Silvia Fernanda de Medina, disciplina y carácter en la danza

Silvia Fernanda de Medina, disciplina y carácter en la danza

Por Brenda Colón

Fotografia Brianna Ballesteros

Maquillaje Lizett Prado

Las zapatillas de danza de Silvia Fernanda Ochoa de Medina han dado pasos firmes dentro de la escena cultural de Tijuana al compartir el amor hacia la danza con su madre, preparar de excelentes bailarinas y crear coreografías ganadoras en varios eventos como el Carnaval Antifaz que año con año celebra la Fundación Luz.

Mujer Actual charló con esta gran mujer para conocer su historia y compartir un mensaje de inspiración : todo se puede en esta vida.

¿Quién es Silvia Fernanda Ochoa de Medina?

Soy Madre, Esposa, Bailarina y Maestra. Mi posición laboral es Directora Artística de “Colegio de Danza Sylvia”, escuela que fundó mi mamá, la maestra Sylvia Martínez en 1981 . Desde pequeña me gustó la danza y con el paso del tiempo se convirtió en mi mayor pasión, es algo que ha moldeado mi personalidad y que disfruto en mi vida diaria.

Me entreno en Ballet, Jazz, Tap, Hip Hop, Flamenco y Danza Contemporánea, es por esto que me considero una bailarina versátil. En mi trayectoria dancística he tenido la dicha de trabajar y aprender de profesionales reconocidos internacionalmente. Esto me ha inspirado a ser una bailarina perseverante y una coreógrafa auténtica.

¿Qué te hizo dedicarte a la danza?

Mi madre se dedicó a la danza toda su vida, y yo siempre lo vi como parte de mi crecimiento. Pasaba mis tardes en la academia y no tenía nada más por hacer que bailar. Algo que distingue a nuestra escuela es la capacitación constante, tenía 8 años cuando asistí al primer curso en Estados Unidos y era un grupo de más de 200 alumnos, me seleccionaron para una beca, algo que sorprendió a mi madre e incluso a mi misma. De ahí en adelante continué preparándome, asistiendo a cursos y tomando clases en la academia. Entendí que además de que la danza me apasionaba, tenía facilidad para ejecutarla, entonces me comprometí a entrenar y prepararme. Todo esto acompañado por el interés de compartir mi amor por la danza en mi carrera como maestra.

La danza te prepara para tu vida profesional. Mis alumnas normalmente optan por carreras desafiantes como medicina, odontología, entre otras. Es algo que me enorgullece porque al entrenar como bailarinas ellas adquieren seguridad y disciplina, virtudes que se quedan para toda la vida.

¿Cuáles han sido los retos más difíciles de afrontar?

El mayor reto ha sido combinar mi pasión con mi vida familiar. Vivo con mi esposo y mis tres hijos, somos una familia muy unida y estoy muy orgullosa de la relación que tenemos. Cuando recién me casé mi esposo me pedía que me dedicara por completo a nuestra familia, pero con el tiempo él entendió lo que significaba la danza en mi vida y hoy en día es mi apoyo más grande.

En cuanto a la academia, nunca me he topado con una circunstancia difícil porque es un ambiente muy sano, donde las alumnas vienen a aprender y a practicar a base de disciplina. A veces es difícil lograr que la alumna sepa transmitir el sentimiento que la coreografía requiere pues aparte de técnica la danza exige pasión.

Esta escuela siempre ha sido catalogada por ser un lugar donde se enseña con técnica, tanto el ballet como el jazz y cualquier otra disciplina, entonces a veces es difícil hacerle entender a las niñas y jóvenes que es un proceso largo y demandante.

Algunas de las alumnas que han egresado de nuestra escuela enseñan en otras academias de la ciudad, es algo que nos alaga porque indica que las hemos preparado bien.

¿Cómo ha sido la experiencia de ganar la mejor coreografía en el Carnaval Antifaz de Fundación Luz por varios años consecutivos?

Este será mi cuarto año participando en el Carnaval de Tijuana. Yo empecé en Ensenada con una tía que se lanzó de embajadora y me invitó como coreógrafa. Nunca había trabajado con coreografías así y me gustó, ganamos primer lugar y al año siguiente el carnaval se celebró en Tijuana por primera vez, me volvieron a invitar como coreógrafa y mi embajadora fue coronada. El siguiente año participó de embajadora una de mis mejores amigas, me pidió ser su coreógrafa y nuevamente ganamos el primer lugar. Yo me sentí feliz por ellas, pero ahí fue donde me conocieron más como coreógrafa personas que no se dedican a la danza. Me encanta crear, sobre todo que la gente se quede con algo de lo que yo quería expresar.

Me siento halagada de que me inviten a formar parte de algo tan bonito como la causa que procura la Fundación Luz, es algo que me hace crecer más como persona y como profesional.

¿Cuáles son tus proyectos para el 2015?

El primer proyecto por cumplir es acompañar a mi embajadora en su experiencia como candidata en el Carnaval de este año. Me siento muy emocionada y espero que obtengamos el resultado por el que nos hemos esforzado tanto. Más tarde en el año tendremos nuestro recital anual como Colegio de Danza Sylvia, como maestra trabajo por lograr que las alumnas mejoren en cuestión de técnica, como intérpretes y que sus padres noten el crecimiento.

¿A quién admiras?

Admiro mucho a mi madre tanto como mujer, como mamá. Ella siempre me enseñó que cuando quieres algo, cuando te gusta lo que haces, no debe de haber nada que te impida hacerlo. Viví con ella su realización como bailarina, como mujer y como maestra, me ha enseñado que todo se puede en la vida, siempre le voy a agradecer que me heredó lo que más me gusta hacer, el arte de la danza. No tuve hermanos y supo ser la compañera perfecta para mí, mi mejor amiga.

¿Algún mensaje para nuestros lectores?

Soy una mujer tijuanense, nací en la ciudad, la he visto crecer y la amo. El hecho de poder dejarle algo sobre todo a la juventud, a la niñez, en el área artística me realiza como mujer y espero que esto continúe para que Tijuana se distinga como una ciudad de cultura. Tenemos mucho talento, me enorgullece ser parte de este esfuerzo por transmitir el arte y dejarles algo de mí.

SUS LOGROS :

Como Bailarina

1985 y 1987- Beca en “Dupree Dance Convention”

1990 – Beca de oro en “LA Dance Force” para entrenar con maestros reconocidos en Los Ángeles, CA

1993 – Reconocimiento de “Best Jazz Dancer” en Southwestern College

2011 y 2013- Invitación para participar como asistente coreográfica en la compañía de danza sinaloense “Arte Espacio”.

2014 – Participación como bailarina invitada en el homenaje del maestro Enrique Patrón presentando la “Zarzuela”.

 

Como Coreógrafa

1997 a 1999 – 5 primeros lugares en el concurso Danzarte Coreografías y dos premios “Lo Mejor de lo Mejor”.

2000 – Participación especial para el homenaje al bailarín Ricardo Peralta con la coreografía “It’s all comming back to me now”.

2011 – Participación especial en “Jazz Fest” para concluir el evento.

2011 – Invitada como asistente coreográfica del Carnaval Cigüeñas en Ensenada, Baja California. Ganadoras del primer lugar.

2012 – Segundo lugar y premio de “Mejor Coreografía” en la competencia CIAD.

2012- Primer lugar en Carnaval Antifaz Tijuana con la Candidata Ita Hirales

2013 – Participación especial para el cierre de la competencia CIAD 2013 como mejor grupo en la disciplina de Tap.

2013- Primer lugar en Carnaval Antifaz Tijuana con la Candidata Kathya Cerda.

2014- Invitada como coreógrafa del Grupo Organizador “Colibrís” en el carnaval Antifaz.

Comentarios

comentarios