SILVESTRE MIRANDA

SILVESTRE MIRANDA

La realidad vista, bajo la óptica de un artista

 

POR ANA PATRICIA VALAY

No todo lo que brilla es oro, ni todo lo que vemos es lo que es, porque todo depende del cristal con que se mira… ¿cuántas veces hemos escuchado esto y cuántas veces nos hemos topado con que: la envoltura está muy hermosa, pero por dentro aquello deja mucho que desear, o la fruta se muestra apetitosa por fuera, mientras por dentro está podrida?

Esto de la realidad distorsionada es algo que apasionó al artista visual y maestro tijuanense Silvestre Miranda quien se apasionó por reflejar en sus pinturas esta dicotomía, esta bipolaridad, estas dos caras de la moneda de objetos, lugares, personas. “A lo mejor es inconciente…. me he puesto a analizar esa dualidad, lo que vemos y percibimos, y lo que realimente es. Lo cierto es que todo lo vemos de acuerdo a nuestra perspectiva y no todo es lo que aparenta ser. Lo empecé a ver inconcientemente, y cuando estoy creando, siempre buscó una manera de innovar en reflejar esto”, afirma.

 

Pero, ¿cómo inició su caminar por el arte?

Silvestre cuenta que fue en la secundaria, en el taller de artes visuales, cuando lo artístico acaparó su atención.

“Ahí aprendí la básica del dibujo natural, y también un poquito de pintura acrílica:

Estudiaba en el Instituto México, sección Miramar.  A partir de ahí no dejé de pintar aunque era un hobby. Pasaron los años hasta que entré a la Universidad, a la

IBERO, a estudiar la carrera de diseño gráfico, y es que todo el aprendizaje era manual, pues hacías ejercicios con tinta, con estilógrafo”.

Sus cuadros empezaron a ‘fluir’ mucho más asiduamente del pincel del artista, y durante la carrera ya era más pintura al óleo la que hacía, y utilizaba también el acrílico, aunque se inclinaba más por el óleo, “más que nada por la parte técnica, pues tarda más en secar y me gusta trabajar así”.

 

Del realismo a lo abstracto

“Pintaba mucho realismo, y era como una meta lograrlo reproducir; casi todo lo que hago es con referencia, y la meta que en aquel entonces tenía, era captar la esencia de ese realismo. Posteriormente experimenté deformando la imagen y siendo más abstracto.  Empecé con esa combinación de lo real que se convierte en abstracto, en esa distorsión de la realidad, y mi inspiración fueron los espejos de agua”.

“Cuando tu ves un reflejo en el agua es la realidad distorsionada”

 

Es decir, ¿es cómo si movieras el agua y reprodujeras la distorsión?, le pregunto.

—Sí, aunque lo que hago es buscar la parte híper realista de esos espejos. Estudio cómo se ven, y trato de reproducir lo que veo, y ya juego un poco más con que ese espejo, con lo que te muestra como lo real, y ya no reproduzco lo que veo, sino que le agrego formas y un movimiento más estudiado”.

 

Su pintor inspiración

“Un muy buen ejemplo de esto que te digo, es como lo que hacía Van Gogh que jugaba que con la gama de colores. Su pincelada no era plana, tenía ciertas direcciones, ciertas figuras, y me inspiro mucho en él, pero con un poco más de fluidez, pues yo inicio con una imagen, y la trabajo, y ya después empiezo a jugar con la distorsión, agregándole otros colores que no tienen nada que ver”.

 

Pixeleando

“Antes de hacer esta distorsión de la realidad con espejos de agua, hacía distorsión por medio del pixel. Cuando amplias el pixel distorsionas la imagen, y eso me gustaba mucho hacer; jugar con los rostros, jugar con la realidad. Jugar con lo que nosotros somos y queremos transmitir, con la imagen del cómo nos perciben los demás”.

Y bueno, para no clavarme en lo que era pixel, empecé poco a poco a combinar la parte orgánica con el pixel, y me fui saliendo del pixel hasta llegar a lo que los espejos de agua”.

 

¿Y con qué técnica te ves explorando próximamente?

—Pienso retomar lo del Pixel. Esa es mi idea, volver a retomarlo aunque no al cien por ciento, para integrar elementos, combinándolo con lo orgánico.

 

Pinceladas de Color Intenso

Todo lo que he pintado ha sido muy brillante. Me gusta usar una amplia gama de color, y por ejemplo cuando hago figura humana no me quedo en el color de la piel, sino que exagero  con los naranjas o violetas. De hecho ha llegado el momento de pensar en irme a la monocromía, sin perder la esencia de este movimiento, porque los colores vivos te dan ese mensaje, alegre de positivismo.

 

—Y ¿qué mensaje quieres transmitir en tu obra?

—Nunca he pintado cosas negativas. Siento que debes verle el lado positivo a las cosas. Aunque haya violencia e inseguridad, en mi opinión hay que buscar reflejar la parte positiva, para olvidarnos de esa parte negativa, porque lo negativo atrae lo negativo, y por ello pienso que se tiene que transmitir un mensaje positivo.

 

—¿Y qué consideras que te ha dejado el arte?

—El arte me ha dejado paz, pues puedo pasar horas pintando, y eso me ha llevado a salirme un poco de mí para intentar transmitirlo y enseñarlo.

Silvestre Miranda ha expuesto en diversos recintos artísticos y culturales como en las Casas de la Cultura, el IMAC, Entijuanarte, Festiarte, etc., pero también perpetua su talento y creatividad, al sembrar la semilla de la enseñanza en sus alumnos a quienes les imparte arte en ambas casas de la cultura de Tijuana.

 

“Es importante que el arte se imparta en las escuelas, con los niños sobre todo, porque es una herramienta que les va a servir para ser creativos, y a su cerebro le ayudará a resolver problemas con más facilidad”

 

Contacto:

Silvestre Miranda Artista Plástico

Facebook: Silvestre.Miranda

 

 

 

 

Comentarios

comentarios