Sonido Lamas,  el que por décadas ha distinguido a Tijuana

 Sonido Lamas,  el que por décadas ha distinguido a Tijuana

CASOS DE ÉXITO

Por Ana Patricia Valay

 

El tiempo ha transcurrido, pero su sonido no ha podido apagarse o extinguirse, son más de cuatro décadas en las que el Sonido Lamas ha amenizado con éxito más de 8 mil 500 eventos de nuestras queridas familias de Tijuana, e incluso más allá de sus fronteras, en San Diego y hasta Guadalajara.

Hoy daremos un recorrido por la historia, de la mano de uno de sus fundadores  y hoy CEO de la compañía, Eglen Lamas, para conocer detalles de cómo esta empresa sin precedentes en Tijuana, logró innovar y posicionarse como la mejor en su género, estando audiblemente vigente hasta la fecha.

 

—¿Cómo es que surge Sonido Lamas?

—Este invento (porque antes no existía algo así), surgió por una necesidad de la sociedad, por lo que estuvimos en el momento indicado y con la persona indicada para que esto se diera.

 

—¿Y cuál fue esta necesidad?

Todo surgió cuando una chava tuvo una ocurrencia, y le dijo a un amigo de mi hermano Edgar, que tenía un equipo modular de audio en su cuarto: “llévate mis discos y el equipo de audio a mi fiesta, y te pago”. Fue nuestro primer cliente, y ahí fue cuando surgió la primer sociedad, el primer sonido de toda la historia de Tijuana, que se llamaba sonido disco.

 

—¿Cuándo fue esto?

La empresa se fundó hace 42 años. No existía ningún sonido en la ciudad de Tijuana. Fue en 1975 que se inició con este movimiento.

 

—¿Y cuál era el concepto de la empresa en aquel entonces?

El concepto era y es divertir a la gente con la música, dándole gusto, y calidad de servicio. En sus inicios llevábamos los discos de vinil que se usaban en aquel tiempo, y la industria de iluminación no existía, e inclusive en ese tiempo, había lugares para bailar pero no se llamaban disco, pues esto fue antes de la película de Saturday Night Fever y de que la música disco naciera, lo que llevó a revolucionar todo. Antes se bailaba soul music y rock clásico básicamente.

 

¿Supongo que hubo mucha creatividad, sobre todo cuando iniciaron?

—Sí, se improvisaba mucho.  Por ejemplo, recuerdo que agarramos una tabla de madera y pusimos focos de colores, y los apagamos y prendíamos pues no había controles digitales. Ese era nuestro show de luces.

 

—Y desde que llegaron lo hicieron para quedarse, ¿cierto?

—Todo se inició con mucho entusiasmo y lo disfrutábamos al máximo, Edgar, Julio y yo además de trabajar nos divertíamos, y eso le gustaba a la gente. El éxito que el Sonido fue teniendo se fue corriendo de boca en boca, y de ahí empezaron a salir eventos frecuentemente, y nosotros empezamos a comprar equipo más profesional.

—Tenía 12 años cuando me inicié con mis hermanos de DJ, y de ahí adquirí la experiencia, hasta que después de nueve años, compré las acciones de mis hermanos y registré Sonido Lamas a mi nombre.

—Además, la empresa ha logrado abrir mercado y hacer discotecas. Me he involucrado en la venta de equipo para discotecas, y también en la industria del entretenimiento, haciendo eventos especiales.

 

¿Oye Eglen, y cuál consideras que es la clave del éxito de Sonido Lamas?

—Para un negocio como este en particular, requieres tener buen conocimiento musical y feeling; me gusta atender a la gente personalmente, y además cumplir su evento de acuerdo a su total gusto, eso hace que el cliente quede muy satisfecho.

—En lo personal me apasiona mucho la música y hace varios años hasta me puse a componer canciones e hice presentaciones. Llegué a cerrar eventos como la Vendimia de LA CETTO, me presenté en la discoteca Baby Rock e incluso en el CECUT le abrí concierto a Jorge Reyes, uno de los mejores intérpretes de la música precolombina. También llegué a tener un grupo musical con otros amigos llegando a captar la atención del Buki, hasta que conocí a la que ahora es mi esposa, y dejé todo lo referente a mi carrera musical.

 

—¿Y qué visión de negocios te hizo llegar a la cúspide y mantenerte?

— Mi visión fue crecer el negocio y hacerlo diferente a los demás Sonidos que empezaron a surgir, pues la pasión por lo que hago, la calidad, la atención al cliente y el buen gusto por la música me ayudaron a lograrlo. Me siento afortunado y agradecido por los clientes. Sigo cubriendo eventos tales como quince años, fiestas juveniles, bodas, cumpleaños, conferencias, así como también fiestas de los 70s y 80s en ambas Californias.

 

—Con base a tu experiencia, ¿qué crees que debe cuidar una empresa para prosperar?  

—La calidad es lo primero, y siempre se tiene que estar innovando. En Sonido Lamas queremos siempre  tratar muy bien a nuestros clientes y tratamos de invertir en equipo nuevo de audio, video e iluminación; pues siempre hay que estar con lo más último de la tecnología.

 

—¿Qué consejo darías a quienes deseen emprender algo?

—Hacer lo que te apasiona en cualquier ramo que se ingrese; ese es para empezar, el éxito de todo negocio. Si te gusta lo que haces puedes llegar a niveles muy altos.

 

—Para concluir, ¿qué anécdota nos puedes compartir del negocio, que te haya parecido fuera de lo común?

—Pues un día cubrí un evento en el que no llegó la novia a la fiesta, porque decidió no casarse, pero ni creas que se suspendió el brindis. No, para nada. Se festejó sin la novia, y la familia del novio aprovechó el salón para hacer la fiesta de que: NO hubo BODA, jaja, ¿qué tal?

 

 

Eglen Lamas

Teléfono:

664-4082986

Email:

Sonidolamas@gmail.com

Facebook:

sonido.lamas

 

Comentarios

comentarios