Señales de alerta para prevenir un infarto

Señales de alerta para prevenir un infarto

Por Yan González

(Parte 1)

En la actualidad, la enmienda más importante que tienen las mujeres al frente de un hogar consiste en la implementación de una alimentación saludable y balanceada para prevenir problemas de sobrepeso u obesidad, hipertensión arterial, dislipidemia (colesterol y triglicéridos elevados) y diabetes mellitus, sin saber que también están contribuyendo a la prevención de infartos en sus seres queridos.

Para saber más sobre este tema, Mujer Actual platicó con el cardiólogo Alejandro Leos García, quien en entrevista nos dijo que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de enfermedad y muerte en México.

“Sin ser muy dramático, te podría decir que una persona fallece cada 30 segundos por enfermedades cardiovasculares, en este país y en todo el mundo”, señaló.

Se le denomina ‘infarto’ a la necrosis o muerte de un órgano o parte de él, entre éstos se encuentra el corazón, cerebro y riñón; esto ocurre debido a la falta de riego sanguíneo y a la obstrucción de la arteria que lleva y alimenta con nutrientes y oxígeno, ocasionando la hinchazón del órgano, comentó.

Dijo que la razón principal que origina un infarto se debe a la obstrucción de los vasos sanguíneos o arterias coronarias, las cuales se encargan de nutrir al corazón; se tapan debido a que a través del tiempo se van acumulando moléculas de grasa (colesterol), lo cual hace que los vasos se inflamen, endurezcan y se obstruyan progresivamente, generando una especie de callo o tapón (placa de ateroma o aterosclerosis) en la arteria, y como consecuencia, la falta de circulación.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que presenta la población para tener un infarto son muy diversos, en algunos casos no pueden modificarse; por ejemplo, los factores genéticos o por herencia (familiares en primer grado que tuvieron infartos), la edad (hombres 55 y mujeres 65 años), condición de género (mayor predisposición en hombres que en mujeres, aunque se iguala en la menopausia).

Los factores de riesgo que sí se pueden modificar son por tabaquismo, hipertensión arterial, dislipidemia (colesterol y triglicéridos elevados), diabetes mellitus, sobrepeso u obesidad y la vida sedentaria, puntualizó.

“Se ha visto estadísticamente que el varón se encuentra menos protegido que la mujer contra la enfermedad vascular; en la mujer el factor de protección es el estrógeno, mismo que se pierde en la menopausia, por lo que en esa edad se incrementa el riesgo, igualándose e, incluso, superando el riesgo del varón”, aseguró.

Dijo que la mujer una vez que deja de tener función ovárica y entra en la menopausia, sufre una alteración en el organismo, es decir, se eleva la presión arterial, sube el patrón de lípidos en la sangre, incrementa la aterosclerosis por la pérdida hormonal, tiende a presentar cansancio, incrementa el riesgo de intolerancia a carbohidratos y de diabetes mellitus, aun cuando no hay una relación clara, presenta un incremento de peso y masa corporal preponderadamente en cintura y cadera, aumentando el riesgo cardiovascular.

Identifica los síntomas y prevén un infarto

● Dolor de pecho

● Dolor de un brazo o ambos

● Dolor de mandíbula

● Dolor de abdomen

● Sudoración profusa

● Falta de respiración, fatiga o cansancio

● Náuseas o vómito

● Palpitaciones

● Ansiedad (sensación de muerte inminente)

● Palidez en la piel

Comentarios

comentarios