Susy Galindo, previniendo con sus AMIGURUMIS

Susy Galindo, previniendo con sus AMIGURUMIS
POR ANA PATRICIA VALAY

Verdaderas obras de arte, auténticos avatars de estambre, realiza con creatividad y mucha precisión, Susy Galindo. Desde súper héroes como Capitán América o el hombre araña, bailarinas, maestras de ejercicio, tenistas, paramédicos, Doctoras, pintoras, enfermeras, corredoras, etc. Susana tiene la extraordinaria capacidad de  hacer sus propios patrones, y reproducir una foto, logrando verdaderamente cautivar a quienes representa con sus muñequitos, Amigurumis, que significa peluche tejido con técnica de crochet.

Lilia Susana Galindo Ortiz, conocida por todos como Susy Galindo, nació en la CDMX pero desde hace 38 años llegó a Tijuana con su familia, cuando a su papá que trabajaba en una institución bancaria, lo trasladaron para acá.

La ahora artista artesanal reconocida por sus extraordinarios muñecos tejidos, nos cuenta un poco de su vida, y de cómo se percató de que lo suyo era la creatividad. manifestada de diferentes maneras.

“He sido muy inquieta. Siempre me han gustado las manualidades; me desestresan creo que seguí el ejemplo de mi mamá, y ella a su vez de mi abuela”.

 

¿Y quién es Susy Galindo más allá de la artista-artesanal?

Susy está casada desde hace 27 años. “Soy mamá de 3 muchachos y estudié Administración de empresas porque me enamoré de la carrera, ya que organizar es mi fuerte, por lo que esta profesión me dio la oportunidad de trabajar muchos años. Después me dediqué a cuidar a mis hijos, participando activamente en su vida, buscando que fueran deportistas de alto rendimiento; siempre estaban en competencias, siempre viajando. Participé además en la Sociedad de Padres de Familia muchos años.

 

¿Y cómo es que le diste un giro a tu vida?

—Ahora, que mis hijos ya están grandes, tengo tiempo libre, y lo que busqué fue hacer algo nuevo, difícil, que requiriera de mucha concentración. Le pedí a una amiga, Marta, que me enseñara la técnica  del crochet, y después  encontré a los Amigurumis.

—Nunca antes vendí nada —ríe— no me “gustaba”, de hecho ahora casi todos los muñequitos son para las amigas, y para las amigas de las amigas; algunos llegan por las publicaciones,  y los vendo sí, pero disfruto más creándolos.

 

Para Susy, los Amigurumis son algo especial, “es sentir que estás haciendo a la persona; ves la foto, la observas muy detalladamente; en eso radica el éxito. Los haces por partes, así que cuando terminas y lo ves completo, te dan ganas de abrazarlo; es un bebé. Le das expresión a la cara, mueves los ojos, sientes lo que estaba haciendo la persona en la foto, y quieres proyectar ese sentimiento de orgullo, de paz,  de mil cosas que puedes ver en las fotografías que la gente envía; y lo mejor de todo es la reacción que tienen las personas cuando reciben el muñequito.

 

¿Y qué experiencia has tenido que nos puedas compartir?

— He tenido muchas experiencias en ese aspecto; gente a la que se le alegra el día. Una vez una amiga entregó las muñequitas que me había pedido, en el consultorio donde atendían a su marido, y la mamá de una chica enferma le pidió una para su hija. Tiempo después en una reunión en Cruz Roja, llegó una señora y me preguntó si yo era la que hacía los Amigurumis. Resultó ser la asistente de la doctora y  me platicó que el día que llegó la muchacha, iba muy mal anímicamente, que estaba muy decaída…. y me cuenta que al recibir la muñeca fue tal su emoción, que resistió mejor el tratamiento. Dice que la abrazó todo el tiempo, y esa siempre será la mejor recompensa.

 

Colaborando en Cruz Roja para prevención

—Hemos estado trabajando en crear unos personajes con los Amigurumis, que nos ayuden en nuestro programa de Cuida más tu Vida”. Este programa lo implementamos en las escuelas, en el kinder, haciéndoles ver a los niños lo importante que es el uso del cinturón, el uso del casco cuando van en bicicleta, o que hagan los altos cuando vayan en el carro. Todo eso ayudará a que lo que aprenden, los niños se los digan a sus papás cuando manejen.

—También me invitaron a participar creando los personajes de un cuento infantil que tiene la Procuraduría de los Derechos Humanos, para la prevención contra el abuso infantil. ¡Que gusto poder ayudar con mi granito de arena en esa labor a muchos niños!

Además de su matrimonio, sus tres hijos, Susy también es dama voluntaria de Cruz Roja, tiene un negocio que atiende, y desde hace apenas  6 meses decidió emprender en este nuevo giro de hacer muñequitos, donde platica que regularmente toda la familia participa; “unos diseñan etiquetas, otros hacen fotografías presentables o entregan los pedidos, mi marido hace las piezas de madera que llevan los muñequitos, en fin, todos estamos involucrados en este proyecto”.

“Mi sueño es tener una tienda virtual, y poder buscar y ofrecer  los mejores estambres, los mejores ganchos y patrones creados por mí; lo veo cerca, tendré que trabajar muy duro”.

 

Contacto:

Instagram: @galindosusy

Facebook: Susy Galindo

 

 

Comentarios

comentarios