“Sin ti no puedo vivir”

“Sin ti no puedo vivir”

Adicción a Redes Sociales

A nadie se le atrapa si no es en la trampa de aquello a lo que está aficionado.

Zhuangzi 

 

Por Graciela Jiménez Trejo

Muchas de las veces cuando llegamos a pensar en una adicción, nos enfocamos en sustancias prohibidas o ilícitas que ocasionan efectos nocivos hacia nuestra salud,  por ejemplo la adicción al cristal, cocaína, alcohol, tabaco, entre otras. Sin embargo no nos imaginamos que la adicción o las conductas adictivas pueden darse en otros aspectos de nuestra vida diaria.

 

¿Qué es una adicción?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), adicción es una enfermedad física y psicoemocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación.

Con esta definición entonces podemos entender que una adicción no sólo se da con las sustancias nocivas hacia nuestro cuerpo, sino también podemos ver adicciones en relaciones personales como una codependencia o en actividades como el uso de la redes sociales, a “toda hora y en todo momento”. Lo cierto es que a éstas últimas no las consideramos tanto como una adicción sino como una moda o una necesidad producto de la modernidad o de la nueva demanda de interacción social.

 

Pero, ¿será realmente cierto que le podamos denominar adicción al uso excesivo de redes sociales?

Si somos muy categóricos y nos basamos en la definición dada por la OMS, claro que el uso exagerado de estas, donde compartimos o ‘se postea’ cada movimiento de nuestro vida diaria: lo que comemos, lo que estamos leyendo, las selfies, dónde vacacionamos, etc. Esto  pudiera ser catalogado como una adicción o en algunos casos muy particulares como una compulsión.

 

Los síntomas de una adicción son:

  1. Fuerte deseo o necesidad de consumir una sustancia.
  2. Dificultades para controlar dicho consumo.
  3. Síndrome de abstinencia al interrumpir o disminuir el consumo.
  4. Abandono progresivo de intereses ajenos al consumo de la sustancia. (Pasar cada vez más tiempo realizando la conducta adictiva).
  5. Persistencia en el uso de la sustancia a pesar de percibir de forma clara sus efectos perjudiciales.

 

Entonces, viendo los síntomas de la adicción a una sustancia, los podemos relacionar con el uso excesivo del facebook (sobre todo), pero también de Twitter e Instagram (y demás redes sociales).

Una persona con adicción a redes sociales tiene una necesidad o deseo incrementado o imperioso de estarlas revisandolas a cada segundo. Son personas que cursan con gran desesperación o ansiedad, si por ejemplo están en una junta y no pueden revisarlas, o si se les olvidó su teléfono en casa y no tienen computadora cerca, porque: no sabrán qué está pasando en el mundo de sus contactos. Difícilmente dejarán de estar activos en las redes jamás, es decir: las usan  al momento de comer, en el trabajo no se diga, avisan con foto y todo hasta cuando se van a  dormir, y su timeline es lo primero que revisan al levantarse.

 

Justificaciones o Pretextos

Cada vez más, las personas adictas a redes, justifican su uso exagerado debido a que le  encontraron más aplicaciones para su vida cotidiana, trabajo, o escuela. También algunos pueden llegar a mencionar que es el medio idóneo para mantener relaciones interpersonales con personas que se encuentran viviendo en otras ciudades o países, y mencionan además, que usarlas se ha convertido en una herramienta indispensable para su trabajo, por lo que no pueden prescindir de éstas.

¿Pero realmente el uso del facebook, snapshot, twitter, instagram, periscope, tinder, etc, es imprescindible hoy en día? ¿En verdad la gente que ya tiene una adicción, está viviendo su propia vida o la está viviendo sólo virtualmente y en apariencia, formando ante los demás una imagen distorsionada y favorecedora de sí misma(o)?

Lo cierto es que el uso adictivo de las redes no escapa de la visión de otras personas. Debido a que lo que se escribe es publico, o al menos para el universo de gente que son nuestros “amigos” o “seguidores”, esto en verdad termina siendo más que evidente.

 

Ejemplo de hasta que grado las redes son adictivas

Se encontraban 4 personas en una mesa de un restaurante, asumo que eran familia (mamá y tres hijos) aunque no puedo estar segura. Desde que llegaron, tomaron sus asientos y de inmediato empezaron a interactuar, pero no entre ellos sino con sus contactos a través de las redes.

Algunos ya venían interactuando con sus amigos virtuales o dándole like a sus fotos, desde que llegaron y justo en el  momento de sentarse. Cuando los presentes platicaban en la mesa, no hacían contacto visual, pues  sus ojos estaban dirigidos a otra cosa. Reían y  parecía que la estaban pasando bien, pero tardaron en elegir sus platillos porque estaban desconectados con su entorno.

Por momentos, tomaban fotos de sus alimentos, y platicaban por chat.

Les comparto esta experiencia, porque muchas de las veces no nos percatamos que estábamos a un lado de personas valiosas (familia o amigos) por darle más importancia a nuestros seguidores o amigos virtuales, justificando el hecho.

Pero sin duda, se trata de una adicción moderna, aunque sólo sea denominada una adicción del comportamiento, y depende de cada uno de nosotros si queremos continuar o no con su presencia y graves efectos en nuestras vidas como: la ansiedad, deseperación y obsesión, por decir lo menos.

 *La Dra. Graciela Jiménez Trejo es Médico Psiquiatra del Hospital de Salud Mental de Tijuana y del Hospital Santa Catalina de Tecate

 

 

 

 

Comentarios

comentarios