Sorprende a mamá con una charola de desayuno, muy original

Sorprende a mamá con una charola de desayuno, muy original

Sorprende a mamá con una charola
de desayuno, muy original

 

POR ANA LAURA MARTÍNEZ GARDOQUI

 

Año tras año, el 10 de mayo es una fecha que seguimos y seguiremos celebrando. Fue en 1922, hace casi cien años, que Rafael Alducín, poblano, fundador del periódico Excélsior, instauró esta fecha como el día para celebrar a las mamás mexicanas, rindiéndoles  “un homenaje de amor y ternura”.

Así que llenemos de cariño a la reina del hogar, para darle las gracias por la vida, y continuemos la tradición, llenándola de olores, colores y sabores muy mexicanos, ya que no podemos imaginar esta celebración sin comida en la que se disfrute alrededor de la mesa.

Más que las delicias que  salgan de la cocina, creo que el verdadero regalo está  en que la mamá ve a la familia unida. A mí me encanta que me preparen un rico desayuno y me lo lleven a la cama.

Así que, que mejor que expresar cariño, amor y gratitud por las mamás con un desayuno a la cama, acompañado de una buena lectura.

  1. Planear es fundamental: armar un rico menú, comprar los ingredientes, diseñar la charola o la mesa, comprar el libro y la planta que complementarán el regalo; la vajilla, copas en lugar de vasos, platones etc.
  2. Dejar listo y avanzado todo aquello que se pueda desde el día anterior, incluso desde un par de días antes como podrían ser las galletas; la música es muy importante, puede prepararse también con tiempo un playlist especial para ella.

 

OMELETTE AL HORNO

  • Aceite de oliva cantidad suficiente
  • Ajo 2 dientes picados
  • Cebolla rebanada ½ pieza mediana
  • Champiñones cortados en cuartos,

previamente lavados y desinfectados       1 taza

  • Espinacas, lavadas y desinfectadas 1 taza
  • Tomillo, albahaca al gusto
  • Huevos batidos 6 piezas
  • Tomates en rebanadas 1 pieza
  • Sal y pimienta al gusto
  • Queso opcional y cúrcuma

 

Y cualquier otra verdura bienvenida

  1. Saltear en el aceite de oliva, el ajo, la cebolla, los champiñones y una vez dorados agregar las espinacas, salpimentarlas.
  2. Engrasar con aceite un refractario, poner las verduras.
  3. Batir los huevos sazonar con sal y pimienta y las hierbas aromáticas agregar el queso y la cúrcuma y verter sobre las verduras.
  4. Terminar con el tomate y hornear a 200 C por 20-25 minutos aproximadamente, hasta que la superficie esté dorada.

 

 

GALLETAS DE CHOCOLATE SIN HORNEAR

  • Mantequilla derretida ½ taza
  • Azúcar 2 tazas
  • Leche ½ taza
  • Cacao en polvo 2 cdas
  • Almendras fileteadas 150 gramos

 

  1. Poner al fuego la mantequilla, el azúcar, la leche y el cacao, y dejar hervir.
  2. Agregar las almendras y dejar enfriar un poco; colocar sobre papel encerado y refrigerar al menos una hora.

 

Y también puedes poner en la charola del desayuno un buen libro de regalo para que descanse leyendo, y una plantita para recordar que todos somos hijos de la madre tierra.

 

10 RECOMENDACIONES DE LIBROS:

  1. Paula de Isabel Allende
  2. La Casa de los espíritus, Isabel Allende
  3. El tiempo entre costuras de María Dueñas
  4. La señora Dalloway, de Virginia Woolf
  5. El baile de las luciérnagas, de Kristin Hannah
  6. Una columna de fuego, Ken Follett
  7. Breve historia de la…Mujer, de Sandra Ferrer Valero
  8. La rebelión de Atlas, de Ayn Rand
  9. Yo soy Malala, de Malala Yousafzai
  10. Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado, de Maya Angelou

 

SABÍAS QUE…

Considerada la fuerza constructora, educadora y base de la sociedad, la madre en el mundo prehispánico jugó un papel determinante, como se puede observar a través de códices y representaciones de diosas mesoamericanas, coinciden expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El presidente, Manuel Ávila Camacho colocó la primera piedra del Monumento a la Madre en la Ciudad de México, donde también una placa dice: “A la que nos amó antes de conocernos”.

10 de mayo, la celebración no oficial más importante luego de Navidad en México.

22 de abril fue proclamado  Día Internacional de la Madre Tierra; supone el reconocimiento de que la Tierra y sus ecosistemas nos proporcionan la vida y el sustento a lo largo de nuestra existencia. También supone reconocer la responsabilidad que nos corresponde, como se expone en la Declaración de Río de 1992, de promover la armonía con la naturaleza y la Tierra, a fin de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

 

Comentarios

comentarios