Tijuana, convirtiéndose en una ciudad Vertical

Tijuana, convirtiéndose en una ciudad Vertical

ARQUITECTURA EMBLEMÁTICA

 

 Por Ana Patricia Valay

 Tijuana, que acaba de cumplir sus 128 años de vida, está entrando a la vorágine arquitectónica mundial en torno a las edificaciones verticales.

Esta tendencia que prevalece en todo el mundo, debido al crecimiento poblacional y como una manera de aprovechar los espacios, se observa muy visiblemente en países como China y Japón, y ciudades como Dubai que registran la mayor cantidad de construcciones verticales.

Desde edificios habitacionales, hasta multifamiliares, y torres empresariales, esta es la tendencia mundial para lograr un mejor uso del espacio, la que desde hace dos años, tenía ya una tendencia del 56% a nivel global, alcanzando hoy por hoy también a Tijuana.

Para el arquitecto Jorge Gracia, fundador y director de la Escuela Libre de Arquitectura, esta tendencia arquitectónica tiene una razón de ser muy sencilla: aprovechar los espacios.

“Lo que sucede es que el valor de la tierra se ha incrementado substancialmente, por lo que es necesario incrementar la densidad para que exista una mayor utilidad para el desarrollador”, comentó.

El crecimiento vertical y sus requerimientos

El arquitecto Gracia reflexionó para Mujer Actual sobre lo que en esta nueva visión y tendencia arquitectónica debe cuidarse:

“Todas las ciudades en crecimiento pasan por esta etapa. El reto es no ver sólo las utilidades económicas de los nuevos desarrollos, sino el buscar que estos nuevos proyectos le den la cara a una ciudad caminable y más amigable al transporte. Que se diseñen edificios en donde dos plantas bajas sean activas, es decir que exista un uso mixto en esos altos edificios, si no, lo único que se estará consiguiendo son los mismos “cotos” que han fracasado en las ciudades pero ahora en sentido vertical”, afirma.

Coincide también en esta visión el Presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de esta ciudad, Gerardo Tenorio Escárcega quien en entrevista a medios sobre desarrollos en la Chapultepec, se refirió a que estos proyectos verticales deben de incluir obras de infraestructura vial que cumplan con los requerimientos que le exigen a los constructores según los estudios de impacto, para que a su vez, se mejore el entorno de la nueva edificación, y se garantice calidad de vida a sus habitantes o usuarios.

El tema de la densificación es la que ha orillado a políticas públicas que buscan reorganizar a la ciudad y optimizar los espacios que antes ocupaba una sola vivienda, y hacer estos edificios habitacionales para varias familias en ese mismo lugar. Así,  la ciudad, por necesidad en gran medida, por abaratar costos, y por políticas públicas, está creciendo hacia arriba como es la tendencia mundial.

 

Preservando la Historia en TJ

Pero, ¿evolucionar arquitectónicamente significa romper totalmente con el pasado? ¿Destruir las edificaciones antiguas que evocan otra época, para dejar plasmada entonces una nueva forma de ver la arquitectura? ¡Por supuesto que no!

Aunque bastaría recordar que en el México del ayer esto ocurrió cuando los españoles edificaron encima de lo que habían construido los aztecas y otros pueblos indígenas que conquistaron, lo cierto es que eso no debería suceder, pues el pasado nos define como sociedad y como personas.

En Tijuana también ha sucedido lo anterior. Íconos de la ciudad como el Toreo de Tijuana, el Casino Aguacaliente, la Puerta México, la comandancia de la 8, simplemente desaparecieron, pero también han motivado a un ala importante de la sociedad a unirse para preservar justamente estos monumentos, y por ello, una de las paredes del antiguo Calette, busca conservarse y preservarse.

 

Sin embargo, ¿qué pasa ahora?, ¿cómo evolucionar en la fisonomía de una ciudad, sin destrozar su pasado?

 

Para el arquitecto Jorge Vélez, la gran mayoría de los comercios en Tijuana tienen una especie de tabú en el tema de las remodelaciones. “Están sumergidos en la creencia de que si se actualizan o remodelan van a perder clientela, pero en lo que no se dan cuenta es en que gradualmente la han estado perdiendo”.

Y es que aunque no se busque enterrar el pasado, tampoco se debe de vivir anclado en el. El arquitecto Vélez afirma: “Tomando el ejemplo del ‘Caesar’s’ que le apostó a la modernización, la clientela como consecuencia regresó con un mayor deseo, ver un lugar remodelado y limpio donde el ambiente es mucho más atractivo para disfrutar”.

 “Mi percepción es que no podemos únicamente hacer remodelaciones superfluas que sólo sean fachadas, sino que en cualquier estilo, la arquitectura debe concebirse de forma integral, considerando todos los aspectos urbanísticos, no sólo por ‘encimita’. A grandes rasgos, lo importante de una política urbana, es que proteja  nuestro entorno, y proyecte conciencia urbana y ecológica, además de funcionalidad y eficiencia”, afirma.

Es así que en el centro de Tijuana sobre todo, se ha buscado recientemente empatar el pasado con el futuro dejando sellos distintivos que evocan a una época de gloria del corazón de Tijuana, pero utilizando aspectos nuevos de la arquitectura que le dan una imagen renovada. Sumándole a esto, la conformación de lugares dignos para caminar y compartir con la familia o los amigos, como Plaza la Ocho, tal y como lo exigen las nuevas reglas de urbanidad”.

 

 

 

Comentarios

comentarios