Señales de alerta para prevenir un infarto

Señales de alerta para prevenir un infarto

(Parte 2) (Lee la primer parte aquí)

Identifica los síntomas

El síntoma más común que presenta una persona que está a punto de presentar un infarto, es el dolor de pecho también conocido como angina de pecho; este es el síntoma principal o el más importante de identificar, porque está relacionado con el infarto; la secuencia sería angina de pecho en esfuerzo, luego en reposo y finalmente el infarto agudo de miocardio, afirmó el Dr. Leos.

“La angina de pecho es el síntoma que deberá alertar al paciente que ésta en riesgo inminente de sufrir un infarto; desafortunadamente no todos pacientes tiene síntomas típicos, por mencionar un ejemplo, los diabéticos frecuentemente pueden tener síntomas atípicos o equivalentes, como dolor abdominal, desmayos o desvanecimientos o simplemente no tener ningún síntoma”, comentó.

Otros de los síntomas típicos que se pueden identificar son dolor de pecho asociado o no, a ambos brazos y mandíbula, sudoración profusa, falta de respiración, fatiga o cansancio, náusea o vómito, palpitaciones, ansiedad, palidez en la piel, y en algunas personas se puede presentar dolor de abdomen (síntoma atípico).

“Las secuelas que subsiguen a un infarto pueden ser múltiples y en distintos grados de gravedad, que pueden ir desde trastornos afectivos como la depresión mayor, hasta consecuencias serias como arritmias, insuficiencia cardiaca con gran limitación a la calidad de vida, así como grandes pérdidas económicas por tratamientos médicos y ausentismo laboral e incluso la muerte”, aseguró.

La prevención, tu salvación

Sin duda, no existe mejor arma contra el infarto agudo de miocardio que la prevención, y ésta debe convertirse en un hábito, en una forma de vida. Es muy importante que después de los 40 años acudas anualmente o por lo menos cada dos años con un cardiólogo para que te haga una revisión y verifique que todo está en orden, si padeces una enfermedad cardiaca es importante que acudas de 3 a 4 veces por año.

Los estudios que debes realizarte dependerán del orden que indique el cardiólogo, pero por lo regular constan en electrocardiogramas, pruebas de esfuerzo por banda o caminadora, ecocardiograma (ultrasonido del corazón), monitoreo ambulatorio de la presión arterial (MAPA), y un monitor de arritmias (holter 24 hrs), subrayó el dr. Leos.

Y por último, lo más importante, cuida tu vida y ama tu cuerpo, evitando el cigarro, alimentándote con dietas balanceadas, sustituyendo el sedentarismo por actividades físicas de 30 minutos por día, 5 días por semana, y acude con un especialista anualmente, seguro tu corazón te lo agradecerá.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios