otorgó en donación este terreno, así como diversos apoyos que han contribuido a que este proyecto fuera hoy una realidad. Para el gobierno municipal y la organización Tijuana Calidad de Vida, es una responsabilidad compartida llevar a cabo el manejo de este centro para mejorar las condiciones ambientales de la región”, señaló San Román Flores.

Carmen Romo, directora del Centro de Composteo y Tijuana Calidad de Vida, A.C., dijo que este tema de los residuos viene aportar que nuestro entorno sea más vivible. “Agradecemos a la Agencia de Protección al Ambiente de Estados Unidos su aportación financiera y técnica, a la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza toda la asesoría que nos han brindado y la oportunidad que nos ha dado el Ayuntamiento de ser colaboradores de este tema”.

“Queremos ir por una red de centros de composteo y que la ciudad de Tijuana aproveche este 40% de residuos orgánicos que estamos desperdiciando y estamos enviando al relleno sanitario. Nos estamos comprometiendo a entregar a la ciudad 150 toneladas de composta que se utilizarán en áreas verdes municipales. Sabemos que Tijuana tiene un déficit en áreas verdes y creemos que este proyecto puede aportar a mejorar la forestación de la ciudad. Queremos ir por un pensamiento de cero residuos”, manifestó la directora.

Una parte de la donación será destinada al desarrollo de un manual sobre técnicas de composteo que será distribuido a lo largo de la frontera norte, un portal de internet con información sobre la formación del abono y la impartición de talleres a empleados municipales, a la comunidad e instituciones interesadas en practicar el compostaje.

Muchas de las herramientas y recursos fueron desarrollados en colaboración con la ciudad de San Diego, por medio de alianza compartida en la frontera México-Estados Unidos. El centro de composteo Miramar Greenery de San Diego compartió con Tijuana Calidad de Vida y empleados del municipio de Tijuana sus conocimientos y experiencia con composta.

Proyectos como estos hará que tengamos una Tijuana Verde.

 

Comentarios

comentarios