Se requieren personas optimistas

Se requieren personas optimistas

EL MUNDO NECESITA VALORES

  

POR ALEJANDRINA SEAMAN

 

Estamos entrando a un nuevo año lleno de retos, y también con incertidumbres sobre los que nos deparará el destino, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Las noticias están repletas de discursos negativos en cuanto a aspectos económicos y políticos. Como cada año, los precios de los productos suben y, en muchos casos, los sueldos son estáticos, afectando así la economía de muchos hogares.

Sin embargo, ante esta realidad, debemos siempre mantener una actitud optimista. No debemos dejar que las malas noticias afecten nuestro estado de ánimo, ni mucho menos que sean la razón por la cual tomemos decisiones importantes.

Los seres humanos estamos capacitados para hacer frente a cualquier circunstancia, además de que fuimos dotados con talentos que podemos utilizar para crecer en todos los aspectos.

 

OPTIMISMO ANTE LAS CRISIS

Las noticias pueden no ser confortantes. Los diversos problemas mundiales que aquejan a nuestro planeta son más que suficientes para sentirnos frustrados y desanimados. La falta de empleo, la contaminación, los cambios en el gobierno y un sin fin de temas que están presentes, mantienen a la gente en estado de incertidumbre y con temor de lo que pueda venir.

Como mencioné anteriormente, lo que sí es seguro es que el nuevo año traerá a cuestas una serie de fenómenos económicos (como siempre): el aumento de la gasolina, y con ello el de los productos de la canasta básica. Cada enero es la misma historia y, sin embargo, aquí seguimos. Como gente trabajadora y luchona hemos sabido salir adelante ante ello.

 

NO TE DESANIMES, PIENSA EN SOLUCIONES

Ser positivos ante todo quizá suene fácil y no lo es; pero no podemos dejar de serlo. Una persona positiva no se deprime fijando su mirada en los problemas, una persona positiva los ve, los analiza y piensa en cómo podría solucionarlos.

Una persona positiva no ve el mundo color de rosa, pero sí tiene una perspectiva distinta: se enfoca en lo que puede hacer y no en lo que no puede hacer.

Iniciar el año con positivismo es fundamental para poder aprovechar cada día del 2018. Y gane quien gane la presidencia este año en nuestro país, nosotros debemos seguir siendo personas honestas, trabajadoras y con convicción, porque eso es lo único que hará que nuestro país cambie.

Ser positivos no es negar la realidad, es transformarla.

¡Feliz año nuevo a todos nuestros lectores!

 

* La autora es Maestra en Educación

 

Comentarios

comentarios